EASTERN STATE PENITENTIARY Embrujo o Realidad

Mapa-zona-Eastern-State-Penitentiary
Filadelfia, Pennsylvania – 1964

De repente despierto… sudoroso, exaltado, otra noche más, otro sueño de libertad que se desvanece con los primeros rayos de sol. La celda es pequeña y fría y antes de abrir los ojos recorro mentalmente estos 6 metros cuadrados que se han convertido en mi hogar durante los últimos 3 meses. El jergón ocupa la mitad de la suite, es bastante mullido aunque hoy lo encuentro especialmente incómodo. Junto a él está el escritorio donde paso las horas muertas leyendo y estudiando, que me hayan condenado por robar alguna que otra cartera no quiere decir que no sueñe con un futuro mejor. Sigo las tuberías de agua caliente que sirven como calefacción hasta llegar al grifo y el inodoro, todo un lujo teniendo en cuenta que hace dos años pasé otra temporada de “vacaciones” y estábamos todos hacinados en salas sin seguridad ni vigilancia, salí vivo de milagro. Cuando salga de aquí tengo que acordarme de dar gracias al político que haya inventado este nuevo sistema de prisiones, tenemos nuestra propia celda, podemos estudiar, hacer ejercicio en el patio, nos duchamos dos días por semana y no hace falta pegarse para ir a la letrina, creo que podría acostumbrarme a vivir aquí. El único inconveniente es que vengan todos los días con el sermón de que debemos purgar nuestros pecados y encontrarnos con Dios, yo le intento buscar todas las mañanas por la ventana de mi celda pero sólo veo nubes negras. Definitivamente he tenido suerte de acabar en la Eastern State Penitentiary, procuraré seguir sus reglas y salir como un hombre arrepentido y reinsertado.

Filadelfia, Pennsylvania
Situación de la Penitenciaría
Eastern State Penitentiary
Intento abrir los ojos, no, todavía es muy pronto para enfrentarme a un nuevo día… Vuelvo a pensar en el edificio, se construyó en 1829 con una gran fiesta inaugural, todavía recuerdo los titulares en los diarios de aquel día: “El edificio más caro de la historia será disfrutado por presos” junto a un plano de esta gran mole de hormigón. Es de planta cuadrada con muros de más de 10 metros de altura para que no podamos escapar y una única puerta de entrada. La zona de reclusión tiene forma octogonal con siete corredores en los que se disponen celdas individuales, cada uno tiene su propia puerta de acceso y sólo se comunican mediante la sala central de control sobre la que se encuentra la garita de los guardias, desde allí tienen una visión total del perímetro y controlan cada paso que damos. Todavía no me explico cómo se pudieron escapar hace unos años aquellos presos, ni dónde metieron los treinta metros de tierra que tuvieron que excavar para alcanzar su libertad. Desde entonces ha aumentado la seguridad pero lo que no ha cambiado es su afán por que encontremos nuestro camino, aquí no infligen penas ni torturas y el único medio de castigo para los presos más rebeldes es ser encerrado unos días en un pequeño agujero del patio sin apenas luz ni comida.

Planta de la Penintenciaría
Plano de la Penitenciaría
Entrada a los Corredores
Garita de los Guardias
Una corriente de aire me saca de mis pensamientos, ya no lo puedo retrasar más y poco a poco voy abriendo los párpados. Hace mucho frío y huele a humedad, al principio me cuesta enfocar la vista pero tras varios pestañeos no puedo concebir la realidad que me rodea. Estoy tumbado en el suelo de mi celda pero no es mi celda: pintura desconchada, grietas en las paredes, escombros en el suelo, muebles desvencijados… ¿dónde estoy? La adrenalina me invade y el corazón se acelera: la puerta está abierta y el único ruido que me llega es del pasillo vacío. Dudo durante un instante pero no hay otra opción: me asomo lentamente al corredor con su forma de bóveda, sigue siendo igual de largo pero todas las celdas están abiertas sin nadie que las habite más que el viento y algún pájaro despistado. ¿Qué está pasando? Recorro el pasillo inspeccionando cada celda vacía hasta llegar a la sala de control, los siete corredores presentan el mismo aspecto de abandono: el de las mujeres, los presos peligrosos, los presos comunes, los enfermos mentales… hasta la celda del famoso Al Capone está desierta, sólo estuvo encerrado durante 8 meses en 1929 y la han conservado tal y como la dejó.

