Presa Hoover y un cacho de la Ruta 66
La avenida principal de América

Dejamos atrás la ciudad del pecado como si de una alucinación se tratase para poner rumbo al Gran Cañón, decidimos hacerlo por la mítica Ruta 66 que originalmente unía Chicago con Los Ángeles pasando por los estados de  Arizona, California, Kansas, Misouri, Nuevo México, Oklahoma y Texas. Hoy en día la “Calle Principal de América” como era llamada ha desaparecido aunque en algunos lugares ha vuelto a resurgir como si de un ave fénix se tratara señalizada como “Historic Route 66”.
Historic Route 66
Nuestra primera parada antes de entrar en la archi conocida carretera fue en una de las obras de ingeniería más importantes del Siglo XX, la Presa Hoover, a 50 km. de Las Vegas. Ubicada en el curso del Río Colorado, esta presa hace frontera entre los estados de Nevada y Arizona y se empezó a construir en el año 1931 para frenar los continuos desbordamientos del río en época de deshielo.

Presa Hoover
Presa Hoover
Nos desviamos por una pequeña carretera y a los pocos kilómetros nos encontramos con un control de policías dónde hay que parar sí o sí, el poli nos miró con cara de “espero que no hayáis venido a hacer algo chungo aquí” y como vio que éramos de fiar nos dio los buenos días y nos dijo que podíamos continuar, jejejejeje.

Presa Hoover
El tráfico para cruzar la presa era horrible, había coches en todos lados y justo antes de llegar, un parking de pago te da la bienvenida, lógicamente cualquiera que hubiera visto el atasco seguramente se hubiera metido directamente para allá pero nosotros somos masocas así que continuamos nuestro trayecto, nos chupamos el atasco pero como recompensa aparcamos en un lugar gratuito y con unas vistas espectaculares al Lago Mead y la presa.

Presa Hoover
Presa Hoover
Si el tráfico de coches era enorme, no os quiero contar la gente que había allí metida, tres o cuatro colegios ataviados con sus uniformes y libretas deambulaban por el puente haciendo fotos a todo lo que se movía así que era casi imposible caminar y menos aún hacer fotografías, aún así gracias a mi habilidad para colarme entre la gente y a la amabilidad de los americanos pudimos sacar algunas decentes.

Presa Hoover
Presa Hoover
Para quién le interese hay visitas guiadas a la presa por 30 $ que incluyen la central eléctrica y algunas paradas por la presa, si lo que queréis es hacerlo por vuestra cuenta entonces hay una entrada simple por 11 $ aunque nosotros con la cantidad de gente que había por todas partes decidimos no hacerla.

Hoover Dam
Seguimos nuestra particular ruta camino al Gran Cañón y en el pueblo de Kingman nos desviamos para coger la mítica Ruta 66, está muy bien indicado así que no hay pérdida. Para los que tengan pensado hacer esta ruta os aviso, no esperéis una carretera de lo más guay porque es normalita tirando a destartalada, con infinitas rectas y con el único paisaje de desierto, más desierto, moteles de carretera y algunos pueblecitos con solera que todavía conservan un aire a lo que esta famosa carretera fue en el pasado.

Ruta 66
Nuestras tripas empezaban a rugir así que decidimos conducir y hacer la primera parada en el pueblo de Seligman en el mítico Lilo’s Café, habíamos leído que tenían unas de las mejores hamburguesas así que aprovechamos y lo comprobamos por nosotros mismos. El local es típico americano con mogollón de fotos y recortes de periódico en las paredes acompañados de cabezas de animales disecados, gente en la barra comiendo y bebiendo batidos infinitos y todo revestido de madera. La comida es un tema aparte, estaba riquísima, me comí una enorme-hamburguesa y os puedo asegurar que casi no podía ni moverme del asiento, fijaros que había unas tartas con una pinta estupenda y con lo golosa que soy no tuve narices a pedírmelas aunque sinceramente, estuve tentada en que me cortaran un cacho, me lo metieran en un tupper y cenármelo porque realmente me daba rabia no probarlas, jejejejeje.

Lilo’s Café
Lilo’s Café
Lilo’s Café

Lilo’s Café
Lilo’s Café

El restaurante tiene una pequeña tienda dónde aprovechamos para comprar chorraditas sobre la Ruta 66: pegatinas para el coche, pins, imanes para la nevera, etc, etc…

Salimos inflados como globos  y aprovechamos para dar una vuelta por el pueblo. Justo enfrente del restaurante hay un lugar en el que te trasladas al lejano oeste con tiendas, tanques de agua y hasta una cárcel, lo más curioso del lugar es una placa llena de disparos en la que se puede leer “On this site in 1861 nothing happened” que traducido al español sería algo como “En este lugar en 1861 no ocurrió nada” jejejejeje.

Seligman
Seligman
Seligman
Seligman
Seligman
El pueblo de Seligman empezó a decaer con la construcción de la I-40 y todo el esplendor del que gozó en los años 50 quedó esfumado hasta que un viejo barbero llamado Juan Delgadillo viendo como su pueblo moría impulsó la creación de la histórica Ruta-66 lo que llevó a la salvación del pueblo y de la mítica carretera. Caminando por el pueblo también encontramos su barbería que es como una especie de santuario y curiosas tiendas dónde vimos coches de policía antiguos y decenas de Harley aparcadas en la puerta, hasta me entraron ganas de comprarme una chupa, un pañuelo para la cabeza y acoplarme de paquete en una de ellas!!!

Seligman
Seligman
Seligman
Tras casi agotar la tarjeta de la cámara proseguimos nuestro camino hasta el siguiente pueblo en el que paramos: Williams considerado como la “puerta de entrada al Gran Cañón”. Allí nos dirigimos a un chiringuito típico americano para comprarnos unos mega-batidos ya que estábamos resecos, también compramos algunas provisiones en un supermercado que había al lado y después fuimos directos hasta uno de los vagones del mítico tren de la compañía “Santa Fe” que está estratégicamente parado al lado de un fotogénico cartel de la Ruta 66.

Ruta 66 en Williams
Vagón tren “Santa Fe”
Tras nuestra sesión fotográfica con el cartelito nos dirigimos al pueblo “typical oeste” de Williams, allí como en el de Seligman pudimos ver la prisión con algún que otro malhechor en su interior y carteles de busca y captura, en la cantina encontramos el típico “cowboy pitoniso” de esos que salen en muchas películas y hasta paseamos por el edificio del periódico y el ayuntamiento, la verdad es que está muy bien ambientado.

Williams
Williams
Williams
Williams
Williams
Williams
Se nos estaba haciendo tarde, queríamos llegar al Gran Cañón prontito para ver el atardecer así que seguimos con nuestra ruta para llegar lo antes posible y ver una de las mayores maravillas de la naturaleza!!!

Ruta 66
Ruta 66
Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer en Facebook, Google  Plus, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter.

26 Comentarios

  1. Nos has dejado con los dientes largos… justo para ver lo mejor: ese atardecer!! Aunque me hubiera conformado con verte en una foto con la chupa de cuero, jajaja.
    Me ha gustado mucho la presa y los pueblecillos del oeste.
    Saludos 😉

    • Babyboom dice:

      Los pueblecillos del oeste son auténticos y muy curiosos. Lo de la chupa todo se andará, no veas que pedazo motos había, la próxima vez en lugar de un coche me alquilo una Harley, eso sí, con conductor incluido porque como tenga que conducir yo vete tú a saber dónde aparezco, jejejeje.

  2. ¡Fantástico artículo!
    La ruta 66 da para mucho, nosotros la abordamos desde la perspectiva musical:
    http://www.liligo.es/blog-viajes/propuestas-viajes/2012/04/24/destinos-musicales-la-ruta-66-36115/
    ¡Un saludo!

  3. ME encanta, me encanta, me encanta!! a la presa Hoover, Luismi le tiene muchas ganas después de ver decenas de documentales y a mi me molaría conducir por la ruta 66, aunque ya no exista tal como fue hace años.

    • Babyboom dice:

      La Presa Hoover es uno de esos lugares que sale en muchas pelis y siempre tienes ganas de conocer, a mí personalmente me gustaron más los pueblecillos de la ruta aunque todo está chulo!!! 😉

  4. Esta parte del viaje me encantó, tengo algunas fotos de la presa calcadas a la tuya, cuando nosotros pasamos también estaba petado de gente y nos conformamos con verla por los alrededores, cuando estuve yo ese puente aún se estaba construyendo 😀

    Que mítica es toda esta zona y como me quedé con ganas de seguir recorriendo el resto de la ruta 66 jeje

    Un saludote!

    • Babyboom dice:

      Yo también me quedé con ganas de más, hicimos otro cacho desde el Gran Cañón a LA pero la verdad, lo chulo está en esta parte e imagino que el resto tiene que ser también una pasada, habrá que pensar en hacerla entera algún año de estos, jejejejeje. 😉

  5. Edu y Eri dice:

    Es todo taaaaaaaaan americano que parece hasta de mentira jaja Menuda hamburguesaca os apretásteis, tenía una pinta estupenda! Nos estamos muriendo de la envidia, este es uno de nuestros viajes soñados ^^

    • Babyboom dice:

      La hamburguesa estaba de muerte, por poco y no puedo acabarla de lo grande que era. La verdad es que este viaje lo recomiendo 100%, es una pasada los paisajes y el trato que hay por la zona. Un abrazo!!! 😉

  6. Otra Mirada dice:

    Es como meterse en una película ¿no? Me parece genial, debe de ser toda una aventura.
    Saludos!!

  7. M. Teresa dice:

    Me encanta la foto de la carretera interminable bajo un cielo de nubes. La he visto tantas veces en películas que me da la sensación de haber estado allí.

    Un abrazo

  8. Cool dice:

    Chulisima toda esa zona. Williams está genial, nosotros dormimos allí en una casa típica y hasta tenía fantasmas!!!
    las fotos de la presa, alucinantes.
    Un abrazo

    • Babyboom dice:

      Buf, pues yo si tenía fantasmas seguramente me hubiera quedado en el patio a dormir, jejejeje. Con el miedo que me dan esas cosas, ya contaréis vuestra experiencia!!! 😉

  9. Nosotros descartamos la visita a la presa para dedicarle mas tiempo a la Ruta 66. La ruta es un poco turistada pero mola sacarse unas fotillas con toda esa decoración.

    Las fotos de la presa, Espectaculares!!
    Un abrazo.
    http://siemprejuntosporelmundo.blogspot.com.es

  10. Vaya sitio, recuerda a las pelis de cowboys

    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

  11. M.C. Cruz dice:

    Qué chula la presa! Lástima que hubiera tanta gente. Y no me puedo creer que no te llevaras un trozo tarta para más tarde! Si que debía ser grande la hamburguesa!
    Besotes para los dos

    • Babyboom dice:

      M.C yo tampoco me lo puedo creer pero la hamburguesa era una pasada de grande, jejejejeje. En la presa yo creo que siempre debe estar igual por lo que he leído en otros sitios!!! Un besote para los tres!!! 😉

  12. Caliope dice:

    AYSSSS soy una friki del Oeste americano, me encanta toda esta zona, volvería mañana mismo y si encima vas dirección al Gran Cañón ni te cuento! qué ganas de leer la entrada esa 🙂
    Chulísimas las fotos y oye, a mí también me molaría recorrer la zona el harley, pero con motorista, que yo también soy una patosa para esos menesteres, jajaja.
    Un besote!

  13. He tenido la suerte de vivir en USA y recorrer en varias ocasiones esa zona y nunca me ha faltado los tramos de la ruta 66, … ruta que completé un año desde Michigan Av. en Chicago (inicio) hasta Santa Mónica (California y final) …
    Los estados unidos son para mí, … – aunque hay gustos para todo – el país más completo del mundo.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *