Calico Ghost Town
De Bedrock Town hasta el pueblo fantasma por la Ruta 66

Tras el emocionante sobrevuelo en helicóptero del Gran Cañón pusimos rumbo a Los Ángeles por la mítica “Historic Route 66”.

Antes de incorporarnos a la conocida carretera paramos en “The Flinston Theme Park” situado en el cruce de la carretera 108 con la 64, en la población de Valle. La razón de parar en este lugar es muy simple, me encantan los Picapiedra y al ver el parque en una revista que había en el hotel lo tuve claro, jejejeje. Tengo que decir que me llevé una gran desilusión!!!

Entrada “The Flinston Theme Park”

Las taquillas se encuentran en una especie de tienda-restaurante donde anuncian a bombo y platillo que te puedes comer una “hamburguesa brontosaurius” como la de los dibujos, aunque no tiene nada que ver. El restaurante está medio desangelado y poco menos que abandonado, había un hombre que imaginé que era el cocinero-camarero durmiendo encima de una mesa, la tienda, tres cuartos de lo mismo, encontrabas de todo menos cosas de los Picapiedra (o muy pocas, cuatro camisetas y algún que otro llavero).

The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park

Aún así intenté darle una oportunidad y decidí entrar. El parque cuesta 5 $ por persona y si el restaurante estaba medio abandonado allá dentro no había ni el tato, las casas y mobiliario estaban bastante hechas polvo y bajo mi punto de vista necesitan una renovación, no tocamos nada porque daba la sensación de que nos íbamos a quedar con algo en la mano aunque seguramente en sus buenos tiempos estaría chulo. Simplemente nos dedicamos a hacernos fotos chorras con los personajes de cartón que andaban desperdigados por allí, más que nada para amortizar el precio de la entrada y después, continuamos nuestro camino hasta Kingman donde aprovechamos para comer en DENNY’S, una cadena de restaurantes americanos, nos pusimos hasta arriba de comida, bebida y sobretodo postres, salí de allí que parecía un globo aerostático.

The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
The Flinston Theme Park
Proseguimos por la mítica Ruta 66. Desierto, carretera, varias motos y algunos pájaros eran nuestros únicos acompañantes. Paramos en algunos bares de carretera para ver el típico ambientillo americano pero tengo que decir que en algunos no fuimos muy bien recibidos, las miradas penetrantes y desafiantes de los cuatro gatos que había bebiendo en la barra nos animaron a regresar al coche y seguir hasta Barstow donde buscamos un hotel para pasar la noche.
Ruta 66
Ruta 66
Ruta 66
Ruta 66

Entramos en el Comfort Suites Barstow y nos encantó, tanto la habitación como la amabilidad del personal así que descargamos las maletas en nuestra flamante suite para luego dirigirnos hacia un polígono cercano donde cenamos en un bar de carretera.

Comfort Suites Barstow

Barstow está situado en el Desierto de Mojave, en plena Ruta 66 por lo que es una parada habitual de viajeros. El pueblo no tiene mucho que ofrecer y casi puedo afirmar que lo más interesante que hay es un outlet que por desgracia o suerte no llegué a encontrar abierto ya que si no salgo de allí de nuevo cargada de cosas!!!

Por la mañana y tras desayunar nos dirigimos a Cálico, el pueblo fantasma. Está situado en el Desierto de Mojave y fue fundado en 1881 cuando unos buscadores de metales preciosos encontraron plata en una montaña del lugar. A partir de ese momento Cálico fue prosperando y llegó a tener un total de 500 minas que fueron explotadas durante 12 años y produjeron aproximadamente 12.000.000 $.  Alrededor de 1890 el precio de la plata empezó a decaer y con él, el pueblo que fue abandonado totalmente en 1907 cuando el último habitante se marchó.

Calico Ghost Town
Calico Ghost Town
Calico Ghost Town

En 1951, Walter Knott, un ex-minero compró lo que quedaba de Cálico, lo restauró y en 1966 lo donó al Condado de San Bernardino que lo convirtió en una especie de ”parque temático”, hoy en día puede ser visitado por el módico precio de 7$.

Calico Ghost Town
Calico Ghost Town
Calico Ghost Town
Calico Ghost Town
Calico Ghost Town

Cálico se encuentra junto a la Interestatal 15, a casi 5 kilómetros de Barstow y 3 de Yermo por lo que en poco más de 15 minutos llegamos hasta la entrada. Justo el día que lo visitamos se celebraba el Wild Festival y nos cobraron 10 $ pero valió la pena. Por el aparcamiento no tendréis que preocuparos ya que entra en el precio.

Wild Festival en Calico Ghost Town
Wild Festival en Calico Ghost Town

Las calles por las que hace 100 años transitaban los mineros se habían convertido en una pasarela de hombres y mujeres vestidos con trajes de estilo victoriano. Había toda clase de eventos como duelos frente a la cantina, conciertos al más puro estilo del lejano oeste y venta ambulante de objetos antiguos, el pueblo estaba a reventar!!!

Hoy en día tan solo 5 edificios originales se conservan y otros han sido reconstruidos sobre la base de los antiguos. Nosotros nos dirigimos en primer lugar hasta la Mina de Maggie, unos antiguos túneles mineros que se pueden visitar por 2 $ y que te muestran cómo era la actividad minera del pueblo. Justo a la salida, subimos por unas escaleras hasta un mirador desde donde hay unas vistas espectaculares del desierto, del complejo y del tren que por 4 $ te hace una ruta por los alrededores de Cálico.

 

Mina Maggie en Calico
Mina Maggie en Calico
Vistas de Calico desde el mirador
Vistas de Calico desde el mirador

Seguimos la ruta entre la marabunda de gente, había tiendas muy chulas donde vendían vestidos de época, jabones, caramelos y mermeladas. Cruzamos un puente y fuimos a parar a la antigua escuela, situada en lo alto del pueblo y donde antiguamente estudiaban los hijos de los mineros entre semana y los sábados y domingo se celebraba misa. Había mucha gente asomada en la puerta así que me dirigí para cotillear un poco y no me digáis cómo pero acabé sentada en un pupitre y escuchando una clase en inglés, jejejeje.

Escuela Cálico Ghost Town
Escuela Cálico Ghost Town

Para finalizar nuestra visita nos dirigimos hacia el cementerio que obviamente yo no visité y continuamos nuestro viaje hasta Los Ángeles no sin antes comprarnos un gorro “typical Far West”. Sin lugar a dudas esta es una visita curiosa y divertida si pasas por los alrededores de Barstow, eso sí, yo por si las moscas no me quedaría allí de noche ni borracha!!!

Calico Ghost Town

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer en Facebook, Google  Plus, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter. Y ahora también en Globellers!!

18 Comentarios

  1. Cool dice:

    Que días más entretenidos. En nuestro viaje este pueblo fantasma nos lo saltamos, como siempre por falta de tiempo. Tiene pinta de estar muy chulo.
    Un abrazo,

    • Babyboom dice:

      La verdad que es curioso de ver, a mí me gustó mucho y en parte porque pillamos el Wild Festival e iba toda la gente disfrazada. Eso sí, pagamos 3 $ más pero mereció la pena!!! Un abrazo!!! 😉

  2. Me ha gustado Calico y el festival ese que pillasteis… se parece a los poblados estos del oeste en Almería. Pero claro, habría que ir cuando coincida con el festival para verlo todo ambientado.
    Lo de los Picapiedra parece un poco full…
    Un saludote 😉

    • Babyboom dice:

      Lo del festival estuvo bien, tuvimos mucha suerte aunque supongo que sin gente también tendrá su encanto ya que no tendrás que ir esquivando gente todo el rato, jejejeje. El pueblo de los Picapiedra si estuviera bien conservado estaría chulo pero me llevé una gran desilusión!!! Un abrazo!! 😉

  3. Qué pena lo de los Picapiedra! Luismi tiene muchas ganas de hacer la ruta 66 y yo quiero hacer la de la Costa desde California hasta Seattle, a ver en que queda todo jeje.

    • Babyboom dice:

      Tiene que ser chulo hacer la Ruta 66 toda entera aunque creo que te tiene que gustar mucho el coche porque sinceramente, hay ratos que es un poco aburrido ver desierto y más desierto!!! Los pueblecitos están chulos!!! Un abrazo!!! 😉

  4. Fran dice:

    Me ha encantado el pueblo Calico, me imagino por allí con dos pistolas detrás de algún forajido, jeje. Lo de los picapiedra es una pena, no? es extraño que los americanos lo descuiden tanto, con lo que les gustan los parques temáticos…Me quedo inquietad con lo de las miradas penetrantes de los locales….. Un abrazo !!

    • Babyboom dice:

      Calico es una pasada, a mí me encantó, está muy bien ambientado!!! Lo de las miradas fue que entramos en dos bares y no había ni el tato, dos o tres en la barra bebiendo medio pimplados y el camarero típico americano con el trapo en la mano limpiando y mirándonos en plan “venís a molestar” así que ni se nos ocurrió echar fotos en el interior que por cierto era muy chulo y nos volvimos al coche, desde luego que no tuvimos un muy buen recibimiento, jejejeje

  5. Edu y Eri dice:

    Lo de los Picapiedra tiene pinta de pufo sideral, a nosotros nos encantan esos parques temáticos pero por lo que decis… ufff… mejor no ir, no sea que vayamos a pillar alguna enfermedad XD Por suerte Calico si que tiene pinta de ser brutal, seguro que se os pasó la decepción rápido 🙂 Abrazos!

    • Babyboom dice:

      Pues a mí también me encantan los parques temáticos y los Picapiedra pero menuda decepción, tenían todo muy dejado y no había nadie por allí, quizás los fines de semana haya más animación aunque fuimos en viernes!!! Desde luego que si lo cuidaran un poco y lo explotaran bien sería un buen filón!!! Calico nos encantó, ese sí que os lo recomiendo!!! 😉

  6. M.C. Cruz dice:

    Qué decepción lo de los Picapiedra! Al principio cuando leí que existía algo así, me dije, si voy tengo que visitarlo… Pero ya he visto que no merece la pena, no como el pueblo del Far West!!
    Un abrazo

  7. Vaya dos rincones que os habéis sacado jajaja! Esto están más que apuntados ya 😀 El pueblo es como viajar al pasado americano que a mí personalmente me interesa mucho 😀 Temgo que archivar todos estos relatos en mi biblioteca de medios 😀 Un abrazote (Pedro)

  8. En Calico si estuvimos, pero nos pasamos por alto los Picapiedra, a mi también me mola, pero hay que reconocer que se ve todo un poco vacío, no obstante si volvemos por allí, pasaré al menos para hacerme algunas fotos frikis xD

    Un saludote!

    • Babyboom dice:

      Hombre, si estuviera bien cuidado no estaría mal pero tal y como dices está un poco vacio y las cosas de dentro de las casas están un poco cascadas pero la idea es buena!!! Un abrazo!!! 😉

  9. Caliope dice:

    Me quedé sin ir a Calico y mira que tenía ganas! como siempre digo cuando me queda algo atrás ya volveré, je je. Una suerte coincidir con el festival; lo de los Picapiedras ni siquiera sabía que existía pero visto lo visto casi mejor. Un saludito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *