Las Montañas de Mármol
La Leyenda del Dragón

Tras cuatro días disfrutando de Hoi an y My son era hora de cambiar de escenario así que nos dirigimos a Đà Nẵng donde teníamos que coger un tren nocturno rumbo a Mui Ne. Contratamos el traslado privado en una agencia y aprovechamos para parar en las famosas Montañas de Mármol, el precio que nos cobraron por el traslado y dos horas de espera fue de 6 $.

 
Dedicamos nuestra última mañana en Hoi an para ver algunas cosillas que se nos habían quedado pendientes y recoger los trapitos que me había hecho el día anterior en la tienda, luego, volvimos al hotel para intentar empaquetar todo en la mochila y sobre las dos pasó nuestro taxista a por nosotros.

Las Montañas de Mármol están situadas entre Hoi an y Đà Nẵng y están formadas por cinco montes cuyos nombres representan los cinco elementos: Thuy Son (agua), Hoa Son (fuego), Kim Son (metal), Moc Son (madera) y Tho Son (tierra). Según cuenta una antigua leyenda cham, un día un pescador estaba pescando en las costas del Mar de China, de repente, se le apareció un dragón que venía a depositar un huevo y más tarde, de las aguas surgió el Dios Kim Quy en forma de tortuga dorada y le encomendó la misión de proteger el huevo del dragón a toda costa. El pescador enterró el huevo hasta que reventó en cinco pedazos formando las cinco montañas.

La montaña más grande y famosa es la Thuy Son, la más visitada de todas ya que alberga varias cuevas, pagodas y algún que otro mirador, nosotros fue la que escogimos para la visita.

Nuestro taxista paró en una de las múltiples tiendas que hay en la aldea cercana de Dong Hai donde más de 600 familias se dedican desde la antigüedad al trabajo de la piedra creando joyas, estatuas, etc, etc… Este material es muy codiciado en el mundo entero y aunque actualmente ya no se extrae piedra de las montañas, en el pasado formó parte de algunos de los monumentos más importantes del país como el Mausoleo de Ho Chi Minh, situado en Hanoi.

ALDEA-DONG-HAI-2-1

Aldea Dong Hai

ALDEA-DONG-HAI

Aldea Dong Hai

 
Caminamos unos 200 metros hasta la entrada principal. Hay dos formas de subir hasta Thuy Son, la primera, mediante los 156 escalones que hay hasta la cima y la segunda, mediante un ascensor que lleva en funcionamiento desde el año 2011. El precio de entrada es de 15.000 VND y otros 15.000 VND si subes con el elevador, nosotros, escogimos la segunda opción para subir y los escalones para bajar, jejejeje.

ASCENSOR-MONTA-C3-91A-THUY-SON-MONTA-C3-91AS-DE-MARMOL1

Entrada Montañas Mármol

Entrada Montañas Mármol

Escaleras Montañas de Mármol

Escaleras Montañas de Mármol


 

 
Una vez arriba empezamos nuestra rutilla visitando la Pagoda Linh Ung, uno de los complejos turísticos más grandes de la ciudad donde destaca la Torre Xa Loi que consta de siete pisos y fue construida a finales del siglo pasado, en la entrada encontramos dragones y tortugas enormes de piedra. Muy cerca de allí podemos admirar unas vistas impresionantes de la aldea de Dong Hai y el Mar de China en uno de los puntos panorámicos del lugar, el Vong Hai Dai.

Torre Xa Loi

Torre Xa Loi

PAGODA-LINH-UNG-MONTA-C3-91S-DE-MARMOL

Pagoda Linh Ung

Pagoda Linh Ung

Pagoda Linh Ung

Pagoda Linh Ung

Pagoda Linh Ung

 En la parte trasera de Linh Ung se ubica la Cueva Tang Chan a la que se accede mediante un húmedo y lúgubre túnel que da acceso a la parte principal donde encontramos dos altares con budas enormes, os aconsejo que no os acerquéis mucho ya que el sitio está infestado de murciélagos y en cuanto mueves una hoja salen todos en masa a la caza de todo lo que encuentren por el camino.

Cueva Tang Chan

Cueva Tang Chan

Cueva Tang Chan

Cueva Tang Chan

 Seguimos ascendiendo hasta la Cueva Van Thong a la que accedes por una empinada escalinata, cuando ya estaba dentro vi como dos o tres personas se pegaban una leche en lo que parecía un tobogán resbaladizo así que como bien dicen, cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar, eso hice yo, me quedé haciéndole compañía a un Buda y a un japonés que se estaba partiendo de risa cada vez que un guiri se caía, jejejejeje. La cueva, bajo mi punto de vista, no tiene nada especial y además es deporte de alto riesgo trepar por sus húmedas escaleras por lo que os aconsejo visitar la entrada y listo !!!

Cueva Vang Thong

Cueva Vang Thong

Cueva Vang Thong

Cueva Vang Thong

 
Hacía mucho calor y de vez en cuando caía alguna que otra gota por lo que aprovechamos para comprar agua en uno de los muchos puestos ambulantes que hay por allí antes de adentrarnos en la Cueva Hoa Nghiem, una pequeña caverna que atesora una curiosa estatua de Quan Am Thi Kinh o Diosa de la Misericordia, la única imagen de “Buda mujer” en las Montañas de Mármol.

Cueva Hoa Nghiem

Cueva Hoa Nghiem

Cueva Hoa Nghiem

Cueva Hoa Nghiem

Cueva Hoa Nghiem

Cueva Hoa Nghiem

 
Seguimos nuestra ruta hasta el lugar más visitado de la montaña, la espectacular Cueva Huyen Khong, una especie de catedral budista. Esta caverna fue utilizada como hospital de campaña durante la Guerra de Vietnam por el Viet Cong y en su interior encontramos varios altares y santuarios tanto budistas como confuncianos. Destaca un enorme Buda blanco presidiendo la “sala principal” que está iluminada tenuemente por la luz natural del sol que se cuela por pequeñas aperturas de la roca, ojo porque las escaleras que bajan hasta allí están bastante resbaladizas ya que el interior es muy húmedo.

Cueva Huyen Khong

Cueva Huyen Khong

Cueva Huyen Khong

Cueva Huyen Khong

Cueva Huyen Khong

Cueva Huyen Khong

Cueva Huyen Khong

Cueva Huyen Khong

 
Desde Huyen Khong nos dirigimos a otra pequeña cueva llamada Linh Nham donde no hay que destacar nada, simplemente hay un pequeño altar donde los peregrinos depositan toda clase de ofrendas e incienso y de allí caminamos por un sendero hasta la Pagoda Tam Thai, una de las principales del lugar.

Cueva Linh Nham

Cueva Linh Nham

 
Esta pagoda fue construida en el año 1630 y restaurada en varias ocasiones, la última en 1970. En ella encontramos la residencia de algunos monjes y varios jardines bellamente decorados aunque lo que más destaca sin lugar a dudas es el enorme Buda blanco de la sala principal, sentado sobre una flor de loto. En la antigüedad la familia real solía frecuentar este sitio para el culto y la oración. Además el complejo cuenta con otras dos pequeñas pagodas: Tam Ton y Tu Tam, como veis hay que hacer un máster para aprenderse todos los nombres de memoria, jejejeje.

Pagoda Tam Thai

Pagoda Tam Thai

Pagoda Tam Thai

Pagoda Tam Thai

Pagoda Tam Thai

Pagoda Tam Thai

Pagoda Tam Thai

Pagoda Tam Thai

Pagoda Tam Thai

Pagoda Tam Thai

 
A escasos pasos y subiendo por una serpenteante escalera de piedra encontramos un pequeño mirador desde donde hay unas bonitas vistas del resto de montañas, de ahí enfilamos el camino de regreso a la base de la montaña para encontrarnos con nuestro conductor que por cierto estaba de muy mala leche ya que no quisimos comprarle nada a su colega de la tienda.

Mirador Montañas Mármol

Mirador Montañas Mármol

Vistas desde Montañas de Mármol

Vistas desde Montañas de Mármol

 
Casi a la velocidad de la luz llegamos a Đà Nẵng sobre las cinco y media de la tarde. Nuestro tren a Mui Ne no salía hasta las 11, para más inri, el conductor se equivocó y nos llevó al aeropuerto, no veas la cara de mono cabreado que puso cuando le dijimos que íbamos a la estación!!! De muy malas formas nos llevó hasta nuestro destino, yo iba temiendo por la pobre gente que se cruzaba en su camino porque iba como el Coyote detrás del Correcaminos, en cuanto llegamos nos soltó, nos tiró literalmente las mochilas en el suelo y se fue como alma que lleva el diablo y sin decir ni adiós.

Estación de Da nang

Estación de Da nang

 
Entramos en la estación para ver si podíamos dejar las mochilas en alguna consigna e irnos a dar una vueltecilla por la ciudad aunque verdaderamente no me atraía mucho. Encontramos una adorable abuelilla que por el módico precio de 2 $ se ofreció a guardárnoslas, no me fiaba mucho pero prefería dejarlas allí que llevármelas a cuestas así que le pagamos y con una cadena rudimentaria las ató a un carro, le dijimos que volveríamos sobre las nueve y media y empezamos a caminar hasta un centro comercial, allí comimos y compramos algo para cenar.

No veáis que susto nos metimos cuando llegamos ya que allí no había rastro ni de nuestras mochilas ni de la adorable abuelilla, por más que preguntábamos nadie hablaba inglés hasta que un buen hombre nos dijo que no nos preocupáramos que se había ido a cenar a su casa y que volvería más tarde. Todo acabó bien, la señora apareció, nos dio nuestras mochilas que había guardado en una tienda cercana y todos contentos, jejejeje.

 
Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer en Facebook, Google  Plus, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter. Y ahora también en Globellers!!

12 Comentarios

  1. Sebastián dice:

    Pensé que este lugar quedaba en Da Nang mismo. Lo tenía pensado para mi itinerario ya que también iré por el tren, y al igual que My Son, y con este post me he convencido. ¿La estación está muy lejos?

    Que raro se ve el ascensor, me da la sensación de que no pega nada ahí.

  2. Babyboom dice:

    Hola Sebastián,

    Da nang queda a unos 11 kilómetros de las montañas, a lo sumo 10 minutillos en coche así que en la misma estación de tren puedes negociar con un taxista, el tren no llega hasta las montañas!!! El ascensor destroza el paisaje pero no veas lo bien que viene,jejejeje. Si necesitas cualquier cosilla más me lo dices, de las montañas o de cualquier otro lugar de Vietnam en el que haya estado!!! 😉

  3. Helena dice:

    ¡Me parto con tus relatos Babyboom! Entre lo de las caídas en la cueva, el del tuc-tuc y la señora de las mochilas… Por cierto, yo no sé si me hubiera fiado de dejárselas, aunque parece que la gente es honrada por allí ¿no?
    Un saludo 😉

    • Babyboom dice:

      La gente honrada es, la verdad es que la adorable abuelita estaba de lo más tranquila cenando en su casa pero no veas el mal rato que pasé pensando en que me había quedado sin mis nuevas adquisiciones, jejejeje. Por suerte apareció!!! 😉

  4. Las cuevas son espectaculares, pero ese ascensor por mucho que sea más cómodo es matador para el entorno.

    Anda que menudo susto con las maletas, a mi me puede la desconfianza siempre y dudo que las hubiera dejado allí, no me hubiera molado nada que se hubiera ido con mi ropa interior sucia… que hay mucho vicioso en el mundo xDDD

    ¡Saludotes!

    • Babyboom dice:

      Desde luego que el ascensor no pega para nada allí pero a mí me vino de fábula porque si tengo que subir todos esos escalones con el calor que hacía me da un telele, jejejeje. Todavía me estoy riendo con lo de tu ropa interior!!! XD

  5. Wow!, … un lugar espectacular!, además tiene pinta de que está muy frecuentado por turistas verdad ?? …

    Un saludo!

    • Babyboom dice:

      Pues misteriosamente no había mucha gente o supongo que como el recinto es tan grande igual estaban dispersados por ahí los guiris pero pudimos ver todo sin grandes aglomeraciones!!! 😉

  6. canguromaña dice:

    Muchas gracias por la info. está genial. Tengo curiosidad por el tipo de calzado que Recomendarías. Tengo problemas con los tobillos, siempre me llevo bastones de viaje pero estaba decidida en este viaje a mo llevarme calzado cerrado de `caminata` y llevarme sandalias de trekking en vez. Qué me Recomendarías?

    • Babyboom dice:

      Hola Canguromaña, la verdad es que yo fui con unas sandalias de trekking y genial así que yo creo que con eso es suficiente, eso sí, en algunas cuevas tendrás que llevar cuidado porque al haber tanta humedad, resbala un poquillo. Saludos!!! 😉

  7. Julio dice:

    Excelente tus comentarios y relatos!!! super utiles . Gracias y te felicito!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *