Primer mordisco a la ciudad y viaje a chunguilandia

Nuestro avión salía del Aeropuerto de Barajas a las 11 de la tarde y a las 8 o así ya estábamos como clavos allí con las maletas, en la cola ya empezaron a hacernos preguntas de quién había hecho la maleta, si la habíamos perdido de vista, si llevábamos algo raro dentro…vamos que no sé para qué lo hacen porque nadie le va a decir que no ha hecho él la maleta ni que lleva nada raro encima…nos pasaron el pasaporte por un ordenador y para dentro. El vuelo lo hicimos con US Airways, la compañía no está mal, los asientos son muy cómodos y la comida aceptable, nos dieron de comer, de merendar y de cenar así que guay!!!! No tiene pantallitas individuales como había leído pero como llevamos el Netbook tampoco nos hace falta. Tardamos 9 horas en llegar al Aeropuerto de Filadelphia, allí hay que pasar el control de aduanas dónde te cogen las huellas de todos los dedos de las dos manos, te hacen una foto y te sellan el pasaporte, luego tienes que recoger las maletas, pasar el control de agricultura y volverlas a dejar en otra cinta para volverlas a facturar y listo.
El avión de Filadelphia a Nueva York parecía el avión de Playmovil, tenía hélices y la cabina iba debajo de las alas, sólo tenía 9 filas, a pesar de que con todos los controles llevamos media hora tarde a nuestra hora de salida no hubo problema, allí esperan hasta el último, no me extraña si somos tan pocos no les sale a cuenta salir con un pasajero o dos que llegue a tiempo así que si nuestro avión salía a las 4 y 23 al final salimos a las 5 y media pero genial!!!! El vuelo a Nueva York dura aproximadamente media hora o un poco más y allí no tuvimos más que recoger las maletas.
Para ir desde el Aeropuerto de La Guardia hasta la Estación Gran Central cogimos el bus de NYC que cuesta 21 $ ida y vuelta cada uno, también se puede utilizar el bus M60 que con la Metrocard es gratis pero a nosotros nos venía mejor el NYC, en 20 minutos estábamos en la Avd.43 con la 3ª así que tuvimos que andar 5 minutillos hasta el hotel, dejamos los bártulos y nos fuimos andando hasta Times Square…no hay palabras para describir aquel escenario: mogollón de luces por todos los lados, pantallas mega-gigantes con anuncios de M&M, etc, etc… y una cámara gigante en la que te puedes ver, allá nos quedamos como tontos haciendo el ganso delante de la cámara haber si nos encontrábamos como en los cuentos de Dónde está Wally?, cuando nos cansamos nos metimos en la Tienda de Toy’s r us, es gigante y tiene hasta una noria enorme dentro dónde puedes montarte aunque básicamente había muchos niños montados así que he deducido que sólo es para niños…las diferentes secciones no tienen desperdicio tampoco, me quedé flipada con la tienda esa, la sección de Lego es alucinante también, tiene todos los edificios de Nueva York hechos con fichas de Lego y en el Empire State hasta tienen un King Kong de Lego….vamos que la tienda bien merece una visita!!!!! Nos compramos el famoso Hot Dog para cenar, normalmente cuestan 1 $ pero a los guiris les cobran 3$ en muchos sitios, hay mucho espabilado!!!!!

Times Square

Tienda Toy’s r us Times Square

Tienda Toy’s r us Times Square

Tienda Toy’s r us Times Square

Times Square
Después de nuestro paseo nocturno volvimos al hotel a las 12 o así y nos quedamos fritos, al día siguiente habíamos quedado a las 8 de la mañana con Gerardo para hacer la excursión de Contrastes de Nueva York.
Amaneció lloviendo, bueno para ser sinceros: diluviando. Desayunamos en un Starbucks que había debajo del hotel ya que el desayuno del hotel era prohibitivo aún con el descuento que teníamos, por los desayunos no os preocupéis porque encontraréis Dunkin Donuts y Starbucks a patadas.
A las 8 en punto apareció Gerardo con una furgoneta negra con los cristales tintados, nuestro primer destino después de recoger al resto de la expedición era Chunguilandia o también llamado Bronx, entre las historias del barrio, la furgoneta con los cristales tintados parecía que nos íbamos a la guerra, me sentía como Jack Bauer en 24, jejejejeje. Recogimos a gente en el Hotel Mildfort o como se llame y nos dirigimos a nuestra primera parada: Los Cloisters, por lo visto Rockefeller se agenció un cacho de un castillo, otro cacho de una iglesia de Europa, las llevó en un barco hacia Nueva York y allí las ensambló cual puzle y construyó una especie de castillo medieval-raro, hoy en día es un museo pero nosotros no entramos.

Los Cloisters
Nuestra siguiente parada fue en una comisaría de Policía del Bronx, es auténtica y me gustó bastante, se puede entrar y ver cómo trabajan los polis aunque por lo visto si tienen jaleo no te dejan pasar de la puerta, ahí se rodó por lo visto la peli de “Territorio Comanche”, yo no la he visto pero es famosa o eso nos dijeron. De ahí nos fuimos a ver el Estadio de los Yankees, han construido uno gigante al lado de dónde estaba el antiguo que hoy en día está lleno de máquinas y de obras, no entramos dentro, sólo se puede ver desde fuera.

Comisaría de Policia del Bronx

Comisaría de Policia del Bronx

Comisaría de Policia del Bronx

Comisaría de Policia del Bronx

Estadio nuevo de los Yankees

Estadio antiguo de los Yankees
A partir de este punto empezó el diluvio universal, nos dirigimos a la parte más chunga del Bronx, por lo visto es un pequeño trozo del sur del barrio, las paredes están llenas de grafitis, algunos con caras de lo que parece ser eran pandilleros que murieron en “servicio”, otros de protesta contra guerras, policía, etc, etc… y algunos en memoria de algún cantante famoso del Bronx. Tuvimos que ver los grafitis desde la furgoneta porque no podíamos salir de lo que llovía. Después de salir del Bronx fuimos al Barrio de Queens, no tiene nada que ver con el anterior, aquí hay unas mansiones que quitan el hipo, paramos a tomar algo en un Starbucks y de ahí nos dirigimos a Flushing Meadows, aquí está el estadio dónde se juega el Open de Tenis de Estados Unidos, hay un parque dónde se rodó la peli de Men in Black y un museo dónde hay una maqueta de Nueva York gigante, la entrada cuesta 5$ aunque nosotros no tuvimos que pagarla ya que entraba con la excursión.

Bronx
Bronx
Bronx

Bronx

Bronx

Maqueta de Nueva York en  Queens
Maqueta de Nueva York en  Queens
El último barrio de la excursión fue Brooklyn, junto con el Bronx es lo que más me gustó, aquí fuimos al Barrio Judío Ortodoxo, este barrio llama la atención por la indumentaria de sus habitantes, para ellos puede ser normal pero para la gente de fuera es raro, van todos vestidos de negro riguroso tipo enterrador con un sombrero haciendo juego y dos tirabuzones colgando,  las mujeres van todas de negro y llevan la cabeza rapada, por lo visto cuando se casan es costumbre raparse la cabeza ya que los judíos ven el pelo como un símbolo erótico, otra peculiaridad del barrio son las casas, en la entrada y a mano derecha tienen como una especie de tubo en el que por lo visto tienen puesto un rollo fabricado con piel de animal y que tienen que tocar todos los días cuando salen y entran en casa. 
Nuestra excursión llegaba a su fin, nos dirigimos hasta China Town cruzando el Puente de Manhattan, el más bonito bajo mi punto de vista y con la canción de New York, New York de Frank Sinatra. Comimos en un restaurante de Little Italy que se llamaba:

PUGLIA
189 Hester Street, New York

Tenían menú del día y nos costó muy barato, era tipo italiano pero muy recomendable, además no había mucha gente allí. Cuando acabamos de comer dimos una vuelta por Little Italy y nos fuimos andando hasta el hotel para coger las entradas de la NBA y para el partido.

Barrio de Little Italy

Edificio Flatiron

Empire State
Es curioso ir a ver un partido de la NBA, aquello es una fiesta así que os recomiendo llegar como una hora antes para que veáis todo el espectáculo que tienen montado, al principio nos costó un poco encontrar el Madison Square Garden, más que nada la entrada pero está al lado de Penn Station. Allí te vendían todo de los Knicks, tuvimos que subir hasta el último piso pero se veía genial, la música estaba a toda leche y la gente iba llegando con cuenta gotas, había uno delante de mí que se engullía los Hot Dogs de dos en dos, era como si los absorviera. El partido duró alrededor de 2 horas, entre los descansos, concursos, tiempos muertos, etc, etc… la verdad es que me gustó bastante aunque no soy muy fan del baloncesto. De ahí nos fuimos andando hasta el hotel dando un paseo y así acabó nuestro primer día en la ciudad.

Partido NBA Toronto Raptors vs NY Knicks

Partido NBA Toronto Raptors vs NY Knicks

Partido NBA Toronto Raptors vs NY Knicks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *