El Cairo Entre atascos, mezquitas e iglesias

Quedamos con el taxista que nos pasaban a recoger a las 8 de la mañana y a las 7 y media estaban allí como clavos esperando. El tráfico del Cairo es caótico, no respetan nada, las rayas de la carretera están de adorno porque allí hacen 4 y hasta 5 carriles donde solo hay 3, además están mal pintadas, el que las pintó o iba un poco pedo o iba esquivando los coches porque de repente te aparece una raya torcida, etc, etc… vamos, todo lo que diga para explicar el caos no sirve de nada porque hay que vivirlo.

Fuimos directos al Barrio Copto, allá visitamos la Iglesia y Convento de San Jorge, la Sinagoga Ben Erza, la Capilla de Santa Bárbara, la Iglesia de San Sergio (donde estuvo la Sagrada Familia) y la Iglesia de Santa María, de todo, lo que más me gustó fue la Iglesia de Santa María. Para entrar al Barrio Copto y a todo lo anterior no tenéis que pagar nada, es gratis. En la Iglesia de San Sergio no se pueden hacer fotos, hay una cripta pero está cerrada, si queréis podéis comprar postales para verla, creo que ese es el fin de que esté cerrada.

Iglesia de Santa María

Iglesia de Santa Bárbara

Iglesia de Santa Bárbara

Iglesia de Santa Bárbara

Barrio Copto

Iglesia de San Jorge

Iglesia de San Jorge

Iglesia de San Jorge

Iglesia de San Jorge

Iglesia de San Jorge

Iglesia El-Moallaqah o suspendida

Iglesia El-Moallaqah o suspendida

Iglesia El-Moallaqah o suspendida

Iglesia El-Moallaqah o suspendida

Iglesia El-Moallaqah o suspendida

Mezquita Barrio Copto

Mezquita Barrio Copto

Mezquita Barrio Copto

Mezquita Barrio Copto

Mezquita Barrio Copto

Mezquita Barrio Copto
De allí nos fuimos a la Mezquita que hay justo enfrente del Barrio, por lo visto es una de las más antiguas del Cairo, tiene 800 años y es una de las más grandes también, la entrada es gratis pero tendréis que dejar una pequeña propineja para el guarda-zapatos. Cuando fuimos a entrar a todas las chicas nos hicieron poner una capa verde, parecíamos Harry Potter, solo nos faltaba la escoba y la lechuza en el brazo. El taxista nos estuvo explicando todo por dentro, es preciosa y además nos dio unas clases sobre el Corán, muy interesante.
 
 
Mezquita Sultán Hassan

Mezquita Sultán Hassan

Mezquita Sultán Hassan

Mezquita Sultán Hassan

Mezquita Sultán Hassan

Mezquita Sultán Hassan

Mezquita Sultán Hassan

Mezquita Sultán Hassan

Mezquita Sultán Hassan
Cogimos de nuevo los taxis y nos fuimos hacia la ciudad de los Muertos, es un antiguo cementerio, en él, vive la gente más pobre ya que como no tenían dinero para comprar casas se las hicieron dentro de los mausoleos, que triste!!!!! Allá visitamos el Mausoleo de la Familia de Mohamed Ali, el que se cargó a 40 mamelucos y los enterró allá con su familia, la entrada cuesta 20 Libras y personalmente a mí no me gustó nada, muy dejado. Eso sí, nos quedó claro que a los fiambres los enterraban 3 metros por debajo de tierra y mirando a la Meca, creo que es lo único que se sabía el taxista, lo bueno fue cuando alguien le preguntó de que murieron dos hijos suyos pequeños y él contestó: pues se murieron, le volvieron a hacer la pregunta: ya, pero de qué murieron? Y su respuesta volvió a ser: se murieron…con lo cual deduje que se habían aprendido cuatro cosas y así hacían el Agosto.  
 
 
Mausoleo de Mohamed Ali

Mausoleo de Mohamed Ali

Vistas del Cairo desde el mirador

Vistas del Cairo desde el mirador

Vistas del Cairo desde el mirador

Vistas del Cairo desde el mirador
Después de allí subimos a un mirador desde donde se divisa toda la Fortaleza de Saladino y la Mezquita de Alabastro, acto seguido bajamos a la Mezquita del Sultán Hassan, impresionante, os aconsejo que no os la perdáis, aquí por suerte no nos hicieron poner la capa de Harry Potter, la entrada cuesta 30 Libras, a la salida el de los zapatos nos pedía propina pero como ya habíamos pagado la entrada no se la dimos.

No veáis el atascazo que pillamos camino al Museo Egipcio y todo para nada, resulta que los miércoles el museo cierra a las 2 de la tarde y cuando llegamos ya estaba cerrado así que tuvimos que localizar a los taxistas por teléfono para que nos vinieran a buscar. Acabamos el día en el Mercado de Khan el Kalili, comparado con otros zocos no me gustó mucho. Estuvimos tomando algo en el Café Fishawi, las consumiciones cuestan 8 Libras cada una y un consejo: no vayáis a los baños del mercado, son vomitivos y hay que entrar con máscara anti-radiación, que asco!!!!  

Mercado Khan el Kalili

Mercado Khan el Kalili

Mercado Khan el Kalili

Mercado Khan el Kalili

Mercado Khan el Kalili

Mercado Khan el Kalili

Baños Mercado Khan el Kalili

Café Fishawi

Café Fishawi

Café Fishawi
De vuelta al hotel ya sabía yo que algo tenían que vendernos los taxistas, nos dijeron que tenían un amigo que hacía descuento para comprar plata, como nos engañaron no compramos nada así que volvimos al hotel y cenamos allá como todos los días, previamente hicimos nuestro particular picnic con chorizo, lomo y jamón procedente de España, jejejejejeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *