VIETNAM

Desde los campos de arroz de las montañas del norte hasta el espectacular Delta del Mekong

EGIPTO

El fabuloso mundo de los Faraones

ARGENTINA

Naturaleza en estado puro

PERÚ

El secreto de los Incas

NORUEGA

El país de los fiordos

JAPÓN

Tecnología vs Tradición

ESTADOS UNIDOS

American dream

INDIA

El país de los contrastes

FRANCIA

Edad Media en el siglo XXI

COSTA RICA

Naturaleza bajo los volcanes

TAILANDIA

El Reino de Siam

MÉXICO

Mayas, mariachis y tequilas

IRLANDA

La Isla Esmeralda

domingo, agosto 31, 2008

Valle Sagrado : Ollantaytambo

PERÚ: Un sueño hecho realidad

Como era de esperar ya nos habíamos acostumbrado a la buena vida y nos negamos rotundamente a ir hasta Ollantaytambo en un bus embutidos como latas de sardinas así que después de hacer unas cuantas gestiones en Cuzco, despedirnos de la dueña del hostal hasta la vuelta...pillamos un taxi, no todos los taxistas están dispuestos a ir hasta allí, algunos te piden el oro y el moro, otros te cuentan su vida y después se van...pero de las experiencias se aprende y al final conseguimos engañar a un taxista para que nos llevara, el precio que pagamos fue de 70 Soles los cuatro y el viaje duró como una hora y media, el taxista nos metió por un camino de "cabras" pero el paisaje era impresionante, NATURALEZA EN ESTADO PURO!!!!!
 


Camino de Cusco a Ollantaytambo


Llegamos a Ollantaytambo sobre las 11 o así y empezamos a buscar algo para dormir ya que no teníamos nada reservado, el primer intento fue en un hotel de mega-pijos (bueno era de 3 estrellas pero para nosotros eso ya era mucho lujo), nos pidieron un montón de dinero así que desistimos, segundo y último intento, en el hotel que habíamos cotilleado por internet pero que no tenían plazas, al llegar allí por suerte se les habían quedado 2 habitaciones libres, el hotel estaba genial e incluía el desayuno con tortitas y todo, GENIAL!!!!!

HOTEL MUNAI TIKA:
Avda. Del Ferrocarril, 118
www.munaytika.com
Precio: 85 Soles habitación doble con desayuno incluido.


Hotel Munai Tika

Hotel Munai Tika



Como tenían que acondicionar la habitación (según la de recepción) y teníamos mucho hambre decidimos hacer el horario peruano y comer sobre las 12 así que justo enfrente del hotel había un restaurante llamado Orishas donde nos acoplamos con todas las mochilas, bolsos, bolsas y demás y comimos tranquilamente. El restaurante no es nada del otro mundo, lo encontré un poco carillo y con muy poca variedad. Después de comer fuimos a dejar todos los trastos en las habitaciones y nos dirigimos hacia las ruinas.


Ruinas de Ollantaytambo

Ruinas de Ollantaytambo

Ruinas de Ollantaytambo

Ruinas de Ollantaytambo

Ruinas de Ollantaytambo

Ruinas de Ollantaytambo

Ruinas de Ollantaytambo

Ruinas de Ollantaytambo

Ruinas de Ollantaytambo

Ruinas de Ollantaytambo

Niños jugando en las ruinas de Ollantaytambo


Justo a la entrada inevitablemente tienes que pasar por un mercadillo, yo y mi amiga encantadas de la vida pero a los chicos no les hizo mucha gracia, nos convencieron vilmente diciendo que después de las ruinas tendríamos tiempo de sobra pero vamos que estuvimos 10 minutillos y nos marchamos. Con el boleto turístico entras gratis a las ruinas, son enormes y como en todos los lugares puedes alquilar una guía para que te lo expliquen, por suerte la gente de allí es majísima así que nos sentamos a leer la Lonely Planet y como seguíamos con dudas nos agenciamos a un vigilante de las ruinas que nos explicó todo con pelos y señales, lo más curioso es la montaña de enfrente, parece la cara del inca tallada y tiene su propia historia que no os desvelaré para no quitarle misterio, os aconsejo que preguntéis por allí porque estarán encantados de explicaros las cosas, dimos unas cuantas vueltecillas, andamos (como no) un montón, nos sentamos a escuchar el agua, nos hicimos coleguitas de unos niños que había por allí y cuando nos cansamos dimos un voltio por el mercadillo, me compré una muñeca que le había echado el ojillo y nos fuimos hacia la Plaza de Armas.


Mercadillo de Ollantaytambo

Mercadillo de Ollantaytambo

Callejeando por Ollantaytambo

Callejeando por Ollantaytambo


El pueblo es pequeñito pero encantador, me recuerda al pueblo con las chimeneas encendidas, en la plaza de armas hay como una especie de supermercado donde podréis comprar de todo un poco: clinex, pisco, chocolatinas, etc, etc... Como ya teníamos mono de internet nos metimos en uno que había por allí (hay un montón) y estuvimos como una hora y media mangoneando en los ordenadores, la verdad es que era un poco caro en comparación con el resto del país: 30 minutos = 2 Soles (más o menos lo que te cobraban por las dos horas en otros sitios).


Furgoneta petada de gente


Después de la navegación por internet fuimos a tomar algo en un bar de al lado del cyber, se llamaba Inka Llacta, los dueños majísimos y muy alegres, nos pusieron la música que les pedimos y aquí fue cuando descubrí lo mejor de Perú (aparte de la Inka Cola): EL PANQUEQUE!!!! Con lo golosa que soy no sé como no lo clixé antes así que me puse hasta el culo de Panqueque, con chocolate, mermelada de fresa....QUE RICO!!!!!


Panqueque con mermelada de fresa


Cuando salimos ya eran las 8 de la noche y estaba todo más oscuro que oscuro, para variar hacía un frío que pelaba las gallinas así que decidimos cenar rápido e irnos al hotel a echar unas partidillas de cartas. Cenamos en un restaurante de camino al hotel:  Marca Loche, 100% recomendable y la comida genial, además había músicos andinos tocando, tenían chimenea y claro está salí con otro CD de música, solo decir que de momento solo he escuchado una canción pero me daban pena los pobres músicos, el grupo está genial: Peruviandina. 

Cenamos una cosa que estaba requetebuena pero que no me acuerdo del nombre, nos fuimos al hotel, echamos dos partidas al continental y nos fuimos a dormir. A la mañana siguiente a la hora señalada fuimos a la estación y pillamos el tren hacia Machu Pichu!!!!!!!  La estación está al lado del hotel así que andamos poquito. 


Si te ha gustado esta entrada compártela con tus amigos



Email

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada


  •  
    cookieassistant.com