Corredor de la Penitenciaría
Celda o Célula
Celda o Célula
Celda de Al Capone
Corredor 8
Corredor Sanitario
Salgo al patio para intentar aclarar mis ideas, tal y como imaginaba el campo de beisbol también está solitario y la hiedra trepa hasta lo alto de los muros, ¿cómo ha podido ocurrir? Sé que hasta el año 1913 los presos estaban en un total régimen de confinamiento y soledad pero eso forma parte del pasado oscuro de la prisión, ayer mismo estaba en este mismo lugar jugando con el resto de presos y hoy el mundo ha desaparecido. Tiene que haber alguna explicación así que comienzo a recorrer todas las dependencias de la penitenciaría: sinagoga, capilla, hospital, comedor, invernadero… todo parece haber sido olvidado por el tiempo, incluso el agujero de reclusión parece más frío y oscuro. No quiero darme cuenta pero la realidad es que sigo encerrado, simplemente he cambiado mi celda de 3×2 por un inmensa mole de acero y hormigón. Tic, tac, tic, tac, tic, tac… han pasado varias horas y continúo sin respuestas así que comienzo a trepar por la hiedra mojada para huir de los fantasmas. La libertad está cada vez más cerca, lo noto, estoy llegando a lo alto del muro, de repente “crack”, la rama se parte y siento como mis manos y el resto de mi cuerpo van separándose de la pared y caen en silencio…

Salida al Patio
Patio
Intramuros de la Penitenciaría
Invernadero
De repente despierto… sudoroso, exaltado, una mano cálida acaricia mi rostro mientras alguien me susurra que ya hemos llegado a nuestro destino: “¿Estás bien cariño?, si quieres lo podemos dejar para otro día”. Tardo unos segundos en reaccionar hasta darme cuenta de que hoy por fin el sueño se ha hecho realidad, vuelvo a la Eastern State Penitentiary 30 años después pero esta vez como un simple turista, libre.

La Eastern State Penitentiary fue inaugurada en el año 1829 con un novedoso plan de confinamiento y reinserción de presos que finalmente no prosperó. En 1971 cerró sus puertas oficialmente hasta que se abrióde nuevo como museo en 1994, sin embargo durante estas dos décadas la gente comenta que nunca ha estado deshabitada del todo, yo no creo en fantasmas pero toda leyenda esconde una buena parte de realidad.

EASTERN STATE PENITENTIARY
Dirección:
2027 Fairmount Avenue
Philadelphia, PA 19130
Teléfono: (215) 236-3300
Horario:
Todos los días de 10:00 a 17:00 (Última entrada a las 4 pm)
Tours guiados:
De lunes a viernes: 10:00, 12:00, 14:00, 15:00 y 16:00
Fines de semana: cada hora de 10:00 a 16:00
Precios:
Adultos: 12 $
Jubilados: 10 $
Estudiantes y Niños: 8 $
CityPASS Adultos: 59 $
CityPASS Niño: 39 $
No recomendado para niños menores de 7 años

El terror detrás de los muros es una atracción que se celebra en la penitenciaría durante las semanas próximas a Halloween ya que tras más de dos décadas de abandono es uno de los edificios más embrujados del país. Hay varias modalidades que incluyen desde cenas en las celdas hasta la posibilidad de pasar la noche recorriendo los pasillos y corredores abandonados.

Terror Behind the Walls

29 Comentarios

  1. Me ha encantado el retalo! :D No conocía esta prisión abandonada, me la apunto para visitar si vamos a Filadelfia, aunque evitaré ir en Halloween, que miedo… :P

  2. Moooolaaaa!!! jejejeje… Estas son de esas cosas que no me gustaría perderme… y menos viéndolo como lo has ambientado…

    • Babyboom dice:

      Cuando la visitamos pensé en tí varias veces, porque daba un yuyu algunas estancias que para qué, pensé “fijo que si viene aquí el Victor planta la tienda y a esperar que aparezca algún fantasma”, jejejeje.

  3. ¡Vaya tela! Espeluznante… aunque tiene que ser un lugar muy muy curioso.
    Anotado queda, pero no en Halloween! jejeje
    ¡Un saludo chicos! ;)

  4. Genial entrada!!!! Veo que me escuchaste el día que nos vimos en el Federal CAfé!!!! Sin duda, fue una de las experiencias estrella de mi viaje a los EEUU y no había casi nadie visitándola… ;)

    • Babyboom dice:

      Te escuché muy atentamente y fue lo primero que hice al llegar a casa, buscar la prisión abandonada, si te soy sincera creo que es una de las cosas más interesantes de Filadelfia porque el resto no es que me gustara mucho, jejejeje. Muchas gracias por la recomentación!!! ;-)

  5. Pues me lo apunto ahora mismo, ya lo visité cuando estuve en Alcatraz, que menos que visitar también esta penitenciaría, tiene muy buena pinta y el relato te ha quedado genial :D

    Saludotes!

  6. Una forma superoriginal de mostrarnosla…
    Una entrada fantástica.

    Saludos desde http://yoadoroviajar.blogspot.com

    trini

  7. Caliope dice:

    Muy chulo el sitio, no lo coocía! Cuando recorra la Costa Este intentaré no perdérmela, eso sí, si es en noviemvre paso! No quiero tener pesadillas. Yo he estado en Alcatraz, que me gustó mucho y en la carcel del fin del mundo en Ushuaia, pero ésta que nos enseñas es más tétrica! Muy original el relato. Ah la celda de Al Capone es un punto! Jaja. Un besote

    • Que ganas tengo de conocer Alcatraz… Filadelfia es la cuna de los Estados Unidos pero aparte de las visitas históricas también merece la pena dedicar una hora a recorrer los pasillos y celdas de la penitenciaría.. sobretodo de noche :)

      Un abrazo !!!

  8. Me lo apunto, que ya quedan 3 meses y es hora de tomarse en serio la planificación, aunque seguramente me dará mucho yuyu XD

    • Está claro que en un vaje largo hay muchos sitios que uno quiere visitar y lo peor de todo son los descartes por falta de tiempo pero si pasais por Filadelfia la penitenciaría es una buena opción.

      Que envidia me dais !!! :blaf:

  9. Fran dice:

    Genial la entrada, os felicito!!! Estos lugares también me encantan y hay que hacerlos si se pasa cerca!! Mola la celda de Al capone….. Abrazos

  10. Dany dice:

    Menudo sitio más tétrico jejeje! A mi también me ha molado la celda de al capone :P

    • Babyboom dice:

      La verdad que a mí no me gustaría quedarme sola allí, ni en Halloween, ni en verano ni en Navidad, jejejeje. Creo que tiene un aire de misterio que pone los pelos de punta!!! ;-)

  11. Antonio Ruiz dice:

    Muy chulo el relato, no conocía esa prisión (afortunadamente, jejeje). Este tipo de atracciones se están poniendo muy de moda últimamente, junto con los cementerios, por ejemplo. Yo suelo visitarlas, me gustó especialmente una prisión de Ushuaia, en Argentina, y lo curioso es que el día de la visita, de noche, soñé que estaba allí preso, jejeje. Es cierto.

    Es la primera vez que te leo, peregrino! Buen post!

    Abrazos.

    • Babyboom dice:

      Nosotros también visitamos la prisión de Ushuaía y el pabellón 1 creo que da mucho más yuyu que esta, no veas que susto me pegué con un maniquí que había disfrazado con los trajes que utilizaron para ir a la Antártida, nunca lo olvidaré, jejejejeje. Este lugar es curioso de visitar!!! ;-)

    • Gracias por el comentario Antonio :)
      La prisión de Ushuaia es imponente por el sitio tan remoto en el que se encuentra y esta de Filadelfia es tétrica porque está abandonada, o eso es lo que parece… jejeje

      Un abrazo !!!

  12. M. Teresa dice:

    Excelente relato que me ha enganchado de principio a fin. Súper interesantes las fotos, me ha “encantado” la celda de Al Capone, aunque un poco claustrofóbica, no?

    Un abrazo

    • Me imagino a Al Capone como a la gente con poder que acaba en la cárcel, presos pero con todas las comodidades. De hecho su celda es lo más llamativo de la penitenciaría, todo lo demás es bastente tétrico.

      Un abrazo !!! ;)

  13. M.C. Cruz dice:

    qué buen relato! Desde que no me paso por aquí veo muchos cambios en el blog. Me gusta! Tiene que ser divertida la visita en Halloween, aunque dé un poco de yuyu. No sabía de esta cárcel. Besotes para los dos

  14. Me ha parecido UNA PA-SA-DA … fíjate que he pasado muuuuuuuuuucho tiempo en estados unidos tanto por estudio como ahora por trabajo … y en Phili he estado dos veces … creo que dos sí, … pero nunca supe de éste lugar!!! (mira que me voy el finde que viene jajaja, estoy … bueno, en bus … unas 7 horas) :)

    Bueno, el caso es que el corredor me ha parecido IN-CRE-I-BLE … joder! qué envídiaaaaa …

    Apuntado!!

    hasta pronto!

    • Son de esos lugares de los que nunca oyes hablar pero que luego te sorprenden. Está claro que lo más turístico de Filadelfia es todo lo relacionado con la historia del país pero la próxima vez que vayas acércate a conocer esta prisión, no te defraudará.

      Un abrazo !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>