Llegada a Delhi y viaje a Jaisalmer: La invasión de las cuquis

Para información general sobre India puedes consultar la guía práctica sobre el país.

ITINERARIO: Delhi – Jaisalmer
Como siempre que empiezan mis viajes ya estaba yo nerviosa con la mochila en Barajas esperando 3 horas antes, más que nada por si se marcha el avión sin mí que en esta ocasión no me hubiera importado mucho, jejejeje.
El vuelo lo hicimos  con Swiss Air, todo genial, dos horas hasta Zurich y siete más hasta Delhi, el servicio excelente, me puse de chocolate suizo hasta arriba y hasta nos dieron helado de cena,  vamos que me han conquistado y a la que vea otro vuelo con ellos allá que me tiro de cabeza!!!
Llegamos a Delhi como con media hora de retraso, el aeropuerto es enorme y muy moderno, para mis adentros pensaba: “bueno, quizás no sea tan malo el país como lo pintan” pero después de pasar el control de pasaportes, coger nuestra mochila y salir por la puerta mis pensamientos se desvanecieron y volví a la realidad más impactante!!! Un tortazo de calor infernal nos pegó en toda la cara y un profundo olor que no os sabría describir pero que tampoco creo que os gustara invadió mis fosas nasales entonces sí que me dije para mí misma: He llegado al infierno!!!!!
Nos acercamos a un grupo de taxistas que había allí a la caza de cualquier persona con cara de turista-empanado y les ahorramos el trabajo preguntando el precio para ir hasta nuestro hotel, la respuesta fue que 600 INR, ja, que fuerte!!! Aquí fue donde descubrimos el segundo idioma oficial en India: el indinglish, vamos que no les entiende ni su sombra!!! Al principio pensé que era cosa mía, a pesar que creo que me puedo defender bastante bien en inglés, no entendía un pimiento de lo que decían pero más tarde y hablando con otros españoles que nos hemos ido encontrando por el camino entendí que hablan como les da la gana y no soy yo sola la que no les entiende, jejejejeje.
Como era ya la 1 y media de la madrugada y no era plan de andar preguntando por ahí y perdiendo el tiempo regateando nos dirigimos al quiosco de taxis prepago, por lo que ponía en el letrero es propiedad del gobierno y es fácil, económico y cómodo. Haces la cola, le dices dónde vas, pagas y te dan un número, te diriges hasta allí y el taxista indicado te lleva hasta tu destino, en nuestro caso nos costó 350 INR, nos dirigimos hasta el número 32 y allá estaba nuestro taxi de color negro que parecía sacado de una peli de gangsters, el taxista iba todo tuneado con el pelo teñido de naranja y rápidamente agarró nuestras mochilas y las metió en el maletero, llevaba como una especie de bombona que no sé para qué debe servir, quizás para potabilizar el agua, para llevar gasolina extra, para tener reservas de chai…un misterio sin resolver, jejejeje.
Llegamos a nuestro hotel:
Dirección: District Centre, Saket
110017 Delhi
Precio: 69 $ Habitación doble sin desayuno (con descuento).

Sheraton New Delhi

Sheraton New Delhi
La entrada en el hotel fue impactante, primero, dos militares nos estaban esperando a la puerta, miraron si llevábamos alguna bomba debajo del coche, abrieron el capó y el maletero y con una linterna nos miraron a todos, entonces pasamos una barrera y allá nos estaba esperando uno con un turbante todo vestido de blanco para abrirnos la puerta, vuelta a pasar por un control de metales y las maletas por el scanner, la verdad que me acojoné un poco!!!! Hicimos todo el check-in y poco más puedo contar de este día ya que caí rendida en la cama!!!!
A la mañana siguiente desayunamos provisiones que nos habíamos agenciado en España y en principio íbamos a dejar las maletas en el hotel, ver algunas cosas y volver a por ellas para luego marcharnos a la estación ya que nuestro tren rumbo a Jaisalmer salía a las 17:30 de la tarde pero el conserje nos dijo que nos conseguía un taxi que por 600 INR nos llevaba a ver el Templo Bahai, nos esperaba allí y luego nos llevaba hasta la estación sin tener que pasar por el hotel así que como no nos pareció un precio desorbitado aceptamos ya que así nos ahorrábamos viajes inútiles, jejejejeje.
El Templo Bahai está situado en medio de unos jardines inmensos y bien cuidados, gran contraste con la porquería que abunda en los alrededores. Tiene forma de flor de loto invertida con 9 caras y 7 piscinas. A los jardines no se puede acceder porque ya hay un segurata con un pito que se encarga de recordártelo, de todas maneras hay cuerdas para que no pase la gente aunque creo que muchos no conocen el significado de un camino cortado, jejejejeje.

Templo Bahai
Cuando quedan como unos 200 metros para llegar al templo hay que quitarse los zapatos, te dan una ficha que a la salida entregas y te los devuelven, viene bien meterlos en unos sacos que tienen amontonados antes de la consigna. Tonta de mí que tan alegremente salí del hotel con las chanclas, parecía Chiquito de la Calzada dando saltitos, como quemaba el suelo, vamos, que creo que recorrí los 200 metros como si me hubieran puesto un cohete en el culo. En la puerta una chica y un chico explican la historia del templo y las normas de comportamiento en hindi y en indinglish, luego pasas para dentro y allí no se oye más que el ruido de unos cuantos pájaros que se deben colar por algún sitio que no logré ver. El interior no me pareció nada del otro mundo y aparte yo estaba más pendiente de que no me cayera alguna cagadita encima, jejejejeje.
El pobre taxista estaba esperando con unos sudores que no veas, como era pronto le preguntamos si pagando un poco más nos podría llevar a otro sitio pero una de dos: o no nos entendió o no le dio la gana llevarnos así que puso rumbo a la estación de Old Delhi o como la llamo yo: la jungla!!! El tráfico que os voy a contar, llegué a temer por mi vida en varias ocasiones porque en India no sé si es que los semáforos en rojo significan: acelere más pero el caso es que nos saltamos varios en rojo, a su vez los que venían por la derecha, por la izquierda y los que también venían de frente y querían girar también pasaban así que no le cogí en tranquillo a la conducción india…
Nos bajó las mochilas y allá nos dejó 4 horas antes, para entrar unos militares te pasan una especie de escáner por las mochilas, maletas y demás pero solo a los chicos, por lo visto las chicas no hacen nada en India!!!!!
Aquello era la jungla y nunca mejor dicho, tropecientos Indios tirados por el suelo, algunos haciendo yoga, otros durmiendo, monos saltando de andén en andén, perros sueltos, cantidad de gente por todos los lados…en fin que las fotos lo dicen todo. Nos dirigimos hacia las taquillas para dejar las mochilas y así poder ir a dar una vuelta pero las taquillas de allí son como dejar las mochilas en plena Gran Vía de Madrid tiradas así que desistimos. Vimos una especie de sala de espera vip así que para allá nos dirigimos, en principio ponía que era solo para los ocupantes de First Class pero nosotros teníamos billete en segunda y nos dejaron entrar igual. La sala…sin comentarios!!! No quiero imaginar cómo será la de clase inferior, allí hay justo al lado un Mc Donalds así que fui, me compré dos coca colas gigantes por 40 INR cada una y estuvimos esperando hasta que se hizo la hora, por suerte se nos hizo corto porque conocimos a unos chicos vaskos que también iban en nuestro tren y pasamos el rato charlando.

Estación Old Delhi

Estación Old Delhi

Estación Old Delhi

Las taquillas para dejar el equipaje
Lo peor estaba por llegar, el modus operandi de los trenes indios es un poco raro, ponen unas listas con las diferentes clases y los nombres, luego buscas tu vagón y miras en un papel que pegan con cola en la puerta si de verdad está tu nombre allí, subes, te acoplas y listo!!!! El problema: que los trenes son larguísimos y como te equivoques de lado para tu vagón ya la liastes como vayas con el tiempo justo ya que no te da tiempo de llegar hasta la otra punta y encima hay vagones por los que no puedes traspasar.
Nosotros teníamos comprado el billete a través de Cleartrip que con la confirmación ya te sirve pero no había en First Class así que como todo el mundo decía que segunda clase era igual pues cogimos los billetes en segunda.
No está mal, hay compartimentos de 6 camas separadas por cortinas pero nos había tocado separados así que como era pronto nos pusimos juntos y estuvimos hablando con un indio muy majete, nos estuvo contando toda su vida en un indinglish bastante perfeccionado, sobre las 8 se cansó, se hizo un rollito con la manta y ale, a dormir!!!! Entonces fue cuando empezó la invasión de las cuquis!!!! Había visto asomar la cabeza a alguna pero lo que estaba por venir era la guerra, aparecían de todos sitios, grandes, pequeñas, negras, marrones….qué asco!!!! En esas condiciones y con lo asquerosa que soy no me podía dormir así que agarre la chancla en la mano y allá estaba yo como el Coyote detrás del Correcaminos asesinando cucarachas!!! Los indios que pasaban se descojonaban de risa, decían “cro cro, cro cros, jejejeje” jejeje la leche!!! pero aquello era cada vez peor, habían desplegado toda su artillería y nosotros estábamos en minoría así que opté por una retirada a tiempo, es decir, me fui al revisor le dije que si había sitio en primera, que le pagaba lo que fuera por cambiarme pero que antes mirara a ver si había cucarachas, el pobre hombre fue como una bala a mirar y al cabo del rato volvió todo sofoccado, me dijo que había sitio y que no había visto ninguna cucaracha así que por 1280 IRN más una pequeña propineja nos mudamos de compartimento, no estaba dispuesta a estar 18 horas que dura el viaje exterminando esos bichos asquerosos!!!! 

Vagón segunda clase

Compartimento segunda clase

Ventilador segunda clase
El resto del viaje genial, primera son compartimentos cerrados con puerta de 4 camas y nos tocó con dos españoles muy simpáticos así que estuvimos de cháchara un ratillo y luego dormí como un lirón!!!
Llegamos puntuales a Jaisalmer, sobre las 11 de la mañana, vamos, que esa noche la recordaré toda mi vida así que mi primera impresión de la India no había cambiado mucho pero sí puedo dar un consejo valiosísimo: En la India con un cargamento de Cucal eres el amo!!!! 😉

19 Comentarios

  1. Helena dice:

    Vaya tela! Con la aprensión que me dan a mí las cuquis: me pongo a chillar (además entro en bucle) y no soy capaz de matarlas siquiera… No sé qué hubiera hecho en tu lugar.
    Creo que me van a encantar tus relatos.
    Un saludo

  2. Babyboom dice:

    Gracias Helena, la verdad es que ahora lo recuerdo como una anécdota graciosa pero cuando estaba ahí la verdad que lo pasé bastante mal, jejejejeje. Por suerte se terminó!!!! Gracias por el comentario. 😉

  3. Ana Soria dice:

    Estaba yo esperando este relato con muchas ganas!!!! Por fin!!! Estaré pendiente del resto de etapas porque seguro que me voy a echar unas buenas risas. 😛

  4. Babyboom dice:

    Gracias Ana, la verdad es que tengo unas cuantas anécdotas graciosas y otras no tanto, jejejejeje. Saluditos. 😉

  5. Eyy!! Te me has adelantado con el primer relato de India, yo mañana cuelgo un previo del viaje y ya la semana que viene comenzamos XD

    Para mi el templo del Loto es lo más bonito de Delhi con diferencia, nos encantó.

    En cuanto a las cucarachas menuda locura, a nosotros no nos pasó eso en ningún viaje, menudo ascazo puagh.

    Me hace gracia, porque muchos de los calificativos que utilizar para Delhi, ya verás en mi primera entrada, pero usaré muchos calcados XD

    Saludos!!!!

  6. Babyboom dice:

    Me puedo hacer una idea, jejejeje. Yo en muchos sitios he leído que Delhi merece una visita de mínimo 3 días, yo después de verlo dedicaría medio o como mucho uno, no me gustó nada, me pareció una ciudad caótica!!!! Estoy ansiosa por leer tu relato, a ver qué tal os fue a vosotros!!!! Gracias x el comentario. 😉

  7. victor dice:

    Hola!Que gran relato. La verdad es que promete para el resto. Como además tengo el viaje a la Inddia tan cerca (me voy el 17 de septiembre) pues aún con mas atencion leere lo que cuentas. Me gustaria preguntarte algunas cosillas. Pak (@pakgoesto), que es gran amigo mio, me dio las pistas sobre tu blog, asi que, si no tienes inconveniente, me gustaria preguntarte algunas cosillas.Sin compromiso.

    Espero te haya gustado el viaje tanto como ilusion tengo yo ahora por hacerlo. Enhorabuena por el blog! Un abrazo, Victor

  8. Babyboom dice:

    Hola victor, pregunta lo que quieras, no hay problema!!!! La verdad es que India es un país alucinante en cuanto historia, gente y monumentos, el problema es que lo tienen todo un poco dejado pero te aseguro que no deja indiferente a nadie. Cualquier cosa que necesites ya sabes dónde encontrarme, ok? Gracias por tu comentario. 😉

  9. PEDROHUELVA dice:

    Cucal, chica Cucal.

    hay que ir prevenida a esos países. pero yo no voy.

    un beso

  10. Babyboom dice:

    Jejejeje, haces bien, yo de momento creo que en una temporada tampoco!!!! 😉

  11. Jeje, yo no hubiera dormido en toda la noche o quizás hubiera saltado del tren. ¡Qué asquito!

  12. victor dice:

    Hola Babyboom,

    Tu relato me ha traído el recuerdo del viaje que hice a la India hace casi un año, las fotos de la estación de tren de Delhi y todo lo que vino después…por suerte no coincidí con ninguna cuqui en los trenes, jeje, porque con el asco que me dan !!
    Síguenos contando.

    Un saludo.

  13. Babyboom dice:

    Miguel Ángel mira que también barajé la posibilidad de saltar del tren pero no se si hubiera sido peor porque en las vías del tren había unas cacho ratas…

    victor, tuvistes suerte con lo de las cucarachas porque a nosotros también nos tocó en algún que otro hotel, quizás tuvimos mala suerte!!!!

    Gracias por vuestros comentarios. 😉

  14. Anonymous dice:

    Vaya si me he reido con tu relato babyboom!!! Todo esto forma parte de la esencia de un viaje. Que sería del mismo sin anecdotas, cucarachas, olores nauseabundos…. Seguiremos atentos
    Un abrazo
    Fran soler-myguiadeviajes

  15. Babyboom dice:

    Gracias Fran, la verdad es que sí, cuando estás allí y hay cosas malas preferirías no estar allí pero cuando vuelves, lo recuerdas como una mera anécdota y hasta graciosa, jejejeeje. Gracias por el comentario. 😉

  16. Lala dice:

    Uff, madre mía, qué aventura, de principio a fin, pero si me pasa a mi eso de las cuquis me da un paro cardíaco en el acto, no puedo soportarlas! :S

  17. Babyboom dice:

    Pues imagina como estaba yo que hasta me quería salir entre los vagones y tirarme las 18 horas que duraba el viaje allí de pie porque estaba histérica, jejejeje. Menos mal que ya pasó todo!!! Gracias por tu comentario. 😉

  18. Anonymous dice:

    Que tal Baby.. soy Miguel el de Mexico y de viajeros.com; .. Ahora que me estoy preparando para la India. estoy buscando toda la info posible y tus diarios aparte de lo divertido e ingenioso que son muy utiles.
    Te falto escribir el de China.. pero bueno apenas con este viaje que pretendo hacer a India y demas paises, tendre para el 2012. saludos

  19. Babyboom dice:

    Hola Miguel, qué sorpresa, me alegro que te gusten mis diarios y ya sabes que cualquier duda que tengas me lo dices e intento ayudarte, de China si necesitas alguna cosilla también, hace tiempo que fui pero algo me recuerdo. Muchas gracias x tu comentario y seguimos en contacto, ok? Un saludito. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *