VIETNAM

Desde los campos de arroz de las montañas del norte hasta el espectacular Delta del Mekong

EGIPTO

El fabuloso mundo de los Faraones

ARGENTINA

Naturaleza en estado puro

PERÚ

El secreto de los Incas

NORUEGA

El país de los fiordos

JAPÓN

Tecnología vs Tradición

ESTADOS UNIDOS

American dream

INDIA

El país de los contrastes

FRANCIA

Edad Media en el siglo XXI

COSTA RICA

Naturaleza bajo los volcanes

TAILANDIA

El Reino de Siam

MÉXICO

Mayas, mariachis y tequilas

IRLANDA

La Isla Esmeralda

lunes, abril 02, 2012

ZARCERO, NARANJO, SARCHÍ y GRECIA
Al rico café!!!

Amaneció de nuevo lloviendo, por lo visto el Volcán no se quería dejar ver así que después de desayunar estuvimos hablando un poco con Miguel que nos preparó una rutilla para que pudiéramos ver cosas de camino a Alajuela y emprendimos nuestro viaje.

Mapa de nuestra ruta desde La Fortuna hasta Alajuela
Según los mapas rudimentarios que nos había pintado el dueño del hotel en un papel, teníamos que pasar el pueblo de Tanque, seguir la “carretera” por llamarla de alguna manera y cuando llegáramos a Muelle girar en una señal de stop que hay a mano izquierda hasta un restaurante que se llama “Centro turístico Las Iguanas”, llegamos perfectamente. Dejamos el coche un minutillo y nos acercamos hasta el puente que hay justo al lado, asomados en las barandas pudimos ver decenas de iguanas de todos los tamaños que convivían con unas cuantas gallinas que revolotean por allí y algún que otro gallo macarra que iba detrás de ellas con intenciones dudosas. La verdad es que nos encantó ver tantas juntas y encima gratis (iguanas, of course)!!!!

Centro Turístico Las Iguanas
Centro Turístico Las Iguanas


Centro Turístico Las Iguanas
Seguimos nuestra ruta pasando por Florencia y Ciudad Quesada para parar nuevamente en el animado pueblo de Zarcero, situado en la Cordillera Central de Costa Rica y a 1736 metros sobre el nivel del mar.

Aunque Zarcero es pequeñito su tráfico se puede equiparar al de la Gran Manzana en hora punta, había coches por todos lados y los semáforos parecían estar más bien de decoración porque nadie les hacía caso, encontrar un hueco libre para aparcar se nos hizo difícil pero al final lo conseguimos gracias a un amable policía. La primera parada fue en una pastelería de una cadena llamada Mussmani que está en casi todos los supermercados y ciudades y elaboran unos bollos que quitan el hipo de lo ricos que están!!!
Iglesia de San Rafael Arcángel - Zarcero
Con nuestra dosis de azúcar repuesta nos dirigimos hacia la atracción del pueblo: El Parque Francisco Alvarado o más bien conocido como “El parque de los Topiarios”. Está situado justo enfrente de la Iglesia de San Rafael Arcángel y fue construido por un hombre llamado Evangelista Blanco, por lo visto, este señor fue contratado para el cuidado de las zonas verdes, un día le dio el puntazo y empezó a recortar y a darles formas a los árboles, estilo Eduardo Manostijeras. El caso es que este parque hoy en día es uno de los lugares más representativos de Zarcero, reconocido a nivel nacional e internacional y en el que podemos encontrar árboles con formas de: caras de indio, un dinosaurio, boxeadores, etc, etc…toda una obra de arte!!!!

Parque de los Topiarios - Zarcero

Parque de los Topiarios - Zarcero

Parque de los Topiarios - Zarcero

Parque de los Topiarios - Zarcero

Parque de los Topiarios - Zarcero

Parque de los Topiarios - Zarcero
 






















Nos pusimos de nuevo en ruta, el paisaje era espectacular y había gran cantidad de cafetales ya que esta zona es una de las grandes productoras de café del país. Llegamos a Naranjo y nuestra idea era visitar alguno así que vimos una señal anunciando “Cafetales Espíritu Santo” y allá que nos fuimos.


Cafetales en Costa Rica

Cafetales en Costa Rica

























Para entrar en el mismo tenías que esperar que un guarda que había en la puerta te concediera permiso así que nos esperamos hasta que nos dio el ok y nos dirigimos a la entrada, a unos 5 minutillos en coche. Los tours eran aproximadamente de 2 horas, tiempo del que no disponíamos y costaban 22 $ por cabeza. De todas maneras la gente de allí era muy amable, nos dieron permiso para dar una pequeña vuelta cerquita y nos invitaron a café y licor así que aprovechamos y compramos un cargamento de botellas y café!!!!

Cafetales Espíritu Santo
Cafetales Espíritu Santo


Cafetales Espíritu Santo

Cafetales Espíritu Santo















Proseguimos nuestro camino hasta Sarchí. Este pequeño pueblo es muy conocido por sus artesanías y en especial por la elaboración de la típica carreta costarricense que se utilizaba antiguamente para llevar el café por los barrizales y que hoy en día es uno de los símbolos nacionales de Costa Rica. Sarchí conserva la fábrica más antigua de carretas y la razón de nuestra parada aquí, aparte de ver las tiendas de artesanías, era que en el centro del pueblo hay una réplica a tamaño gigante de una de ellas así que después de hacer la típica foto nos pusimos rumbo a nuestra última parada antes de llegar a Alajuela, Grecia.


Catedral de Sarchí
Carreta gigante Sarchí
Carreta gigante Sarchí
Carreta Gigante Sarchí









En Grecia nos dirigimos directamente a la Catedral de las Mercedes, que se fabricó con trozos de metal importados de Bélgica en 1890, es de estilo gótico y una auténtica obra de arte.

Catedral de Grecia
Interior Catedral de Grecia
Interior Catedral de Grecia









Era tarde ya así que directamente nos dirigimos a nuestro hotel en Alajuela que fue:

HOTEL VILLA PACANDÉ
Dirección: Carretera Volcán Poás
Alajuela
E-mail: info@villapacande.com
Precio: 40 $ con desayuno.

Jardines Hotel Villa Pacandé
Del hotel que os puedo decir, el precio está bien y está todo muy limpio pero no lo recomendaría por dos razones, la primera: era tarde ya y veníamos muertos de hambre, los dueños del hotel estaban poniendo las decoraciones Navideñas ya que se acercaban las fiestas, le preguntamos si daban cenas (pagando, claro está) y nos contestó que normalmente sí pero que ese día justo no tenía ganas de hacer nada…flipada me quedé!!! Encima nos dijo que nos fuéramos a un restaurante que estaba a unos 3 km. Con el cansancio que teníamos encima, como para salir así que nos tuvimos que comer unas galletas que llevábamos y aguantarnos sin cenar. La segunda cosa que no me gustó fue: abro la cama y aquello parecía una fiesta de hormigas, en la almohada, sábanas, mantas…en fin, no hace falta que os diga que me quedé sentada toda la noche en una silla con el ordenador, por lo menos había wifi!!!!! Resumiendo: no me gustó el trato que nos dieron, que no supieran que existen unos botecitos con polvos anti-hormigas ni la situación del hotel.

Hotel Villa Pacandé
Hotel Villa Pacandé
Hotel Villa Pacandé











Espero que mis relatos os ayuden a preparar vuestros viajes, podéis consultar la Guía de Costa Rica y seguirme también en Facebook, Google Plus y Twitter.


Si te ha gustado esta entrada compártela con tus amigos



Email

24 comentarios :

  1. ¡¡¡Puaggg!!! Yo tampoco habría podido dormir si había hormigas!! Y vaya tío más desagradable!! Anda que con ese trato va a tener muchos clientes! Si no tiene ganas de cocinar, que se busque otro curro!!!
    Y qué caro es entrar en el Cafetal, no??
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que lo de la cena me jorobó bastante para qué voy a engañar, si me dice que no suelen hacer cenas pues quizás no me hubiera sentado tan mal pero de verdad que no me gustó nada este lugar!!! Los cafetales sí que eran un poco caros como toda la zona de La Fortuna y alrededores pero la gente de allí una maravilla como en todo el país, qué ganas de volver!!!! Un besote. ;-)

    ResponderEliminar
  3. No tenía ni idea de la existencia del Parque de los Topiarios... me hubiera gustado verlo.

    La captura de insectos en las habitaciones de la mayoría de hotelitos de Costa Rica era un ritual diario. De todas formas, a mí no me estorban en absoluto...siempre y cuando no hagan ruido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. A mi los bichos me dan mucha grimilla, jejeje. Me encantó el parque y me reí un rato con el gallo con intenciones dudosas, jajaja

    ResponderEliminar
  5. MTTJ, las hormigas no hacían ruido pero había cientos de ellas y me da yuyu que esté durmiendo y se me suban por todas partes, jejejeje.

    Artabria, tú eres de las mías, jejejeje. El gallo es que andaba detrás de todas las gallinas dándoles la vara, jejejeje.

    ResponderEliminar
  6. Había unas cuantas hormigas pero yo dormí del tirón aunque lo de la cena fue un fiasco, menos mal que nos quedaban galletas y embutido, nos pusimos las botas !!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Babyboom,

    A mi lo de las iguanas, no te creas, me da un poco de cosa, porque hay alguna que es enorme.

    Me quedo con las figuras del parque de los Topiarios y sobre todo con los cafetales.

    Lástima el trato y las hormigas en el hotel, en esos casos lo mejor es exigir que te cambien de habitación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Carfoy, sí que nos pusimos las botas pero lo de las hormigas...

    Víctor, el problema era que allí ya no había ni el tato despierto pero imagino que todas estarían igual porque después hablé con una amiga que casualmente había estado hacía unos años allí y por lo visto también tenía hormigas. Las iguanas a mí no me daban cosa porque las veías desde un puente, jejejeje.

    ResponderEliminar
  9. Qué recuerdos de Costa Rica!!! Fue nuestro primer viaje largo y mochilero. Coincidencia, nosotros también nos quedamos en el Villa Pacande en 2007 pero nuestra experiencia fue muy buena, todo lo contrario, de hecho repetimos antes de marcharnos. Los dueños con nosotros fueron muy amables, tuvimos largas conversaciones, el desayuno era muy completo y estuvimos muy cómodos, sin hormigas,je,je..uff yo tampoco hubiera podido dormir así.
    Es una pena la verdad, fíjate que nosotros siempre lo recomendamos
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que el hotel no estaba mal y era bastante barato, nosotros aunque volvimos a Alajuela no repetimos, jejejeje. Nos quedamos en otro que estaba mil veces mejor y a un precio más económico todavía. Tengo una amiga que se quedó hace unos pocos años y también tuvieron compañía pero también me habla muy bien del hotel, quizás tuvimos mala suerte!!!! Gracias por el comentario!!! ;-)

    ResponderEliminar
  11. Uffff qué escalofríos me ha dado leyendo lo de las hormigas. Prrr!!! Indignada estoy con lo del hotel, como si me lo hubieran hecho a mí, vaya impresentables!!!

    Por lo demás, me ha encantado todo, desde las iguanas, pasando por la iglesias y la catedral, y por supuesto las impresionantes figuras del Parque de los Topiarios.

    Un abrazo y felices vacaciones de Semana Santa :)

    ResponderEliminar
  12. Gracias Aran e igualmente!!! La verdad es que lo del hotel no me gustó porque encima ese día tenía bastante hambre, jejejeje. Lo mejor de este día fueron los paisajes, impresionantes!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  13. Madre mia! Fidelizando clientes que estaban los del hotel...

    Los paisajes son preciosos. No se puede decir lo mismo de las iguanas...yo creo que ni desde el puente me pongo a verlas!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Jejejeje, la verdad es que a mí las iguanas me encantan pero a una distancia prudencial también, como mínimo a 200 metros, que no puedan saltar!!!!! Lo del hotel fue decepcionante porque si cuidaran los bichos y fueran más amables quizás tendrían más clientela, ya me pareció a mí que estábamos solos!!! ;-) Gracias por el comentario. ;-)

    ResponderEliminar
  15. Que envidia me das!!!! ... por cierto las iguanas son a parte de vegetarianas, la mar de agradables :)

    Un saludo. Alfonso (thewotme.com)

    ResponderEliminar
  16. Supongo que deben ser la mar de agradables entre ellas pero prefiero no acercarme mucho, jejejeje. ;-)

    ResponderEliminar
  17. Qué chulo todo! las iguanas me flipan, son tan prehistóricas. El parque de los Topiarios, la zona de cafetales, precioso todo. A los del hotel ya les vale, quedan mejor diciendo que no dan cenas que "hoy no me apetece" :(, en cuanto a las hormigas, tela, como bien dices, menos mal que había wifi, algo es algo.

    ResponderEliminar
  18. Caliope, lo mejor es todo el paisaje que hay por esa zona, es increíble!!! Con los del hotel: sin comentarios!!! Ya verás más adelante que después fuimos a otro nás barato y ni punto de comparación!!! Un abrazo!!! ;-)

    ResponderEliminar
  19. Muy interesante Costa Rica, habrá que plantearselo algún día.
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que yo he venido encantada de allí y con ganas de volver, tiene de todo: buena comida, paisajes increíbles y su gente es una pasada!!! Recomendado 100%. Un saludo. ;-)

    ResponderEliminar
  21. ¡Uf! Una cosa que creo fundamental en un hotel es la limpieza... tener la cama llena de hormigas me parece alucinante.
    Eso sí, las visitas del día parecen muy chulas. La visita guiada de los cafetales suena muy apetecible...
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  22. Tienes razón Helena, a mí personalmente me da igual dormir en el suelo pero que esté limpio, si no, no hay manera de pegar ojo, yo por lo menos, jejejeje. Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  23. Me ha matado eso de que no tenían ganas de hacer nada... así se trata a los clientes claro que sí...

    Buena pinta tiene ese Parque de los Topiarios :D

    ResponderEliminar
  24. Pues así fue, como no tenía ganas nos dejó sin cenar!!!! No me gustó nada y para postre después la procesión de hormigas!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar


  •  
    cookieassistant.com