Matamata
El hogar de los “Hobbits”

Hobbiton

Nuestro primer día en Nueva Zelanda amaneció nublado y quizás un poco más temprano de lo que nos hubiera gustado, todavía no estábamos acostumbrados al cambio de horario y poco más tarde de las 6:00 ya estábamos en pie. Hoy era un día importante ya que íbamos a conocer “La Comarca”, uno de los escenarios más reconocidos de la trilogía “El Señor de los Anillos”, nuestra intención estas 3 semanas no era hacer un viaje temático por la Tierra Media, pero hoy en día visitar el país de los kiwis implica convertirse continuamente en protagonista de alguna de sus películas al recorrer los paisajes y rincones donde se rodó la saga.

the-lord-of-the-rings

Como nos levantamos pronto aprovechamos para organizar un poco la furgoneta que habíamos alquilado, sin duda es la mejor forma de recorrer el país ya que te da la libertad de parar en cualquier lugar a comer o pasar la noche. Nueva Zelanda es un país que está muy preparado para este tipo de viajes ya que todas las carreteras y poblaciones disponen de numerosas áreas de servicio con baños públicos habilitadas para pernoctar: dormir junto a un lago, en una playa desierta o a los pies de un volcán son experiencias únicas difíciles de olvidar. Después de recoger las cosas y desayunar nos acercamos hasta la oficina de turismo de Matamata situada en el centro de la población, es muy curiosa ya que tiene la forma de una casa hobbit y en su interior se puede encontrar casi cualquier objeto que podamos imaginar con el merchandising de alguna de las películas.

Nuestra furgo

Nuestra furgo

Matamata no ofrece grandes sitios de interés y hasta que Peter Jackson no sobrevoló la zona en 1998 buscando un emplazamiento para sus películas era un pequeño pueblo ganadero. Hoy en día se la conoce como Hobbiton, incluso hay un cartel que lo corrobora, y tiene más de 200.000 visitantes al año siendo una de las atracciones turísticas más conocidas de Nueva Zelanda, este hecho la ha obligado a transformarse en los últimos tiempos para enfocar gran parte de su economía al turismo.

La granja Alexander, escenario de La Comarca, se encuentra situada apenas a 15 kilómetros de la población y realmente es un lugar idílico para recrear el mundo imaginario de Tolkien ya que está aislada entre pastos y en sus 1500m² no hay ninguna construcción moderna ya sean edificios, cables de tensión o antenas repetidoras. Aunque sus dueños siguen teniendo ganado el terreno es una joya muy rentable al tratarse del único escenario de las películas que aún se conserva en pie, incluso el elevado coste de la entrada no detiene a los miles de fans que diariamente llegan en masa para descubrirla.

Matamata

Bienvenidos a Hobbiton

La única forma de conocer “La Comarca” es mediante tours privados que salen diariamente desde varios puntos de la isla, Matamata es la población más cercana y cada media hora parte un autobús desde la oficina de turismo hacia el set de grabación. El primero es a las 9:00 de la mañana y fue el que escogimos para evitar encontrarnos con demasiados turistas, en invierno siempre hay plazas disponibles pero de Noviembre a Marzo conviene reservar con antelación.

El tour, denominado Hobbiton Movie Set, tiene una duración de 3 horas e incluye los traslados, la visita guiada y una bebida en la famosa taberna hobbit “Green Dragon” con tiempo libre para pasear; los miércoles y los domingos por la noche también se realiza una visita especial que incluye la típica cena hobbit y un recorrido nocturno por La Comarca. Nosotros llegamos bastante pronto y antes de coger el autobús aprovechamos para comprar algún recuerdo y fotografiarnos con Gollum.

Si queréis realizar el tour aquí os dejo los datos:
     * Dirección: 45 Broadway (i-Site Matamata)
     * Horario: de 9:00 a 17:00
     * Precio: 79$ entrada normal, 190$ entrada nocturna con banquete
     * Web: http://www.hobbitontours.com/

I-site Matamata

I-site Matamata

I-site Matamata

I-site Matamata


I-site Matamata

I-site Matamata


I-site Matamata

I-site Matamata


I-site Matamata

I-site Matamata

A las 9:00 en punto ya estábamos saliendo de Matamata, sólo íbamos 4 personas en el autobús con lo cual sería una visita bastante tranquila, habíamos acertado. Apenas se tardan 20 minutos en llegar y según nos vamos acercando el paisaje comienza a ser muy familiar con pequeñas colinas de un verde inmaculado plagadas de ovejas, está claro que nos encontramos cerca del hogar de los hobbits.

A la entrada del recinto está el parking y la tienda-cafetería, se puede llegar hasta allí por tus propios medios pero para poder entrar en el set es obligatorio hacerlo con un tour organizado. Nada más traspasar la verja se presenta la guía que nos acompañará durante toda la visita, mientras recorremos las últimas curvas de la carretera comienza a explicarnos la historia del emplazamiento y porqué Peter Jackson eligió este sitio en particular para recrear la famosa Comarca. Una vez que llegamos a la entrada nos bajamos expectantes del autobús deseando ponernos cuanto antes en la piel de los pequeños y simpáticos medianos.

Hobbiton

Camino de Hobbiton

Camino de Hobbiton

Camino de Hobbiton

Nada más comenzar la visita nos sumergimos completamente en el papel recorriendo el camino de la primera película por donde Gandalf llega en un carro junto a Frodo. La senda serpentea durante unos metros y al tomar la última curva aparece ante nosotros el mundo mágico de Tolkien: colinas tachonadas de pequeños agujeros redondos, praderas verdes de pastos, flores multicolores, un lago cristalino… ya no estamos en Nueva Zelanda, ahora nos encontramos en La Comarca.

Apenas hay gente y podemos movernos tranquilamente por los senderos, los huertos y las casas enterradas en la colinas, todo está perfectamente recreado a tamaño hobbit y hasta el más mínimo detalle nos llama la atención: herramientas, aperos de labranza, jardines, utensilios del hogar… realmente es fascinante encontrarnos en este lugar que tantas veces hemos visto en la gran pantalla. Recorremos la colina hasta la cima donde se encuentra Bolsón Cerrado, la casa de Bilbo y Frodo, es bastante grande pero lamentablemente ninguna de ellas se puede visitar, aunque aparezcan muy confortables todas están vacías por dentro y sólo se excavó el hueco suficiente para que se pudieran abrir las puertas, la magia del cine.

Hobbiton

La Comarca

Hobbiton

Casas de los Hobbits


Hobbiton

Casas de los Hobbits


Hobbiton

La casa de Bilbo y Frodo


Hobbiton

Casas de los Hobbbits

Bajamos la colina hasta la pradera donde los hobbits celebran sus fiestas bajo el gran mallorn, Árbol Dorado, y desde allí seguimos por el puente de piedra de doble arco hasta el molino. Está situado a los pies de un pequeño lago en cuyas aguas cristalinas se reflejan perfectamente las casas y árboles distribuidos por toda la colina, el entorno es realmente fascinante. La guía no ha dejado de explicarnos detalles del lugar con alusiones a las películas y terminamos la visita en la taberna “Green Dragon” donde brindamos con una pinta de cerveza, al igual que el resto de las casas está muy bien escenificada y es el único edificio del rodaje que tiene uso.

Nos sentamos en una mesa junto a la chimenea y admiramos el interior imaginando hobbits comiendo y bebiendo cerveza de mantequilla sin parar, todo el mobiliario es de madera incluso la barra del bar coronada por un enorme dragón cincelado. Hay varios tipos de cerveza y algún plato para degustar, nos hubiera encantado hacer la visita nocturna que termina con un gran banquete en este salón pero hoy es lunes y sólo la realizan los miércoles y domingos. Prácticamente no nos queda tiempo libre ya que nos hemos demorado bastante haciendo fotos y tras unos breves minutos de descanso regresamos hasta la entrada donde ya nos espera el autobús.

Hobbiton

La Comarca

Hobbiton

Camino de Green Dragon


Hobbiton

Taberna Green Dragon


Hobbiton

El puente y el molino


Hobbiton

La Comarca

Antes de regresar a Matamata paramos en la tienda-cafetería situada a la entrada del recinto, los artículos de las películas inundan las estanterías y hay cosas realmente curiosas que sólo los más fanáticos de la saga se atreverían a comprar. El viaje de vuelta nos lo pasamos revisando las fotos y comentando la visita, lo que más nos ha llamado la atención sin duda alguna ha sido la recreación de las casas de los hobbits: las puertas y ventanas redondas de madera multicolor perfectamente excavadas en los agujeros de las colinas, los porches con jardines exquisitamente cuidados, los buzones de las entradas, los alfeizares llenos de macetas y flores, las herramientas de tamaño mediano… Después de la visita de ayer a las Cuevas de Waitomo el tour de hoy realmente nos ha encantado y aunque el precio es un poco elevado merece la pena transformarse durante dos horas en auténticos hobbits trasladados al universo de la Tierra Media.

Hobbiton

Poco más tarde de las 12:00 ya estamos de vuelta en Matamata, es un pueblo pequeño con varias calles comerciales llenas de tiendas y restaurantes, no hay muchos sitios de interés y tras dar una pequeña vuelta por el centro salimos hacia Rotorua, situada a 60 kilómetros. El camino es algo monótono pero no por ello menos fascinante subiendo y bajando pequeñas colinas llenas de praderas donde las ovejas y las vacas viven en absoluta tranquilidad, sin duda este es el corazón de Nueva Zelanda y su mayor recurso. En poco más de una hora ya estamos en Rotorua, una población famosa por sus actividades al aire libre donde se concentra la mayor actividad volcánica del país. Según nos hemos ido acercando el paisaje cambia drásticamente, hemos dejado atrás las verdes praderas para dar paso a una selva inhóspita que esconde en su interior cráteres, geiseres y volcanes latentes…

Rotorua

Camino de Rotorua

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer a través de Facebook, Google+, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter. ¿Ya nos sigues en nuestras diferentes Redes Sociales? Si es que no, anímate y aprieta el botón de ME GUSTA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *