Visitar Hoi an en tres días - Vietnam | Callejeando por el Planeta

Hoi an: Qué ver y hacer en tres días

Tras nuestra visita a la ciudad imperial de Hue pusimos rumbo a la siguiente parada en nuestra ruta por Vietnam, Hoi An. El bus cama que habíamos reservado el día anterior en el Café Mandarín nos pasó a recoger por nuestro hotel sobre la una de la tarde y en cuatro horas ya estábamos en la ciudad bajo un manto de intensa lluvia.

 

Hoi an es una pequeña ciudad costera situada en el centro del país, a orillas del Mar de China. Durante los siglos XVI y XVIII la desembocadura del Río Thu Bon fue un importante centro comercial donde se asentaron mercaderes procedentes de China, Japón, India y Holanda. Esta mezcla de civilizaciones se ve reflejada en la espectacular arquitectura, templos y casas de Hoi an lo que en 1999 llevó a la UNESCO a reconocer su casco antiguo como Patrimonio de la Humanidad.

Hoi an desde el Río Thu Bon

Cuando desembarcamos (literalmente) en  Hoi an ya nos pudimos dar cuenta que no tiene nada que ver con el resto de ciudades vietnamitas, es tranquila, no hay apenas coches y todo el mundo se mueve a pie, en bici o en moto. Estaba diluviando y aunque eran aproximadamente las cinco de la tarde estaba muy oscuro así que no regateamos mucho y cogimos el primer taxi que se nos acercó, no era plan de calarse hasta el hígado.

Calles de Hoi an

Calles de Hoi an

Calles de Hoi an

Calles de Hoi an

Calles de Hoi an

Calles de Hoi an

El hotel donde nos alojamos fue el Ancient House River Resort, un espectacular alojamiento situado a orillas del río, en las afueras de la ciudad. Las habitaciones se disponen entorno a una pequeña piscina, son enormes y con todo tipo de detalles y aunque está un poco alejado del centro no es problema ya que el hotel dispone de un shuttle gratuito que te lleva tanto a Hoi an como a las Playas de Cua Dai.

Ancient House River Resort

Ancient House River Resort

Ancient House River Resort

Ancient House River Resort

Ancient House River Resort

Ancient House River Resort

Dejamos los trastos en la habitación, nos pegamos una ducha y cogimos el primer shuttle que salía rumbo a la ciudad. A pesar de que estaba lloviendo, no íbamos a quedarnos parados en la habitación ya que teníamos un poco de hambre, al medio día tan sólo pudimos comer unas tristes galletas que llevábamos en la mochila. Habíamos visto en la Lonely Planet un restaurante que pintaba muy bien, GREEN MOOS aunque menuda decepción nos llevamos.  La comida era mala y el local tenía más suciedad que el rabo una vaca!!! De todas maneras ya que estábamos allí y viendo el manto de lluvia que estaba cayendo decidimos probar y nos pedimos las famosas White Roses, una especie de saquitos de pasta de arroz hervidos, rellenos de carne y con forma de rosa, es uno de los platos típicos de Hoi an.

White Roses en Hoi an

Volvimos de nuevo al hotel, había sido un día muy largo y queríamos levantarnos pronto para comenzar el día con energías.

A las 8 estábamos como clavos y muertos de hambre en la puerta del restaurante donde se servían los desayunos, reconozco que me puse fina entre tortillas, bollos, fruta y todo lo que pillé, vamos, que tenía reservas de sobra para aguantar todo el tiempo que estuvimos en la ciudad, jejejeje.

 

Nada más llegar a Hoi an nos dirigimos a una de las múltiples oficinas de turismo que hay repartidas por toda la ciudad para comprar los tickets para la ciudad vieja. Estos boletos permiten la entrada en 5 sitios de Hoi an a escoger entre antiguas casas de mercaderes, museos, centros de asambleas, pagodas o el famoso Puente japonés, el precio del ticket es de 120000 VND. Una vez allí también aprovechamos para comprar una excursión a las cercanas ruinas de My  son.

 

Empezamos nuestra ruta y decidimos usar el primer ticket en la Capilla de la Familia Tran situada en el número 21 de la Calle Lê Lợi. Esta capilla pertenece a una de las familias chinas más influyentes y antiguas de la ciudad y está abierta al público desde el año 1994. Fue construida en 1802 con la finalidad de honrar a los ancestros familiares y tiene tanto toques chinos como vietnamitas. Tuvimos suerte  y coincidimos con uno de los miembros de la familia que en un inglés rudimentario nos explicó todos los recovecos del templo e incluso nos invitó a té, obviamente después te redirigen a su tienda como un corderito para ver si picas y compras algo, eso sí, los precios son de infarto!!!

Capilla Familia Tran

Capilla Familia Tran

Capilla Familia Tran

Capilla Familia Tran

Capilla Familia Tran

Capilla Familia Tran

Capilla Familia Tran

Capilla Familia Tran

Capilla Familia Tran

Capilla Familia Tran

Seguimos caminando hasta la Casa Quan Thang situada en el número 77 de la Calle Trần Phú donde gastamos nuestro segundo ticket. Esta antigua vivienda de comerciantes chinos tiene más de 150 años por lo que estamos hablando de una de las casas más antiguas de la ciudad, tanto la fachada como el interior han sido cuidadosamente fabricados por artesanos de una aldea cercana llamada Kim Bong. Está considerada como una de las más bellas y aunque a mí no me emocionó mucho reconozco que tiene detalles muy chulos como los dragones de una especie de fuente que tiene en el patio.

Casa Quan Than

Casa Quan Than

Casa Quan Than

Casa Quan Than

Casa Quan Than

Casa Quan Than

Casa Quan Than

Casa Quan Than

Casa Quan Than

Casa Quan Than

El casco antiguo de Hoi an tiene un encanto especial, está prohibida la circulación de coches y sus pequeñas casitas de madera de influencia china y japonesa se alinean a lo largo de su arteria principal, la Calle Trần Phú. La ciudad es famosa por la fabricación de ropa y zapatos a medida, por sus artesanías y los farolillos que llenan de color las calles del casco antiguo por lo que pasear por las mismas os transportará a la época de máxima prosperidad comercial. El recorrido se puede hacer perfectamente a pie ya que la parte antigua no es muy grande, eso sí, suele estar petada de gente ya que para bien o para mal Hoi an es una ciudad mega-turística.

Farolillos típicos Hoi an
Farolillos típicos Hoi an

De su pasado comercial se conservan los pabellones de las asambleas pertenecientes a la comunidad china que se establecieron en la ciudad a finales del siglo XVI y provenían de cinco provincias meridionales del gigante asiático: Cantón, Chaozhou, Fu Kien, Hainan y Hakka. Cada provincia tenía su propio pabellón de reunión que mantenían con el dinero de todos los integrantes y lo utilizaban también como templo o alojamiento para los mercaderes de paso.

Actualmente es posible visitar todas las salas de asamblea: la china, Quảng Đông o cantonesa, Trien Chau, Hai Nam y el Templo de Fujian. Nosotros nos decantamos en primer lugar por la Asamblea cantonesa o Quảng Đông, situada en el número 17 de la Calle Trần Phú.

Asamblea cantonesa Hoi an

Este lugar, bajo mi punto de vista,  es uno de los más bonitos y espectaculares de la ciudad. Fue construido en el siglo XIX en piedra y madera en estilo cantonés – vietnamita. En su interior podemos apreciar un pequeño templo que fue levantado para adorar al guerrero Quan Cong y a la diosa del mar Thien Hau y donde se pueden ver varios espirales gigantes de incienso que según nos contaron pueden durar varios días e incluso semanas. Sin lugar a dudas la joya de este sitio es su tranquilo jardín y la fuente del dragón donde podemos apreciar una estatua de este animal mitológico diseñado en mosaicos de colores.

Asamblea cantonesa Hoi an
Asamblea cantonesa Hoi an

A la salida de la Asamblea cantonesa giramos a la derecha y fuimos derechitos a uno de los lugares más visitados de la ciudad, el Puente japonés. Según cuenta la leyenda se construyó en el sitio donde yace el corazón de un monstruo llamado Cu, dicho “bicho” tiene la cabeza en la India, el cuerpo en Vietnam y la cola en Japón y cada vez que se mueve se desata un gran desastre natural en la zona como terremotos o inundaciones aunque en realidad el puente data de 1590 y se edificó sobre el Río Thu Bon para comunicar el barrio chino con el japonés, en ambos extremos hay una especie de “guardianes” en forma de perros y monos y la entrada es gratuita. Dentro podemos encontrar un altar vietnamita donde sí es necesario gastar uno de los tickets de la ciudad antigua, nosotros, nos limitamos a cruzarlo y pasear por la otra parte de la ciudad que está llena de pequeñas tiendas y adornada con los típicos farolillos artesanales.

Puente japonés

Puente japonés Hoi an

Puente japonés Hoi an

Puente japonés Hoi an

Puente japonés Hoi an

Puente japonés Hoi an

Puente japonés Hoi an

Puente japonés Hoi an

Era hora del shopping, obviamente no iba a irme de Hoi an sin hacerme alguna ropa a medida, estuve mirando también zapatos pero el precio que pedían me pareció exagerado y me limité a los trapitos, jejejeje. Nos dirigimos hacia el Mercado Central donde cuando ya nos estábamos acercando nos asaltaron infinidad de vendedores con la única misión de que les siguiéramos para ver su tienda. Antes de nada me quité de encima como pude a los “moscardones” y dimos una vuelta por el mercado para ver los puestecillos de fruta, verdura, carne y pescado, me encantan estos lugares, sobre todo para hacer fotos.

Mercado Hoi an

Mercado Hoi an

Mercado Hoi an

Mercado Hoi an

Mercado Hoi an

Mercado Hoi an

Mercado Hoi an

Mercado Hoi an

Acto seguido me dejé querer e inevitablemente acabé sentada en una silla con decenas de catálogos de abrigos, trajes, vestidos y con varios sastres y modistas dispuestas a tomarme las medidas. El modus operandi es: tu escoges una ropa, te toman las medidas, cambias lo que no te guste, escoges la tela de mejor o peor calidad, regateas el precio y en medio día lo tienen listo. Os recomiendo que salgáis del mercado porque en algunas tiendecillas de los alrededores tienen mejores precios, yo me hice unas cuantas cosas en una tienda llamada LIN LIN situada en el número 22 de la Calle Trần Phú y a muy buen precio, vamos, que aquí en España te cascan por lo menos el triple y seguramente sea de mucha peor calidad. Eso sí menudo “Tetris” tuve que hacer con la mochila, jejejeje. 

Mercado confección Hoi an

Justo al lado de la tienda nos llamó la atención un templo y cuando nos quisimos dar cuenta ya estaba el guardián pidiéndonos los tickets por lo que nos dio palo no pasar, el lugar en cuestión era el Museo de Historia y cultura. En el interior podemos ver una colección de campanas, algunos mapas antiguos de Hoi an y figuras de madera, entre ellas un caballo que todavía no he logrado descifrar lo que significa. Desde luego que bajo mi punto de vista fue un ticket malgastado pero había que probar, por algo no me gustan los museos!!! 

Templo Quan Cong

Templo Quan Cong

Templo Quan Cong

Templo Quan Cong

Templo Quan Cong

Templo Quan Cong

El hambre ya se empezaba a apoderar de nosotros así que como habíamos visto un lugar con muy buena pinta allí que nos fuimos, el sitio se llamaba FAIFOO y estaba situado en el número 104 de la Calle Trần Phú. Resumiendo, el restaurante era sencillo, se comía de lujo, el personal muy amable y era económico ¿qué más se puede pedir? Nos pedimos nuevamente las White Roses que estaban de lujo, Spring rolls y Cao Lau, una especie de fideos con verduras y cerdo.

Restaurante Faifoo - Hoi an

Restaurante Faifoo – Hoi an

Restaurante Faifoo - Hoi an

Restaurante Faifoo – Hoi an

Restaurante Faifoo - Hoi an

Restaurante Faifoo – Hoi an

Tras la comida nos dirigimos a la Casa Tan Ky situada en el 101 de la Calle Nguyễn Thái Học, una de las más antiguas y visitadas de Hoian. Fue construida a principios del siglo XIX y por sus muros han pasado siete generaciones de la misma familia. La edificación tiene salida a dos calles, en la entrada principal estaba la tienda de la que todavía se conservan algunas estanterías y por la parte que da al río el almacén, tiene mezcla de influencias chinas, japonesas e incluso occidentales y desde luego que con el calor que hacía fue como entrar en un oasis de paz. Los dueños nos ofrecieron hasta té pero cualquiera se metía entre pecho y espalda aquello tan caliente cuando en la calle había casi cuarenta grados!!!

Casa Tan Ky - Hoi an

Casa Tan Ky – Hoi an

Casa Tan Ky - Hoi an

Casa Tan Ky – Hoi an

Casa Tan Ky - Hoi an

Casa Tan Ky – Hoi an

Estábamos un poco cansados por lo que decidimos volver al hotel, pegarnos unos bañitos en la piscina y regresar más tarde para ver la noche de Hoi an así que sobre las nueve volvimos a la ciudad más descansados.

Nos dirigimos directamente al Puente japonés, las calles estaban iluminadas con la simple luz de los farolillos. Al llegar al río pudimos ver pequeñas velas flotando dentro de una especie de flores de loto de colores, de verdad que la noche en Hoi an es un momento mágico.

Hoi an in the night
Hoi an in the night
Hoi an in the night

Dimos unas cuantas vueltas y nos fuimos a cenar, esta vez probamos en WAN LU situado en  27 de la Calle Trần Phú. La comida era abundante y cenamos completamente solos, bastante recomendable, sobre todo las White Roses, están de muerte!!

Hoi an in the night

Hoi an in the night

Hoi an in the night

Hoi an in the night

Hoi an in the night

Hoi an in the night

Los siguientes días los dedicamos a visitar Myson, el poblado cercano  de Kim Bong, las cercanas Montañas de Mármol (relatos que escribiré en breve) y finalmente las Playas de Cua Dai.

Quién nos conoce ya sabe que no somos muy de playa pero como nos sobraba tiempo decidimos hacer una visitilla a la de Hoi an, habíamos leído que eran playas paradisíacas y con el agua cristalina pero debí llegar en “tiempo revuelto” porque sinceramente, el agua estaba marrón, en la arena había bastante basura y lo único que me llamó la atención del sitio fueron los pescadores con sus típicas barcas de bambú redondas.  Por lo visto se debe comer buen marisco y pescado en la zona pero nosotros como teníamos que volver para poner rumbo a Da Nang y coger el tren nos limitamos a tomar una cervecilla en el primer bareto de playa que vimos, eso sí, me dio tiempo a comprar unas cuantos trapitos más, jejejeje.

Playa Cua Dai

Playa Cua Dai

Playa Cua Dai

Playa Cua Dai

Playa Cua Dai

Playa Cua Dai

Playa Cua Dai

Playa Cua Dai

26 Comentarios

  1. fran soler dice:

    Una ciudad encantadora, sin duda. Si algún dia vamos a Vietnam no nos la perderemos. Como tampoco el rest. que descubristeis y esos deliciosos platos ( no iremos al de la lonely, que veo que patina a menudo….) Un abrazo

    • Babyboom dice:

      Patina demasiado, que mal!!! En general la gastronomia en Vietnam es rica pero Hoi an creo que supera con creces al resto del pais en este tema, eso si, hay que escoger bien el restaurante!!! 🙂

  2. Lástima lo del Green Moss! Cuando nosotros estuvimos si que nos gustó el sitio y de hecho, en el blog incluso lo recomendamos!!
    Nosotros si que vimos el agua cristalina de la playa de Hoi An, pero no los pescadores!! no se puede tener todo!! jijijiji
    Un abrazo

  3. Que ganas dan de perderse y callejear por Hoi An, algunos rincones como el puente japones parecen muy chulos!

  4. Aran BL dice:

    Qué bonito! Me ha recordado a la peli de Mulán jejeje. Vaya mala pata lo del restaurante ese sucio, y qué curioso! No sabía lo de la ropa a medida, yo me volvería loca jejeje, viva los trapitos!!!

    Un abrazo! 🙂

  5. xipo dice:

    Que bonito Hoi An!! Sobre todo las casitas típicas y los faroles!! ¿Os trajisteis alguno? Bufff que ganas de Asiaaaa!!!

    • Babyboom dice:

      De farolillos no nos trajimos ninguno, bastante problema tenía con intentar meter toda la ropa que compré, jejejeje. Asia es espectacular y muy barata, me encanta!!! 😉

  6. Sebastián dice:

    ¿Vale la pena la excursión a My Son? (y que valor tiene). He escuchado que te dejan muy poco tiempo para recorrer, a pesar de que es muy barato.

    Gracias por toda la info, estoy siguiendo todas estas entradas para preparar mi viaje.

    • Babyboom dice:

      Hola Sebastián, para mí sí que valió la pena porque me encantan esos lugares. La excursión nos costó 9 $ y la compramos en la oficina de turismo, incluia ida en bus, visita a las ruinas y a un poblado de artesanos y vuelta en barco, podías volver en bus también y era 2 $ más barato. Me alegra que te sirva la info, si necesitas alguna cosilla más que todavía no he puesto no dudes en decirmelo!!! 😉

  7. Alejandro dice:

    Qué bien se come en Hoi An!!! 🙂

  8. Miriam dice:

    Hola!

    Ahora mismo estoy en Hoi An y rebuscando información he ido a parar a vuestro blog!

    Súper interesante todo lo que decís, no sabía lo del “pack de 5 tíquets”, mañana mismo voy a ver qué se cuece.

    También me gustaría ir a la isla que está al lado de Hoi An, Cam Island a ver como me lo monto.

    Muchas gracias por todas vuestras sugerencias.

    Saludos!
    Miriam

  9. Gloria dice:

    Muy utiles vuestros comentarios, verdaderamente bella ciudad. Ademas m toco dia del cumpleaños de Buda, un festival lleno d linternas de colores (farolillos) y nada d iluminacion electrica en las calles. Cientos de barquitos d papel con velas q la gente deposita en el rio para la buena suerte, ceremonias de ofrendas a Buda y montón de tradiciones manifiestas en una sola noche. Y lo mejor de todo… mas locales q turistas! Ah… la tienda de confeccion q recomendais ya no existe… en su lugar hay una zapateria.

    • Babyboom dice:

      Hola Gloria, vaya, qué pena que hayan cerrado la tienda de confección, eran muy majetes. La verdad es que Hoi an es precioso en cualquier época del año y si encima hay algún festival como el que has vivido tú, mejor todavía, nos alegra que te hayan sido útiles nuestros comentarios y esperamos que sigas disfrutando de Vietnam!!! 😉

  10. Marga dice:

    Tengo que agradecerte este post, llevamos dos días en Hanoi comiendo fatal por culpa de la lluvia, ya que a la que llovía nos metíamos en el primer sitio que pillábamos. Hoy hemos llegado a Hoi An y hemos comido en Faifoo y nos hemos puesto las botas!! Muchísimas gracias por tu post!!!

    • Babyboom dice:

      Hola Marga, a nosotros también nos llovió bastante, creo que es uno de los encantos de la ciudad! Nos alegra que te hayan servido nuestras recomendaciones, sigue disfrutando de Hoi an y de Vietnam! ☺

  11. Viajes a Vietnam dice:

    Excelente! buena experencia!

  12. Sandra dice:

    Hola … alguien a viajado por esta época a Hoi an??

  13. julia dice:

    Les parece que se puede ir en epoca de Monzones (junio) a Hoi An?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *