VIETNAM

Desde los campos de arroz de las montañas del norte hasta el espectacular Delta del Mekong

EGIPTO

El fabuloso mundo de los Faraones

ARGENTINA

Naturaleza en estado puro

PERÚ

El secreto de los Incas

NORUEGA

El país de los fiordos

JAPÓN

Tecnología vs Tradición

ESTADOS UNIDOS

American dream

INDIA

El país de los contrastes

FRANCIA

Edad Media en el siglo XXI

COSTA RICA

Naturaleza bajo los volcanes

TAILANDIA

El Reino de Siam

MÉXICO

Mayas, mariachis y tequilas

IRLANDA

La Isla Esmeralda

lunes, abril 16, 2012

CAMON - MIREPOIX - IGLESIA VALS
De vuelta al Medievo

No teníamos nada preparado para Semana Santa por diferentes motivos pero el miércoles a última hora decidimos que para qué nos íbamos a quedar en casa pudiendo ir por ahí así que compramos unas cuantas cosas en el supermercado, reservamos unos cuantos hoteles in extremis y el jueves a primerísima hora ya estábamos rumbo al Sur de Francia con un tormentón increíble…por lo visto el tiempo no nos iba a acompañar!!!

Como estábamos en Tarragona decidimos subir por Andorra, ir hasta Puigcerdà y adentrarnos en los Pirineos por unas carreteruchas que en algunos tramos estaban bastante chungas y parecía que se iban a descuajeringar en cualquier momento. Cuando nos entró hambre paramos en un merendero, es lo bueno que tiene Francia, en cualquier carretera sea buena o camino de cabras siempre te encuentras un lugar con unas mesas y sillas para comer y algunos hasta tienen baño y todo!!!!

Puivert
Castillo de Puivert
Dio la casualidad que justo paramos en el pueblo de Puivert conocido por su castillo que en nuestra anterior visita a los Castillos Cátaros no pudimos ver ya que no nos pillaba de camino. En 1902 fue declarado Monumento Histórico de Francia y cumplía funciones militares y de defensa ya que se encuentra en lo alto de una colina desde dónde se dominan todos los alrededores y el lago que se encuentra a los pies del castillo. Como queríamos ver unas cuantas cosas mas no subimos así que después de comer nuestro picnic casero continuamos nuestra ruta hasta Camon.

Calles de Camon
Camon es un pequeño pueblo fortificado situado en los Pirineos Centrales y presume de ser uno de los más bonitos de Francia, una placa en la entrada así lo demuestra. El pueblo creció alrededor de una abadía benedictina del siglo X que hoy en día se ha convertido en un hotel dónde es posible dormir en alguna de las celdas de los antiguos monjes. Se puede visitar el claustro, el estudio privado del obispo y alguna cosilla más a través de la Oficina de Turismo aunque nosotros no nos paramos y nos limitamos a dar un paseo por sus callejuelas empedradas, una auténtica maravilla.

Camon

Abadía de Camon

Abadía de Camon

Camon

Camon

Abadía de Camon

Camon

Camon antiguo





























El lugar también es conocido como “el pueblo de los cien rosales” ya que antiguamente los cerros que lo rodean estaban cubiertos de viñas, los propietarios, al final de cada una, plantaban un rosal que indicaba que la cosecha estaba sana ya que las rosas reaccionaban ante las enfermedades de la viña mucho antes de que ésta se pusiera mala.

Alrededores Camon
Nos dirigimos hacia el coche que lo habíamos dejado aparcado a las afueras del pueblo y pusimos rumbo a Mirepoix. Esta pequeña villa medieval fue reconstruida en el siglo XIII después de haber sido destruida por una riada en el año 1289 tras la rotura de la presa del lago Puivert. No puedo decir que es el pueblo más bonito que he visto porque en los siguientes días en Francia vi otros que también lo merecen pero es precioso.

Place des Couverts - Mirepoix
Aparcamos el coche en un lugar que misteriosamente no era de pago, digo misteriosamente porque allí raro es el lugar dónde no tengas que rascarte el bolsillo en busca de unas monedas para el parking. A medida que íbamos entrando en la ciudad fortificada veíamos las tiendas y restaurantes de esas que parecen sacadas de un cuento, todo bien colocado y con unos letreros preciosos. Llegamos a la Place des Couverts, el centro neurálgico de Mirepoix, allí se encuentra la Oficina de Turismo dónde nos fuimos directos para conseguir un mapa y un poco más de información. 

Calles de Mirepoix
Oficina de Turismo de Mirepoix
Calles de Mirepoix






































La mujer de turismo era majísima y encima hablaba español así que nos dio toda clase de explicaciones y nos aconsejó que visitáramos la Iglesia Rupestre de Vals así que nos pusimos manos a la obra. Lo primero que divisamos fue la Casa de los Cónsules, del siglo XV y que destaca por la viga de madera que sustenta el porche dónde hay grabadas alrededor de 100 esculturas. Antiguamente hacia las tareas de tribunal, sala del consejo y prisión pero hoy en día sólo es un hotel con cafetería desde dónde hay unas vistas increíbles de la plaza con sus casas de adobe, madera y pintadas de colores, el mercado y la Catedral de Saint-Maurice de Mirepoix, lugar al que nos dirigíamos.

Casa de los Cónsules - Mirepoix
Casa de los Cónsules - Mirepoix
Casa de los Cónsules - Mirepoix









La catedral, de estilo románico gótico es la más ancha de Francia y una de las más amplias de Europa y fue la sede del obispo de Mirepoix.

Catedral de Mirepoix
Catedral de Mirepoix
Catedral de Mirepoix









Justo enfrente de la puerta principal se encuentra el mercado y en teoría en la plaza hay una especie de antiguo medidor que no logramos encontrar por más que buscamos, de repente se nos acercó un hombrecillo con unas gafas al más puro estilo Harry Potter y hablando en francés. Por más que le decíamos que no entendíamos en nuestro indio-francés rudimentario de andar por casa, él seguía dale que te pego diciendo no se qué, como al final comprendió que no le entendíamos, nos cogió del brazo y nos llevó a la Casa del Cónsul, señaló la viga de madera y sonrió, había cumplido su misión. Como no era plan de ponernos a explicarle que ya lo habíamos visto ya que era misión imposible le hicimos unas cuantas fotos más para disimular, luego le dimos las gracias (en francés, of course) y nos dirigimos hacia la Porte d’Aval no sin antes pararme a cotillear en una pastelería que tenía una pinta….

Place des Couverts - Mirepoix
Place des Couverts - Mirepoix
La Porte d’Aval fue construida en 1372 y es la única puerta que queda en perfecto estado de conservación de las cuatro que daban acceso al interior de la muralla. Seguimos buscando el antiguo medidor pero nos quedamos sin verlo, por la localización del mapa intuimos que era un trozo de piedra con reja así que por si las moscas también lo fotografiamos, siempre nos quedará la duda!!!!

La Porte d'Aval
La Porte d'Aval































Siguiendo las indicaciones de la mujer de la oficina de turismo nos encaminamos a la Iglesia Rupestre de Vals que estaba abierta hasta las 7. Data del siglo X y está construida en una roca. La entrada es de lo más pintoresca ya que atraviesas literalmente la mole de roca y por unas escalerillas subes hasta la puerta. Ojo, para abrir hay que darle a una especie de tecla y empujar, lo digo porque yo estuve como 5 minutos intentando abrir, ya me iba pensando que estaba cerrada, suerte que apareció mi marido y le dio a la tecla esa, jejejejeje.


Iglesia Rupestre de Vals
En su interior podréis observar unos frescos del siglo XII en el altar, tiene varios niveles y le podéis dar a un botón para que se encienda la luz ya que si no, no veréis un pimiento. Me subí al nivel más alto que tiene salida a una especie de patio con unas vistas increíbles de toda la zona y para sacar una foto panorámica de toda la iglesia, se me apagó la luz y allí me quedé paralizada junto a un santo de yeso. Entre el santo y las puertas del año de Maria Castaña no veáis que yuyu y para postre el botón de la luz estaba en el nivel inferior así que me armé de valor, bajé corriendo las escaleras a toda leche y le di al dichoso botoncito, eso para mí es un logro ya que soy bastante caguica, eso sí, no me moví de al lado del botón por si las moscas, jejejejeje. La iglesia merece una visita ya que es preciosa!!!!

Iglesia Rupestre de Vals
Iglesia Rupestre de Vals





Iglesia Rupestre de Vals
Iglesia Rupestre de Vals

Iglesia Rupestre de Vals
Llegamos a Carcassonne sobre las 8:30 y nos dirigimos hacia nuestro hotel que habíamos reservado in extremis el día antes:

LOGIS L’ETOILE
Dirección: 3, Allée Gilles Personnier de Roberval – 11000 Carcassonne
E-mail: reception@etoilecarcassonne.fr
Precio: 40 € la noche sin desayuno.

El hotel es sencillito y un poco cutre pero las sábanas y el baño estaban muy limpios. Los dueños hablan perfectamente español con lo que no tendréis ningún problema y además son muy amables. La única pega es que las habitaciones necesitan un lavado de cara urgente ya que las paredes estaban como un cromo. Como he dicho, para pasar unos días no está mal. Tiene parking privado gratuito y está a unos 5 km. de la cité.

Habitación Logis L'Etoile
Hotel Logis L'Etoile
Hotel Logis L'Etoile











Dejamos los trastos en el hotel y nos dirigimos a un centro comercial que hay justo enfrente, nos compramos unos cuantos bollos en el supermercado y acabamos cenando en el Mc Donald’s.

Espero que mis relatos os ayuden a preparar vuestro viaje al Sur de Francia, podéis consultar el resto de relatos del país aquí y seguirme a través de Facebook, Google Plus y Twitter.


Si te ha gustado esta entrada compártela con tus amigos



Email

30 comentarios :

  1. Si sigo leyendo sobre el sur de Francia y sigo viendo fotos tsn chulas no me va a quedar más remedio que ir al sur de Francia, el rollo es que me pilla lejos. Me han encantado estos pueblos de los que nos hablas, son preciosos. Estupenda escapada. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Vaya! He estado bastante por el sur de Francia, pero esta zona aún no la conozco y tiene una pinta estupenda!

    Me gustan esos planes improvisados, suelen dejar un buen sabor de boca...

    ResponderEliminar
  3. Caliope, pues anímate, puedes coger un vuelo a Barna o Girona y de ahí en coche no hay nada, te va a encantar, jejejejeje.

    Purkinje, la verdad es que sí que fue improvisado totalmente y como fuímos mirando internet sobre la marcha no sabíamos dónde íbamos a acabar hasta el día de antes, jejejeje.

    Un abrazo y gracias por el comentario a las dos!!! ;-)

    ResponderEliminar
  4. Me encanta!! Espero que Francia me guste tanto como Italia, jeje, porque la verdad es que todo lo que veo, me gusta :-). Soy un caso :-P

    ResponderEliminar
  5. Mirepoix es un pueblo precioso. Hace algún tiempo le dediqué también una entrada en mi blog. A mí es que Francia me tiene enamorada. Si no me he descontado creo que hemos estado unas 17 veces y no conozco casi nada. Además tenemos la gran ventaja que cuando nos da el arrebato viajero nos plantamos allí sin tener nada planeado.

    ResponderEliminar
  6. Artabria, seguro que te va a gustar igual, Francia es una pasada también!!!! ;-)

    MTTJ, la verdad es que os pilla cerquita, yo no he estado tantas veces pero creo que a 10 sí que llegan, me encanta el sur y la zona de Biarritz también está chula, ahora cuando venga para acá muchos findes fijo que nos acercamos, jejejeje.

    ResponderEliminar
  7. Esas escapadas de última hora son las que más se disfrutan. Está bien dejarse llevar.
    Me ha hecho mucha gracia lo de quedarte sin luz al lado del Santo de yeso.
    El sur de Francia es precioso, algún día me lanzaré a la aventura con mi coche también.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  8. Helena, anímate que seguro que te encanta!!! Si te soy sincera, me acojoné bastante al quedarme a oscuras con el santo, jejejeje. Soy muy caguica!!! ;-)

    ResponderEliminar
  9. Todos los pueblos y paisajes que vimos el primer día son preciosos y consiguieron que el camino se nos hiciera más corto, el sur de Francia es espectacular ;-)

    ResponderEliminar
  10. Tienes razón Carfot, es una pasada el Sur de Francia!!! Un besote. ;-)

    ResponderEliminar
  11. Qué chulo el pueblecito de Mirepoix!!!! Caminar por ahí debe de trasladarte el medievo, no??? Para haber organizado in extremis el viaje, tiene pero que muy buena pinta! Y el hotel, a juzgar por las fotos, no lo veo tan cutre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. M.C, el hotel estaba bien para el precio que costaba pero las paredes estaban un poco echas polvo, la verdad es que la amabilidad de los dueños y la limpieza le restaban valor a lo otro, jejejeje. La escapada estuvo genial!!! ;-)

    ResponderEliminar
  13. Sitios muy bonitos desde luego. Mirepoix es muy curioso, como sacado de un cuento o un cómic con esos soportales y los colores de sus casas. Cuando estuvimos nosotros coincidió que eran las fiestas del pueblo y tenían un ambiente genial.

    ResponderEliminar
  14. Mikel, la verdad es que tiene que estar precioso para las fiestas, a mí Mirepoix me encantó y además es pequeñito con lo que en medio día se puede recorrer perfectamente. ;-)

    ResponderEliminar
  15. Los mejores viajes a veces son los que menos se preparan! ;) La foto de los alrededores de Camon me ha parecido muy chula, y qué gracioso el lugareño de turno indicando cosas jejeje.

    En la Iglesia Rupestre de Vals a mí me hubiera pasado lo mismo, con las peleas que me traigo yo con las puertas... Viendo la pinta que tiene por fuera la iglesia lo último que me hubiera imaginado era estar dándole a teclas y botones.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Aran, pues en la Iglesia de Vals funcionaban todas las luces con botoncitos y sinceramente, me acojoné bastante cuando se me apagó la luz, jejejejeje. Camon es una pasada de chulo y Mirepoix también, además, son pequeñitos!!! ;-)

    ResponderEliminar
  17. Que te puedo decir?? que me parecen unos pueblos encantadores y una ruta muy a tener en cuenta! me encantan estos lugares medievales...
    abrazos

    ResponderEliminar
  18. Vale... muy bonito el pueblo y todas las fotos... y el sur de Francia es espectacular y no encuentro el momento de ir (nos vamos juntos Helena?... y el miedo que pasaste... (ya comprobé tu canguelo en mi pueblo... jejeje)... Toooodooo muy bien y muy bonito... pero y ahora que??... como me voy a acostar yo ahora sin saber que narices mide ese medidor misterioso que no encontraste? Ahora mismo me pongo a buscarlo!!!

    ResponderEliminar
  19. Fran, a mí también me encantan los lugares medievales así que creo que toda esa zona que gustaría mucho!!! ;-)

    Victor, normal que pase miedo en tu pueblo cuando sale alguien de detrás de las cortinas sin avisar, jejejeje. A ver si encuentras lo del medidor porque nosotros no dimos con él, jejejeje. Oye, que si hay que ir otra vez yo me apunto, eh? ;-)

    ResponderEliminar
  20. Estuve buscándolo... Pero leí nada de eso... Sobre medidores de cocinar todo lo que quieras porque por lo visto este pueblo se llama como una receta de cocina o algo así...

    ResponderEliminar
  21. Jejejeje, pues nada, habrá que hacer una quedada en Mirepoix para desvelar el misterio!!! XD

    ResponderEliminar
  22. Hola Babyboom,

    Lo bueno que tienen los pueblos franceses es que están todos muy bien cuidados, se nota la diferencia cuando pasas la frontera. Lástima que el tiempo no acompañase mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Tienes razón Víctor, allí lo tienen todo muy cuidado y para postre tienen unos alrededores con unas praderas que son una pasada. El tiempo fue un poco fastidio pero lo bueno es que nosotros aunque caigan chuzos de punta no dejamos de ver cosas, jejejeje. Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  24. Del sur de Francia hemos visitado algo, pero estos pueblos tan encantadores están pendientes. Tendremos que hacer alguna escapada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Paco sí que son bonitos, parecen sacados de un cuento!!!

    Cincuentones, yo el año pasado estuve visitando los castillos pero me quedé todos estos pueblos y seguro que volveré ya que hay muchísimas cosas por ver. ;-)

    ResponderEliminar
  26. Muy buena la entrada y muy chulas las fotos. Me apunto la zona, que no la conozco aun.

    He enlazado tu pagina desde la mia para seguir mas facilmente tus actualizaciones. Si ves algun problema, indicamelo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Sin problema, te añado yo también!!! La zona del Sur de Francia es preciosa y aunque no tuve mucho tiempo para recorrerla a fondo, los pueblos que visitamos me encantaron!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  28. Nosotros descubrimos Mirepoix de milagro. Íbamos por la carretera dirección al siguiente pueblo que teníamos apuntado y vimos a lo lejos la expectacular catedral de Mirepoix. Paramos para verla y descubrimos esa plaza tan singular que tiene. Me gustó mucho.

    Un Saludo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que por el Sur de Francia hay infinidad de pueblos pequeños preciosos, nosotros también descubrimos algunos de milagro!!! ;-)

      Eliminar


  •  
    cookieassistant.com