Los fiordos del este islandeses y las Auroras Boreales

Nos levantamos temprano como de costumbre en Islandia, desayunamos e hicimos una pequeña parada en el supermercado para comprar provisiones para los siguientes días, menudos precios que manejan en el país, para comprar un kilo de tomates hay que trabajar lo menos dos días en España, jejejeje.

Nuestra ruta para hoy era bordear varios de los Fiordos del este visitando los pueblos que nos fuéramos encontrando por el camino, parando en varios miradores que habíamos visto en la guía y acabando la noche en Egilsstaðir pero el tiempo no era el más adecuado, estaba lloviendo, hacia bastante frío y había una especie de neblina baja muy chunga para sacar fotos decentes.

CAMINO A LOS FIORDOS DEL ESTE DE ISLANDIA (2)CAMINO A LOS FIORDOS DEL ESTE DE ISLANDIA

Los Fiordos del Este se extienden desde Djúpivogur hasta Njarðvík a lo largo de aproximadamente 300 kilómetros en los que encontramos espectaculares fiordos, acantilados, pequeñas islas, faros, pueblos de cuento y numerosos senderos para descubrir esta parte casi desconocida de Islandia.

CAMINO A LOS FIORDOS DEL ESTE DE ISLANDIA (3)STREITISHVARF - FIORDOS DEL ESTE ISLANDIA

La Ring Road va serpenteando por toda la costa pero en algunos tramos está sin asfaltar y el riesgo de que te caiga un pedrusco encima es bastante elevado, en algunos tramos hasta estuvimos a punto de darnos la vuelta porque lo que había en mitad del camino no eran simples piedrecitas sino pedruscos enormes del tamaño de un huevo de dinosaurio, jejejeje.

Comenzamos la ruta en Djúpivogur y fuimos bordeando el Fiordo de Berufjördur, tiene aproximadamente 20 kilómetros de largo por 5 de ancho, en un primer momento no me gustó demasiado, lo comparaba con los de Noruega que habíamos visitado en el año 2010 y sinceramente, eran más espectaculares pero la cosa fue mejorando y a medida que continuábamos el camino iban apareciendo montañas, numerosos acantilados de arena negra que se mezclaban con el  mar o algún que otro faro, como el de Streitishvarf (bastante feo por cierto).

FIORDOS ESTE ISLANDIA (2)FIORDOS DEL ESTE ISLANDIA

Llegamos hasta Breiðdalsvík, un pintoresco pueblecito situado en un espectacular valle y rodeado de majestuosas montañas entre las que se encuentra el Breiðdalsheiði, un antiguo volcán erosionado. La primera casa que se construyó en Breiðdalsvík fue en 1883 y hoy en día el pueblo cuenta con un puerto pesquero, una antigua cooperativa reconvertida en centro geológico, algunos alojamientos y varias casas de madera. En los alrededores hay algunos senderos que recorren las montañas y se pueden encontrar diversos minerales de colores, todo ello atrae a numerosos turistas en los meses más cálidos, cosa normal porque cualquiera se pone a buscar piedras debajo de la nieve en invierno, jejejeje.

BREIDDALSVIK - FIORDOS ESTE ISLANDIABREIDDALSVIK - FIORDOS ESTE ISLANDIA (2)

Continuamos nuestra ruta pero esta vez por la Carretera 96 bordeando el Fiordo Stöðvarfjörður hasta llegar al pueblo con el mismo nombre, una pequeña iglesia azul se alza encima de una colina justo enfrente del puerto, no hay ni un alma por las calles del pueblo y nuestra idea era ir a visitar la Casa de Petra Sveinsdóttir, no vayáis a pensar que es algún familiar lejano nuestro porque está claro que el apellido no se parece en nada, jejejeje. Este lugar es bastante pintoresco ya que en él vivió la señora Petra que a lo largo de su vida llegó a reunir una gran cantidad de minerales, piedras, restos de naufragios, bolis y todo lo que se encontraba, lástima que en el mes de enero la casa está cerrada al público así que otra vez será…

Para el que vaya en otra época, los horarios son de 9 a 18 horas desde mayo a septiembre y de 9 a 15 horas de octubre a abril, está cerrado en diciembre y enero. El precio de entrada es de 1500 ISK.

STODVARFJORDUR - FIORDOS DEL ESTE ISLANDIASTODVARFJORDUR - FIORDOS DEL ESTE ISLANDIA (2)

Seguimos nuestro camino, no había ni un alma salvo alguna que otra oveja y renos, sí, es raro pero en esta parte de Islandia es el único lugar donde se pueden ver a estos adorables animalitos en libertad, bordeamos el Fiordo de Fáskrúðsfjörður y llegamos al que más me gustó, el Fiordo de Reyðarfjörður.

FIORDOS ESTE ISLANDIA (3)REYDARFJORDUR - FIORDOS DEL ESTE ISLANDIAFIORDOS ESTE ISLANDIA

Aunque habíamos leído en algunas guías que este lugar no valía la pena ya que en el siglo XX habían construido una enorme fundición de aluminio, no sé si fue por la calma de sus aguas, las montañas nevadas o que la construcción está bastante mimetizada con el entorno pero me encantó!

Cuando llegamos al pueblo de Reyðarfjörður nos desviamos por la carretera 92 hasta Egilsstaðir porque si continuábamos por los fiordos no nos iba a dar tiempo de ver Seyðisfjörður, uno de los lugares que teníamos apuntado para ver ese día sí o sí.

CAMINO A EGILSSTADIR (3)CAMINO A EGILSSTADIR (2)

Tuvimos que atravesar varios puertos nevados, la carretera estaba completamente tapada de nieve y hielo y circular se hacía bastante complicado, además, nos pilló una buena tormenta de granizo que complicó más la conducción, atravesamos parte de Egilsstaðir y nos dirigimos hasta Seyðisfjörður, situado a unos 25 kilómetros, paramos en algún mirador para ver la ciudad desde arriba.

SEYDISFJORDUR

EGILSSTADIR

Si hay un lugar que DEBE estar en todas las rutas por Islandia es este pequeño pueblecito situado al final de un fiordo y encajado entre montañas. Su historia se remonta a 1848 cuando se estableció como centro mercantil de la zona y rápidamente prosperó ya que hasta este lugar llegaron varios comerciantes y pescadores noruegos que fueron los que construyeron la mayoría de construcciones. Durante la II Guerra Mundial sirvió como base para los ejércitos británico y estadounidense y el único resto de esta época está en el fondo del mar, el Buque cisterna Grillo, hundido por los bombardeos alemanes y al que solo se puede acceder buceando aunque en invierno como que no apetece mucho, jeje.

SEYDISFJORDUR (2)SEYDISFJORDUR (5)

Hoy en día Seyðisfjörður es un pueblo de pintores y artistas y se nota en sus edificios y calles, lo mejor es perderse y pasear por el pueblo para ver las casas pintadas, las numerosas obras de arte que hay repartidas por el lugar, cotillear en las pequeñas tiendas de artesanía o maravillarte con el paisaje, es un sitio muy recomendable.

SEYDISFJORDUR (4)SEYDISFJORDUR (3)

Estaba atardeciendo por lo que nos dirigimos a nuestro alojamiento, el AtHome Apartments, un lugar con todo lujo de detalles, limpio y con unas dueñas majísimas que hasta nos dejaron chocolate, lástima que las vistas no eran muy idílicas, daba directamente al cementerio del pueblo, bueno…digo yo que sería el cementerio porque por la noche parecía una discoteca con todas las cruces iluminadas de colores, parecía que en cualquier momento iba a aparecer Michael Jackson cantando Thriller, jejejeje.

Nos pusimos a cenar a toda leche y sobre las 9 el cielo se empezó a teñir de verde….siiiiiiiiiii, era nuestra primera Aurora Boreal en Islandia así que dejamos los cubiertos y la sopa asquerosa de sobre que habíamos traído desde España, agarramos los trastos: cámaras, trípodes, gorros, guantes, mantas y salimos cagando leches en busca de un lugar oscuro, no tardamos en encontrar uno a unos 4 kilómetros de Egilsstaðir.

Las Auroras Boreales son ese fenómeno que todo ser humano debería ver una vez en la vida, se producen básicamente cuando el sol expulsa partículas cargadas de energía que chocan contra el campo magnético de la tierra y se transforman en energía de luz. Según antiguas leyendas islandesas, las luces del norte eran las almas de los difuntos que subían hasta el cielo.

AURORAS BOREALES EN EGILSSTADIR2

Pues bien, allá nos quedamos petrificados mirando hacia el cielo y fue alucinante, es imposible describir tanta belleza con palabras, ni con imágenes, hay que estar allí para vivirlo, menudo subidón!!! Estuvimos a la caza de las luces del norte hasta las 3 o 4 de la mañana y nuestras cámaras echaban humo, más vale una imagen que mil palabras así que aquí os dejo una pequeña muestra que no hace justicia a verlo en persona….

AURORAS BOREALES EN EGILSSTADIR5AURORAS BOREALES EN EGILSSTADIR4AURORAS BOREALES EN EGILSSTADIR3AURORAS BOREALES EN EGILSSTADIR1AURORAS BOREALES EN EGILSSTADIR

Así terminó nuestro día en Egilsstaðir, congelados, tiritando pero con una gran sonrisa en la boca, ya estoy deseando volver a ver bailar a la señora Aurora que aunque se hizo de rogar no me defraudó.

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer a través de Facebook, Google+, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter. ¿Ya nos sigues en nuestras diferentes Redes Sociales? Si es que no, anímate y aprieta el botón de ME GUSTA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *