BOCAS DEL TORO Prision break!!!

Nos levantamos a las 5:30 de la mañana para poder coger el bus de las 7 hacia Sixaola, con legañas en los ojos y después de comer unos cuantos bollos nos dirigimos andando hasta la estación de bus a unos 15 minutos a pie. El ticket hacia Sixaola nos costó 1705 Colones y tardamos en llegar aproximadamente una hora y media. El bus te deja a unos 300 metros de la frontera de Costa Rica así que fuimos andando, menuda cola había para que te sellaran el pasaporte así que bajo un sol ardiente allá nos quedamos esperando durante 1 hora escuchando a una especie de profeta que nos decía que San Pedro nos esperaría en el cielo igual que nos esperaba el poli de la frontera, espero que sea más tarde que pronto, jejejeje.
Cuando por fin llegué a la ventanilla aparece una mujer con 5 amigas y me dice que le toca a ella, que se había ido a hacer unos recados pero que le estaban guardando el sitio….ja, menuda soy yo para eso, le dije que ni de coña, que delante mío no pasaba ya que había estado durante una larga hora bajo el sol esperando y no la había visto, al final el poli de la frontera tuvo que intervenir, le expliqué lo ocurrido y el hombre la mandó a lo último de la fila, jejejeje. Qué morro tienen algunas!!!
Frontera Costa Rica – Panamá
Una vez con el sello de Costa Rica en el pasaporte hay que atravesar un puente medio destartalado que cruza el Río Sixaola, frontera natural entre los dos países y vuelta de nuevo a esperar, esta vez el sol achicharrante de Costa Rica se convirtió en unos goterones de agua gigantes, menuda bienvenida nos dio Panamá. Otra hora y pico esperando en la frontera panameña dónde hay que pagar 3 $ para poder entrar en el país.
 
Río Sixaola en la frontera Costa Rica – Panamá
Puente sobre el Río Sixaola en la frontera Costa Rica – Panamá
Los horarios de las fronteras son estos:
 
Sixaola: de 7 a 17 horas todos los días.
Guabito: de 8 a 18 horas todos los días. (en Panamá es una hora menos por lo que realmente las fronteras permanecen abiertas a la vez las mismas horas).

Lo primero que constaté nada más entrar en Panamá fue la cantidad de niños pidiendo dinero que había por todos lados, te perseguían a cualquier lugar. Un taxista se nos acercó cuando estábamos rodeados de unos cinco para preguntarnos si íbamos a Almirante ya que tenía el taxi casi lleno y nos llevaba por 15 $ los dos. No nos lo pensamos mucho ya que estaba diluviando y nos parecía un precio razonable, habíamos leído que cobraban aproximadamente 10 $ por cabeza así que allá que nos metimos con dos japoneses, un canadiense y cuatro estadounidenses. Otra forma de llegar hasta Almirante es cogiendo un taxi hasta Changuinola y luego un bus pero aunque seguramente es una forma más barata no teníamos ganas de mojarnos.

Frontera Panamá – Costa Rica
El diluvio se convirtió en una mega-tormenta durante el trayecto así que cuando salimos de la furgoneta para dirigirnos a la taquilla nos pusimos perdidos de agua. Lo peor no fue eso, sacamos el ticket hasta Bocas del Toro que nos costó 5 $ p/p y a pesar de la lluvia embarcamos tapados con una especie de hule con ventanas de plástico. Creo que no he pasado más miedo en mi vida, por las ventanas veía las olas gigantes como saltaban por encima nuestro y la barca se movía un montón, sólo podía pensar en el Titanic en esos momentos, fueron los cuarenta minutos más largos de mi vida, jejejeje. Cuando toqué tierra firme no me lo podía creer, por poco y me agacho a besarla!!!. Nos dirigimos hacia el Restaurante el Pirata dónde habíamos quedado con el dueño de nuestro hotel que nos venía a recoger, las calles de Bocas bajaban como ríos y la gente iba sin zapatos ya que el agua les llegaba por las rodillas, nosotros tuvimos suerte ya que el restaurante estaba cerca y pudimos ir de tienda en tienda sin mojarnos mucho. Allá nos quedamos esperando mientras degustábamos un batido de piña.
Botes que nos llevaron desde Almirante a Bocas del Toro
El alojamiento es otro tema, el día anterior habíamos visto por internet uno que nos encantó, estaba situado en la Isla de San Cristóbal, justo enfrente de la bahía de los delfines, el caso es que vimos que costaba 125 $ la noche con el desayuno, la cena y los traslados de entrada y salida incluidos así que pensamos que nos daríamos un pequeño lujo…en qué hora!!! El hotel está situado en un lugar dónde no puedes hacer otra cosa que descansar, si quieres ir a Bocas del Toro, Bastimentos u otro lugar tienes que PAGAR un dineral así que fue un chasco, estos son los datos del mismo:

HOTEL DOLPHIN BAY HIDEAWAY
Dirección: Isla de San Cristóbal
E-mail: erika@dolphinbayhideaway.com
Precio: 125 $ con desayuno, bebidas y cena.

Hotel Dolphin Bay Hideaway
Hotel Dolphin Bay Hideaway
Hotel Dolphin Bay Hideaway

Media hora después de la hora acordada apareció el dueño diciendo que no había podido venir antes por la tormenta, entendible!!! Nos llevó hasta el hotel en aproximadamente media hora, tengo que decir que el lugar era idílico pero sin ningún medio de transporte para poder salir de allí, nos dejó en nuestra habitación, nos dio las tarifas por si queríamos salir de la isla o hacer alguna excursión y ya no le vimos el pelo hasta las 10 de la noche. Esa tarde (aunque me jorobó bastante por perder el tiempo) estuvimos dándonos un chapuzón en la bahía dónde nos acribillaron los mosquitos y luego cenamos los dos solos porque no había nadie más por allí, la comida estaba exquisita!!!
Bahía de los Delfines en Isla San Cristóbal
Bahía de los Delfines en Isla San Cristóbal
El desayuno también estaba buenísimo, estaba un poco nublado pero de momento no llovía. El dueño no apareció así que nos tuvimos que quedar allí encerrados, no podíamos salir del recinto ya que estaba vallado, no podíamos salir de la isla ya que no había ninguna otra barca y encima no pudimos comer porque no apareció el hombre. Por la tarde tampoco pudimos hacer nada salvo darnos un baño en la bahía, ser el manjar de los mosquitos de nuevo y hacer unas cuantas fotos dentro del territorio del hotel, fue lo peor de lo peor…menos mal que por lo menos había internet y encontramos una rana flecha roja, una de las más venenosas y más difíciles de ver. Todo el día perdido sin poder hacer nada de nada!!!
Bahía de los delfines en Isla San Cristóbal
Cena en H. Dolphin Bay Hideaway
Cena en H. Dolphin Bay Hideaway
Rana flecha roja en I.San Cristóbal

Habitante I.San Cristóbal

Flores en H.Dolphin Bay Hideaway

Flores en H.Dolphin Bay Hideaway
Al día siguiente estaba tan cabreada que me hubiera ido nadando de allí, parecía que estaba en una cárcel y no estaba dispuesta a quedarme un día más sin hacer nada y sin comer así que en el desayuno pillamos por banda al dueño y le dijimos que queríamos ir a la Playa de las estrellas, nos dijo que vale…aunque luego nos cascó 75$ por la excursión, menudo timo!!!
Isla San Cristóbal
La playa de las estrellas está situada al norte de la Isla Colón y al lado de Boca Drago, sus aguas son cristalinas y lo mejor, está llena de estrellas de mar. Llegamos allí con la barca y estuvimos media hora admirando el paisaje y las estrellas. Sobre todo, si alguna vez vais para allá no las saquéis del agua ya que fuera de este medio se mueren en cero coma. 
 
Playa de las estrellas
Playa de las estrellas
Playa de las estrellas
Playa de las estrellas

Playa de las estrellas

Playa de las estrellas

Playa de las estrellas
De allí nos fuimos al pueblo de Isla Bastimentos, una de las islas más grandes del archipiélago. En el lugar no circulan coches, las calles son empinadas, muchas están sin asfaltar y están bordeadas de casitas de diferentes colores distribuidas en varios niveles. Sus habitantes son la mayoría afrocaribeños y mientras caminábamos se nos acercaban para saludarnos o simplemente por curiosidad. Nos dirigimos hacia el campo de fútbol dónde unos cuantos niños le daban balonazos a una pelota. Por desgracia no pudimos estar mucho tiempo así que no pudimos acercarnos al Parque Nacional Marino de Isla Bastimento, un lugar lleno de corales, flora y fauna. El dueño del hotel tenía que recoger a otros huéspedes a las 4 y encima que le habíamos pagado 75 € no podíamos hacer lo que queríamos, mi cabreo cada vez iba en aumento y si no llega a ser porque tenía el número de nuestra tarjeta de crédito le hubiera mandado a freír monas por no decir un lugar peor.
Isla Bastimentos
Isla Bastimentos
Isla Bastimentos
Isla Bastimentos

Isla Bastimentos

Isla Bastimentos

Isla Bastimentos

Isla Bastimentos
Nos dejó en Bocas y nuevamente se piró, quedó con nosotros a las 16:30 así que nos dedicamos a recorrer el pueblo. Bocas tuvo un gran auge a principios de los años 20 cuando la United Fruit Company, dueña de la mayor parte las islas de la zona, estableció su administración en el pueblo, en el edificio que hoy en día ocupa el Hotel Bahía. De esta época son muchas de las casas de madera que hoy podemos admirar y que dan a Bocas ese aire de antaño, como si no hubiera pasado el tiempo. Sus calles están llenas de tiendecitas y puestos callejeros dónde podréis degustar batidos recién hechos y comprar avalorios y pulseras fabricados por los propios habitantes del lugar.
Bocas del Toro
Nuevamente nos equivocamos y como era la hora de comer nos dirigimos al Restaurante el Pirata, qué gran error!!!! La comida asquerosa, fría, cara y encima de lo que ponía en la carta no había nada así que tuvimos que pedir lo que a la camarera le dio la gana. Lo único que merece la pena de este lugar era un camarero muy majete que había!!
 
Restaurante el Pirata en B. del Toro
Restaurante el Pirata en B. del Toro
Restaurante el Pirata en B. del Toro
Como siempre, el dueño del hotel volvió a llegar una hora tarde y junto con dos californianos bastante parcos en palabras nos dirigimos al hotel dónde cenamos, navegamos por internet y descansamos, otra vez!!! Realmente ha sido uno de los peores hoteles dónde nos hemos alojado y no por estar sucio o ser feo, sólo por la atención personal y el afán de los dueños por conseguir dinero. Me jorobó bastante no poder explorar el archipiélago de Bocas del Toro a fondo y me quedé con ganas de ir a varios sitios así que esta parte del viaje fue un auténtico desastre. Volveré!!!!! Espero que sea pronto!!!
Espero que mis relatos os ayuden a preparar vuestros viajes, podéis consultar la Guía de Costa Rica y seguirme también en Facebook, Google Plus y Twitter.

22 Comentarios

  1. Helena dice:

    ¡Menudo full el hotel ese! ¡Vaya tela! Me he quedado alucinada con el trato que os dieron.
    A mí me hubiera cabreado muchísimo. Si ya me mosquea que abran tarde el desayuno en los hoteles (y tarde para mí es a las 9:00 h)… Pues no te digo nada que te tengan encerrado sin poder ver nada ni hacer nada.
    En fin, por lo menos la playa de las estrellas me ha parecido muy chula.
    Un saludo 😉

  2. Pero bueno qué servicio como puede ser que os dejaron incluso sin comer??!! Vaya manera de cuidar a los clientes… Menos mal que la playa de las estrellas era chulísima!! Las casitas de Isla de Bastimentos me recuerdan a las que vi por Nicaragua.

    Un abrazo!!

    • Babyboom dice:

      Creo que Nicaragua tiene que ser muy parecida. Lo peor no fue estar sin comer (que también) sino el no poder hacer nada porque si tienes un coche, lo coges y te largas dónde sea o en transporte público pero allí no había nada!!! 🙁

  3. Caliope dice:

    Madre mía vaya trato, allí encerrados y sin comer, suena a tortura! Tela del telón…eso sí la playa de las estrellas me ha dejado alucinada, tengo que verla alguna vez, qué maravilla! También me han molado las casitas de Bastimentos.
    Oye, el viaje en barca también tuvo lo suyo, joerrr con el cague que me da el agua no me hubiera gustado estar en tu pellejo.
    Un besote!

    • Babyboom dice:

      Pues a mí no me da miedo el agua pero tengo que reconocer que estaba bastante asustada, no veas que alivio cuando llegué a tierra firme!!! Bastimentos es precioso y además tiene el parque marino que por supuesto no pudimos ver así que tendré que volver!!! 😉

  4. Buf, qué mala suerte! Y más cuando vas de viaje en el plan que vamos nosotros, de intentar ver todo lo que se pueda y sin poder por estar “encerrados”. Cuando te vas de viaje, sabes que hay posibilidades de que salgan mal algunas cosas, pero fastidia tanto….

    • Babyboom dice:

      Pues la verdad es que no me fui porque tenían mi tarjeta de crédito que si no, aunque hubiese sido nadando me piro de allí el primer día, jejejeje. Un besote. 😉

  5. Fran dice:

    En los viajes no salen las cosas como nosotros queremos pero al fin y al cabo son “gajes del oficio”. ahora que a esos les daba yo caña de la buena por redes sociales y por todo el internete…. La playita esa me ha encantado!!! un abrazo

  6. cincuentones dice:

    Que mala suerte, teneros encerrados en el hotel. Entiendo muy bien tu enfado. Por suerte pudiste visitar la playa de las estrellas y el pueblo de Isla Bastimentos con estas casitas de madera de diferentes colores. Precioso.
    Saludos.

  7. Babyboom dice:

    Lo poco que pude ver de esa zona era precioso, lástima que no pude recorrer más porque por lo que he visto en varios lugares es todo precioso!!! Habrá que volver!!! Un abrazo. 😉

  8. MTTJ dice:

    Cuando he visto las fotos del hotelito he pensado que era un lugar ideal, pero leyendo el relato entiendo perfectamente tu cabreo. Las estrellas de mar, una preciosidad!!!
    Un abrazo

  9. Babyboom dice:

    MTTJ, la verdad es que el lugar para descansar está genial pero nosotros queríamos ver cosillas…una pena!!! Ahora tengo excusa para volver!!! 😉

  10. En un sitio idílico y casi encerrados por el mal trato del servicio del hotel, desde luego cuanto morro hay en este mundo, empezando por la que se os quería colar y terminando por el dueño del hotel que debería tener una agenda super apretada para llegar siempre tarde…

    Al menos lo que visteis es precioso y compensa lo otro 😀

  11. La próxima vez te sugiero planifiques un poco mejor tus viajes y te enteres bien a dónde vas antes de ir. Te hubiese bastado pedir a uno de los cientos de botes de Bocas que te recoja.
    Si os quejáis tanto, sugiero os quedéis en vuestra casa. Así tenéis coche, comida y todo lo que queráis.

    • Babyboom dice:

      Para empezar creo que no me conoces de nada para decirme que me quede en mi casa. Que yo sepa se puede opinar sobre cosas que yo sí he vivido y que no me han gustado nada así por lo menos evitaré que alguno como yo “de los que se quejan tanto” no cometa el mismo error. Sé que se puede ir desde Bocas por 3 $ a cualquier lugar pero te sugiero que te vuelvas a leer el post (si es que lo has leído) porque entonces verás que el hotel estaba en un lugar dónde no había botes para salir, sólo el del dueño. Naturalmente antes de ir al hotel miré su página web, como hago siempre, pero si te molestas en mirarla verás que en ningún lugar pone que tengas que pagar un dineral para salir de allí. Antes de hablar yo también te sugiero a tí que te informes!!! Por cierto, lo que pude ver de Bocas me gustó, tendré que volver pero creo que antes me tendré que comprar una enciclopedia, empaparme de la Wikipedia y ojear algunas guías de viaje para saber dónde voy XD Un saludo y gracias por el comentario!!! 😉

  12. Anonymous dice:

    haver creo que solo fue mala suerte …reconosco que cuando ven turistas abusan lo se porque le paso ami esposo; iba yo y me daban un precio iba esposo se lo triplicaban .. es mejor tener algun conocido o alguine que aya tenido experiencia de haver ido antes , para pedirle recomendaciones … mi consejo de hoteles ,,si los mas apartados tiene la mejores playas …pero el monopolio de entrada y salida y te cobran la tarifa aparte … los centricos de isla colon son los mejores …. tendras muchos precios ..pero la ventaja que el tramsporte muchisiomo mas barato haci te organisaras en explorar las islas del centro a boca del drago un taxi dejandote y recojiendote alahora que quieras son 20 dolares el viaje y hay un restaurante que se come muy bien ….yo soy de ayi ya ahora vivo en España echo demenos mi tierra haci quete animo para que vuelvas a ir mejor en octubre que es temporada baja y tea horraras un paston ;D

  13. Anonymous dice:

    De Seguro vienes de uno de esos paises que son una Mierda y quieres venir a criticar. Att: Darinel murillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *