Vietnam

Navegando entre arrozales

Estados Unidos

De costa a costa

Mexico

El imperio de los Mayas

Costa Rica

Naturaleza en estado puro

Argentina

Tierra de constrastes

Francia

Castillos, caballeros y pueblos de leyenda

España

Un país en la mochila

 

EL RINCÓN DE LA VIEJA Sector Santa María

MAPA-RINC-C3-93N-DE-LA-VIEJA
Me levanté que parecía Robocop de las agujetas que tenía, la noche anterior habíamos contratado un paseo a caballo por la zona del Sector Santa María ya que la carretera para llegar hasta allí estaba bastante perjudicada y era muy difícil pasar con el coche. Nos costó 30 $.
Plano Parque Nacional Rincón de la Vieja
A las 7 de la mañana estaba como un clavo nuestro guía: Genaro, un hombrecillo menudo con un gorro de cowboy y muy majete. Esperó a que desayunáramos y nos llevó hasta dónde estaban los caballos ahí fue dónde conocí a Tractor, mi compañero de excursión durante todo el día.
Mi caballo: Tractor
Mi caballo: Tractor
Comenzamos el camino ascendiendo por un pedregal, yo estaba sufriendo por el pobre caballo e incluso le dije a Genaro si me bajaba de él para que pudiera subir más tranquilo pero me dijo que no, que estaba acostumbrado. Después de pasar ríos, caminos, piedras y otros obstáculos y tras 40 minutos de rodeo llegamos a la caseta del guarda parques. La entrada también cuesta 10 $ como en todos los Parques Nacionales de Costa Rica pero esta vez no estaba el vigilante y por más que silbó y pegó gritos nuestro guía allí no apareció ni el tato así que decidió dejar amarrados los caballos a un árbol y que pagáramos a la salida para no perder más tiempo.
Parque Nacional Rincón de la Vieja
Comenzamos a caminar por el Sendero Colibrí, tiene medio kilómetro y desemboca en las pailas de agua fría. En principio y según habíamos leído, es posible ver varios animales por el camino pero como hacía mucho viento por lo visto estaban escondidos y salvo unas cuantas hormigas no vimos nada más. Tardamos media hora en llegar a las pailas, el paisaje es un poco desolador, con varios troncos deshojados y muertos, más bien parecía el escenario de algún juego de esos tétricos de consola!!!!
Sendero Colibrí
Sendero Colibrí
Sendero Colibrí
Sendero Colibrí
Nos acercamos a una pequeña grieta por dónde brotaba una especie de líquido de color gris, igual que en el Sector Pailas, parecía que debajo de la tierra hubiera una caldera que deshacía el suelo y lo hacía burbujear como una olla hirviendo. Genaro metió la mano dentro ante mi espanto pero no se le desintegró como yo pensaba que iba a ocurrir, por lo visto, en el suelo hay un componente que enfría las aguas denominado Bióxido de Carbono. Nuestro guía nos comentó que la mezcla de este barro o lo que sea era bueno para las infecciones y problemas de piel así que allá que me puse yo dos rayas al más puro estilo “Apache” por si las moscas!!!
Pailas de agua fría
Pailas de agua fría
Genaro en las pailas de agua fría
Pailas de agua fría
Pailas de agua fría
Retornamos a la Casona de Santa María o casa del guarda parques. Esta vez sí que había llegado así que le pagamos y nos abrió una exposición que hay dentro de la casa sobre esqueletos de animales, antiguas herramientas y fotos del volcán. La casona fue la antigua hacienda dónde residían los dueños cuando el parque era una finca privada dedicada a la plantación de caña de azúcar. Al lado todavía podemos ver un antiguo trapiche, molino que se utilizaba para moler la caña de azúcar. Según Genaro, todos los trabajadores de los hoteles y fincas aldeañas al parque son descendientes de antiguos jornaleros de la hacienda, él mismo había crecido allí ya que sus padres trabajaban en la casona y por eso se conocía al dedillo todos los caminos.
Hacienda Santa María
Hacienda Santa María
Trapiche de la Hacienda Santa María
Montamos de nuevo en el caballo para dirigirnos a las termas que están a unos 3 km. desde la casona, nos metimos a través de la selva y como yo todavía no dominaba muy bien al caballo no reaccioné a tiempo y me estampé la pierna contra un árbol, menudo arañazo me hice. Dejamos “aparcados” los caballos en mitad de la maraña de ramas y por un sendero de unos 10 minutos llegamos a las termas. No tiene nada que ver con lo que conocemos aquí, junto a un río han puesto unos sacos a modo de piscina y allí es posible meterte sentándote en la arena. A diferencia del agua del río que está congelada en la pequeña piscina rudimentaria no hay quién meta el pie de lo caliente que está…misterios de la naturaleza!!!! Desde luego que relajarse en medio de un escenario así es un auténtico lujazo. Cuando fuimos no había nadie pero según nos contó el guía hay veces que no te puedes ni acercar al agua de la gente que hay… :S
Termas en el Sector Santa María
Termas en el Sector Santa María
Termas en el Sector Santa María
Volvimos de nuevo a los caballos por poco tiempo ya que los dejamos atados en un árbol para bajar a la Catarata del Bosque Encantado o también conocida como Catarata Morfo en honor a las mariposas azules de esta especie que revolotean por los alrededores. Se encuentran a 1 km. de la casa del guarda parques y aunque la bajada no es tan dura como la de la Cangreja, en algunos tramos hay que llevar cuidado. Nos volvimos a dar un chapuzón allí y disfrutamos del picnic que nos habían preparado en el hotel y que entraba con el precio de la excursión: 2 sandwichs (uno de atún y otro de jamón-queso), tres rodajas de piña que estaban riquísimas, 3 caramelos, 1 botella de agua y 1 paquete pequeño de galletas de chocolate y nata. Nos quedamos allí como tres cuartos de hora antes de emprender el ascenso hacía dónde se encontraban los caballos, eso fue lo peor!!!
Catarata Bosque Encantado en el Rincón de la Vieja
La excursión llegaba a su fin pero aún nos quedaba una hora a lomos del caballo entre la selva y por unos parajes preciosos. Fue una manera estupenda de visitar esta parte del parque. Llegamos sobre las 3 de la tarde al hotel y a las agujetas de por la mañana se había añadido un dolor de culo impresionante de los saltitos que había pegado con el caballo.
Paseando por el Parque Nacional Rincón de la Vieja
La tarde la dedicamos a ducharnos, descansar un poco y tomarnos algo en el bar del hotel hasta la hora de cenar ya que se puso a llover. Nuevamente por 10 $ cada uno cenamos allí, esta vez ensalada, bistec y arroz con leche de postre. Había sido nuestro último día en este paraíso y estábamos muertos de cansancio!!!!
Después de la tormenta en El Rincón de la Vieja

Espero que mis relatos os ayuden a preparar vuestros viajes, podéis consultar la Guía de Costa Rica y seguirme también en Facebook, Google Plus y Twitter.

Si te ha gustado, compártelo
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

18 Comentarios

  1. Babyboom dice:

    Muchas gracias Nere, la verdad es que Costa Rica es un país alucinante y con unos paisajes preciosos!! Un saludito. ;-)

  2. Purkinje dice:

    Qué bonito es el Rincón de la Vieja, y qué de cosas tiene!!! De todos los de Costa Rica es sin duda mi parque favorito… Cuanto me alegro de que lo disfrutaras!! :D

  3. Lala Garcia dice:

    Qué preciosa excursión ¡y a caballo! Supongo que bañarse en la Catarata del Bosque Encantado sería una pasada, la foto es espectacular.

    Sigue dándome envidia ;)
    Besos

  4. machbel dice:

    Que curiosas las Pailas, nunca había oido hablar de algo asi. Tiene muy buena pinta Costa Rica, todo el que fue volvió encantado

  5. Artabria dice:

    Me encanta la catarata!! Vaya aventura en el caballo, no? jeje, yo sólo monté una vez y me encantó, ahora tenemos pendiente un paseo por el parque natural de Somiedo :-)

  6. Babyboom dice:

    Purkinje, la verdad es que Costa Rica me fascinó y ya se ha convertido en uno de mis tres países favoritos. El Rincón de la Vieja también me encantó, lo bien que estuvimos allí y la tranquilidad que había…qué lástima que lo bueno se acaba pronto, jejejeje.

    Lala, la catarata es una pasada pero siempre están abajo del todo que para bajar muy bien pero después para subir…

    Machbel, tienes razón, con todos los que hablo de Costa Rica están deseando volver así que anímate y ya verás que te unes al club, jejejeje

    Artabria, lo del caballo estuvo guay pero no veas que dolor de culo después, jejejeje.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. ;-)

  7. victor dice:

    Hola Babyboom,

    Qué paseo más chulo en caballo por el parque natural. Me han encantado las termas y la catarata, naturalez en estado puro !!

    Un abrazo.

  8. Cool dice:

    Costa Rica me parece un país para divertirse mucho…
    Yo también tuve dolores en músculos que ni conocía de mi cuerpo después del paseito en caballo. Y para variar, también me daba pena el pobre, pero eso ya va innato en mi.
    Un besico

  9. Babyboom dice:

    Victor, la verdad es que está chulo ir por mitad de la selva a caballo, eso sí, me salvé de varios mamporrazos gracias a que el pobre se sabía más o menos el camino,jejejeje

    Cool, menudas agujetas en todo el cuerpo, parecía Chiquito de la Calzada andando de lo que me dolían todos los músculos, jejejeje.

  10. M.C. dice:

    No me extraña que estuviérais muertos de cansancio! Si es que no habéis parado!! Yo no he montado nunca en caballo, así que creo que también me llevaría algún mamporrazo que otro!!
    Un abrazo

  11. Babyboom dice:

    M.C, yo era la segunda vez que lo hacía pero el dolor de culo no te lo quita nadie, eso sí, es una experiencia muy chula aunque tengo que perfilar mis técnicas de conducción, jejejejeje. Un abrazo. ;-)

  12. Aran BL dice:

    Aún no me he ha dado tiempo a leerme este nuevo post (lo haré en breve jeje), pero te cuento: he nombrado tu blog ganador del Premio Liebster, te dejo el enlace para que veas de qué va esto. Espero que te haga ilusión, enorabuena! :) http://dondemedejesllevarte.blogspot.com/2012/03/continuamos-la-cadena-de-premios.html

  13. Babyboom dice:

    Muchísimas gracias!!!! Una iniciativa muy chula para dar a conocer a blogs!!! Voy a pensar en mis premios…Un abrazo ;-)

  14. Me ha encantado este post.

    Tractor! jajaja vaya nombre qué bueno! me ha encantado la catarata! me encantan las cataratas y las pozas y no puedo evitar meterme siempre aunque estén congeladas. Menuda excursión más chula Babybom! Me gustaría mucho hacerla algún día! Aún a riesgo de andar como Chuiquito de la Calzada al día siguiente! jajaja Costa Rica siempre me ha llamado la atención.

    Un abrazo

  15. Babyboom dice:

    La verdad es que cuando viajé a Costa Rica tenía un poco de recelo por el tema de los bicharracos que me dan pánico pero me gustó un montón y se ha convertido en uno de mis lugares preferidos y al final, hasta buscaba yo a los bichos, jejejeje. Si puedes, no dejes de visitar el país, te encantará!!! Un abrazo. ;-)

  16. Aran BL dice:

    Por fin he podido leerme el post! Lo tenía ya un poco atrasado pero bueno… Me he dado cuenta de que me encantan las fotos de las cataratas, tienen un efecto super relajante jejeje.
    Qué curioso lo del paseo a caballo, tenía cara de panchote Tractor! Por cierto, me he quedado con ganas de ver tu foto Apache jajaja.

    Ah! Aunque no se corresponda este comentario en este post… Me alegra que hayas continuado con los premios Liebster :)

    Un besito! :)

  17. Babyboom dice:

    Hola Aran, simplemente por estar en medio de la selva sin ningún otro ruído que el del agua cayendo y los animalitos ya es toda una relajación y este lugar es una pasada. Mi caballo tenía cara de panchote pero cuando se ponía a hacer carreras no lo era tanto, jejejeje. Un abrazo. ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>