VARANASI Entre la vida y la muerte

P81404831
Llegamos a Varanasi bajo una gran lluvia sobre las 11 de la mañana, con unas dos horas de retraso. En la estación quedamos con los vaskos para comer en un restaurante del centro antiguo sobre las 14 horas así teníamos tiempo de ir a nuestros respectivos hoteles, ducharnos e ir a la ciudad vieja ya que nuestro hotel estaba en el culo del mundo!!!!  

Varanasi
La estación de tren de Varanasi es un caos total, está hasta arriba de gente y encima como llovía un montón las zonas resguardadas parecían un centro comercial en plenas rebajas así que intentamos buscar un amable tuk tukero que nos quisiera llevar pero nos pedían un pastizal porque decían que estaba lloviendo y que tenían que pasar por zonas mojadas y demás, vamos, ni que fuera la clase business del Titanic!!!! Después de estar perdiendo el tiempo negociando con 3 conductores a la vez de repente aparece uno que debía tener un día laboralmente malo y nos ofrece llevarnos por 75 INR así que para allá que nos fuimos…En qué hora se nos ocurriría coger un tuk tuk, en lugar de un vehículo con tres ruedas parecía que íbamos flotando, los puentes estaban hasta arriba de agua y nosotros íbamos con los pies en alto y con las mochilas encima para no mojarnos, menos mal que pasaba despacio por los charcos!!!!
Reservamos en:
Dirección: The Mall, Cantonment
221002 Varanasi
Precio: 3200 Con desayuno incluido.
El hotel estaba genial pero lejos de la vieja Varanasi aunque yo así lo prefería. La habitación era gigante. Lo mejor del hotel, el desayuno, había de todo y lo peor, la conexión a internet que costaba un dineral!!!!

Hotel Ramada Plaza JHV

Hotel Ramada Plaza JHV
Nos duchamos y como había parado un poco de llover y solo chispeaba cogimos de nuevo un tuk tuk en la puerta, de camino se puso a diluviar y cuando estábamos llegando va y nos dice el conductor que no nos podía llevar hasta el centro porque no podía pasar, qué jeta, ya nos lo podía haber dicho antes!! Como le coaccionamos un poquillo nos dejó lo más cerca que pudo de los ghats.
Varanasi no es un lugar al que yo quería ir, más que nada porque me dan un yuyu los fiambres que para qué y por lo que había leído en todos sitios te podías encontrar uno en cualquier calle o rincón de la ciudad pero como todo el mundo hablaba maravillas decidí arriesgarme y visitarla. Mi primera impresión fue horrorosa!!!! Digamos que la ciudad es como una especie de laberinto en el que te puedes encontrar de todo, para que nos entendamos, me pareció el laberinto de los horrores. El agua caía a toneladas, las calles estaban todas inundadas y arrastraban todo lo que encontraban a su paso…Para postre habíamos quedado en un lugar y no lo encontrábamos así que dimos más vueltas que una peonza por allí y sinceramente, estuve a punto de volverme al hotel, coger la mochila y salir corriendo!!!!

Varanasi

Varanasi
Varanasi

Por suerte, preguntando se llega a Roma o en este caso al Restaurante Apsara  situado en 24/42 de Ganga Mahal (aunque no creo que os sirva de mucho la dirección). Lo recomienda la Lonely Planet y aparte de que los camareros son mega-lentorros la comida no vale un duro. Me comí una pizza y estaba mala de narices y para que yo diga eso de una pizza…

Después de estar en el restaurante como 2 horas cuando salimos había dejado de llover, las calles estaban limpias y empecé a ver la ciudad con otros ojos…

Varanasi
Varanasi, también conocida como Khasi o Benarés es la ciudad más antigua del mundo, tiene alrededor de 3000 años. Lo mejor que se puede hacer es dejarte llevar y perderte por sus callejuelas en las que podrás encontrar estampas de todo tipo así que empezamos a andar por la ciudad vieja.

Varanasi
Varanasi
Varanasi
Nos escabullimos por el primer callejón que encontramos en dirección al Ganges, el río más sagrado para la religión hindú. Según creen los practicantes de la misma un baño en el mismo purifica todos los pecados y ya os puedo asegurar que lo llevan a rajatabla. Nuestra primera incursión en dirección al río no dio mucho fruto ya que nos topamos con el primer ghat o lo que quedaba de él ya que el agua había sumergido las escaleras del mismo por las lluvias del monzón así que tuvimos que dar la vuelta e intentar mejor suerte en otro callejón. Normalmente es posible pasar de ghat a ghat a través de sus escaleras pero cuando fuimos o bien buceabas o te dabas una vuelta por Varanasi antiguo para encontrar el camino al siguiente ghat y sinceramente, no me apetecía meter ni una sola parte de mi cuerpo allí y que se me desintegrara. Según los estudios científicos el Ganges supera con creces los niveles de contaminación y no me extraña ya que todo lo que no vale allá que lo tiran!!!

Varanasi
Callejeando llegamos al Ghat Dasaswamedh, uno de los más famosos y animados de Varanasi. Una estatua de Sitala (Diosa de la viruela) te da la bienvenida al mismo y todos los días sobre las 7 de la tarde se celebra una ceremonia en el mismo. También estaba hasta arriba de agua y el inicio del río estaba lleno de flores y barcas. Un hombrecillo menudito con una especie de pañal blanco mojado empezó a saltar encima de una barca haciéndonos señales, quería que se la alquiláramos pero en vista de la furia con la que bajaba el agua y que no había ni el tato en el río como que decidimos rechazar el ofrecimiento y seguimos caminando.

Varanasi

 

Varanasi
Varanasi
Varanasi

Varanasi
Varanasi

Nos dirigimos hacia el siguiente ghat en el que había muchas escaleras que no habían sido abnegadas por el agua y había muchísima gente allí pasando el rato, mirando el río, otros bañándose  y otros rapándose el pelo al estilo Krilín de Goku con un kiki en la coronilla, en teoría el rapado se lo suelen hacer los familiares de los que han fallecido en señal de duelo después de su incineración pero allí ofrecían a todo el mundo rapado, masajes y lo que se terciara!!!!

Varanasi

Varanasi

Varanasi
Hicimos un alto en el camino y nos paramos en el Shree Café, el primero que pillamos, allí degusté una coca cola con marca india, no estaba mal del todo pero vamos que nada como la original!!!! Después del refrigerio retomamos nuestra excursión por los callejones hasta que topamos con el mega-culo de una vaca gigante, allí ninguno de los cuatro teníamos narices para adelantar a aquél mastodonte y nos quedamos encajonados en el callejón, intenté la táctica de los habitantes del lugar pegándole cuatro chillidos del tipo “ eh tú vaca, sal de aquí” pero vamos, no funcionó y tampoco tenía la esperanza que lo hiciera pero por probar….por fin apareció nuestro salvador, un hombre que agarró el rabo de la vaca, se lo estiró y dejó un resquicio libre por dónde pudimos colarnos rápidamente aunque si os digo la verdad eso de tener face to face al bicho me puso un poco nerviosa.

Varanasi

Varanasi
Mientras disfrutábamos de la vida cotidiana de la ciudad: gente haciendo ofrendas en pequeños templos, lavanderías en las que el dueño con una plancha de carbón planchaba tranquilamente, niños jugando, etc, etc… aparece el famoso hombre que todo el que vaya a Varanasi verá: túnica naranja, barbas largas y descuidadas y una marca en la frente y nos dice que le siguiéramos…Ya sabía lo que quería: llevarnos al ghat Manikamika, el crematorio, para enseñarnos como ardían los muertos y que le diéramos propina así que como yo no tenía ganas de ver tal escena a la primera que pudimos le despistamos y nos topamos con una verja en la que ponía “no pasar” pero no hicimos caso!!!! Sin comerlo ni beberlo allá estábamos justo enfrente de las cremaciones viendo como se iban consumiendo los cuerpos, pensé que me iba a dar yuyu pero era una sensación extraña, todo estaba en silencio y no podía parar de mirar, alrededor de los montones de leña ardiendo había muchos hombres también en silencio viendo la escena hasta que apareció un indio y nos dijo que con quién habíamos venido…ups!!! Igual que entramos, nos fuimos invitados por aquel hombre ya que nos dijo que no podíamos estar allí que era una zona privada, ya decía yo que el cartel significaba algo!!!!

Varanasi
Varanasi
Varanasi

Varanasi

Mucha gente va a morir a Varanasi para ser incinerado y para que después sus cenizas se arrojen al río sagrado ya que se cree que así se para el ciclo de reencarnaciones. Los cuerpos puros y que no necesitan incineración como los niños, mujeres embarazadas u hombres sagrados les amarran una piedra y los tiran enteros al río…imaginaros como debe estar sus aguas!!!!

Ya se estaba haciendo la hora de la ceremonia en el ghat Dasaswamedh así que pusimos rumbo para allí para verla pero era imposible, estaba a reventar de gente y no se veía un pimiento. En el ghat de al lado estaban también haciendo una pequeña ofrenda en el río, en una hoja encendían una vela y la dejaban a su suerte en el agua, era bonito a la vez que místico todas aquellas lucecitas flotando así que como no había mucho futuro allí nos metimos en un bar en la misma calle del ghat, después de subir 4 interminables pisos llegamos a una especie de terraza con mesas dónde la higiene era más que dudosa, en una especie de cocina había un indio al que solo le faltaban las rastas para parecerse a Bob Marley fumando algo que no os puedo decir lo que era pero que lo imagino!!! Como nos cansamos de que no nos hiciera ni puñetero caso decidimos irnos de nuevo al Shree Café y tomarnos algo antes de despedirnos de nuestros amigos vaskos.

Ceremonia en Varanasi

Varanasi de noche
Acabamos cenando en un Mc Donald’s que había al lado de nuestro hotel una Mc Marahá que picaba a demonios y así terminó nuestro primer día en la ciudad sagrada de Varanasi.
Al día siguiente después de desayunar cogimos un tuk tuk de nuevo para la ciudad antigua, nos fuimos callejeando por un mercadillo en que había ropa y utensilios de cocina para la gente autóctona del lugar, la gente allí es muy amable y en cualquier lugar puedes entablar conversación con alguien. Era 15 de Agosto y por lo tanto el país celebraba el día de la Independencia y se notaba por la cantidad de soldados con metralletas que había por las calles que era proporcional a la cantidad de vacas, además todo el mundo llevaba algo puesto con los colores de la bandera india. 

Varanasi
Estuvimos callejeando por la ciudad antigua hasta las 3 de la tarde, hora en la que cogimos un tuk tuk rumbo al centro comercial que había al lado del hotel, allí degustamos una deliciosa pizza en el Pizza Hut y nos quedamos un ratillo hasta que decidimos coger las mochilas en el hotel e irnos hasta la estación de Mughal Sarai Jn a 18 km. de Varanasi ya que teníamos que coger el tren nocturno rumbo a Delhi. Pagamos 240 INR y tardamos alrededor de media hora aunque el viaje se hizo un poco pesado por la cantidad de agua que había en los caminos.

Varanasi

Varanasi
Mughal Sarai es la peor estación de las que estuvimos en la India, las salas de espera de primera eran como un corral de gallinas, sucias y con miles de lagartijas por las paredes, de hecho, al principio pensé que era la decoración!!!! Para postre, había salas de espera separadas por sexo y una india con muy malas pulgas se encargaba de que eso se llevara a rajatabla así que como no estaba dispuesta a esperar 4 horas en aquél lugar cochambroso le dije a mi marido que entrara y menos mal que la mujer hizo la vista gorda!!!! Teníamos por delante otras 13 largas horas en tren nocturno. ¿Qué sorpresa nos tendría preparada el tren? ;-)
Podéis seguirme también en Facebook, Google Plus y Twitter.

16 Comentarios

  1. Parece que después de todo, la cosa no fue muy mal. Nosotros normalmente solemos darle una segunda oportunidad a los lugares, a pesar de que también nos entren ganas de salir pitando en ocasiones! A veces se acierta y a veces, no. En cualquier caso, la India es un lugar que pone a prueba a los viajeros.
    Saludos!

  2. Babyboom dice:

    Pues la verdad es que al final fue una de las ciudades que más me gustó de la India a pesar de la primera impresión, jejejeje. Gracias x el comentario y un abrazo. ;-)

  3. Helena dice:

    ¡Noooo! ¿Esa sorpresa no serán más cucarachas?
    Imagino por tus palabras cómo te debiste sentir al llegar allí, con todo inundado y lleno de mierda (hablando en plata)… Pero al final, parece que la cosa mejoró, ¿no?
    Un saludo ;)

  4. Babyboom dice:

    Sí, la verdad es que la situación higiénica no mejoró nada pero la sensación mía sí ya que me pareció una ciudad increíble y casi que te puedo decir que a pesar de la primera impresión, de lo mejor del viaje, jejejeje.
    Sorpresa, sorpresaaaa, jejejejeje. ;-)

  5. M.C. dice:

    Qué asquito de ciudad, no? Es que de pensarlo me pongo mala!! Yo creo que definitivamente India no es para mí!!!
    Y qué yuyu ver los cadáveres quemándose!!
    Siempre he oído que Varanasi es una de las ciudades que no hay que perderse, que es sorprendente, pero creo que el asco me haría evitarla.
    Un abrazo

  6. Vuestra experiencia en Varanasi es casi calcada a la nuestra, eso sí con tanta lluvia las calles estaban hasta peor que cuando nosotros fuimos, que clásico encontrarse una vaca en medio de un callejón jaja

    Las estaciones de Varanasi entre el caos y el suelo que en su mayoría no tenía ni baldosas eran una locura, salvo Varanasi City, que al ser más pequeña y con menos viajeros si es más relajante.

    Ahora nos dejas con ascuas esperando ver que os pasó en el tren ;)

    Saludos!!!

  7. Babyboom dice:

    M.C, pues mira que a mí los cadáveres sí que me dan yuyu y aquí no me importó verlos, es una ciudad “rara” por llamarla de alguna manera!!!! Pero creo que a pesar de la suciedad y las peripecias merece ser visitada si vas por India. Un abrazo. ;-)

    José Carlos, la verdad que fue una pena no poder montar en la barquita para ver los ghats de otra manera pero aún así mereció la pena. No veas si están enormes las vacas en Varanasi, jejeje. Un abrazo. ;-)

  8. Dany dice:

    Que mal lo pasaste al principio no? jeje. Pues yo me muero por ir a Varanasi!! Me llama muchísimo la espiritualidad y misterio de esta ciudad, aunque esté llena de mierda (hablando en plata como Helena).
    Un abrazo!

  9. Babyboom dice:

    Jejeje, lo de la “mierda” (también hablo en plata) jejejeje es cierto pero como bien dices tiene un no sé qué, que la hace especial y definitivamente te la recomiendo visitar si vas a India!!! Un abrazo. ;-)

  10. Fran dice:

    Vaya caos de ciudad no babyboom?? Creo que después de pasar por aquí uno aguanta en la India lo que le echen….
    Buena crónica compañera!!
    Saludos

  11. Babyboom dice:

    Sólo te digo que antes de ir a India tenía pánico a todos los bicharracos y ahora los veo y algunos hasta me caen bien…jejejeje. Es verdad, si sobreviví a la India supongo que el resto está chupao!!! Un abrazo. ;-)

  12. victor dice:

    Hola Babyboom,

    Qué gracia me hizo, estuviste alojada en el mismo hotel que yo…remanso de paz después de estar en el caótico Varanasi.
    A mi después de todo lo que vi en la India, las cremaciones no me impresionaron tanto y cosa que nosotros nos metimos hasta la “cocina”, recuerdo como las cenizas nos venían hacia la cara…

    Un abrazo.

  13. Babyboom dice:

    La verdad es que se agradecía salir del caos aunque solo fuera para dormir, jejejeje. A mí después de ver las cremaciones tampoco me impactaron y eso que yo pensaba que me iba a acojonar pero yo no entré en las cocinas por si las moscas, jejejeje. Gracias por tu comentario y un abrazo. ;-)

  14. Como dicen por ahí, creo que India no es para mi. Me encantaría ver todos esos templos y palacios que habéis visto, porque son realmente bonitos, pero luego encontrarse con el Ganges y pensar que hay miles de muertos en sus aguas, bien incinerados o con una piedra atada en el tobillo…..Madre mía!!

    Acabaste ya con India?? porque anda que no vas a tener trabajo con 4 semanas de viaje por delante :P

  15. Cool dice:

    La verdad es que para nosotros Varanasi fue lo más especial de la India. Por suerte el agua estaba bajando ya y pudimos ver amanecer desde la barca y ver los baños rituales matutinos. Simplemente espectacular, fue como estar dentro de un documental lleno de color.
    Tienes razón, yo tenía mis resevas con lo de las cremaciones, pero te metes en la vida diaria, en la que es algo natural y cotidiano y nuestra visión occidental queda por un momento apartada.

  16. Babyboom dice:

    Artabia, todavía no he acabado con la India, me quedan algunos relatos pero creo que tendrán que esperar un poquillo porque con tan poco tiempo para preparar los otros dos viajes…Algo tengo preparado pero creo que se va a acabar pronto, jejejeje. Un abrazo!!! ;-)

    Cool, tienes razón con lo de la vida cotidiana, cuando estás allí te olvidas un poco de todo y sólo vives el momento. Qué suerte tuvisteis con la barquita, a mí me hubiera gustado!!! ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>