VENECIA La ciudad de las máscaras

VENECIA La ciudad de las máscaras

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
El tren salía a las 6:55 de la Estación Central de Milán, como para variar no teníamos medio de transporte ya que los tranvías empiezan a las 6 pero son bastante escasos, por no decir inexistentes, nos levantamos a las 4:30 de la mañana, nos duchamos, agarramos los trastos y caminando fuimos hasta la estación (más o menos una hora y cuarto), el tren salió puntual, un Eurostar tipo Talgo de aquí de España y a las 9:30 estábamos en la estación de Santa Lucía en Venecia.

 Como teníamos reservado para el Palacio Ducale a las 11:30 decidimos ir dando un paseo hasta la Plaza de San Marcos, de Venecia tengo que decir que es impresionante y preciosa, me encantó!!!!!!! Las calles son estrechitas tipo laberinto y los mapas aunque te orientan un poco no sirven de nada ya que hay calles, callejuelas, callecitas, canales (vamos de todo un poco), una buena manera de orientarse es siguiendo las flechas que ponen en las casas tipo Dirección Plaza San Marcos aunque de vez en cuando te topas con una calle que da un canal y tienes que recular y probar con otra pero es muy divertido. Después de una hora más o menos andando y equivocarnos unas cuantas veces llegamos a la ansiada Plaza de San Marcos y HORROR!!!!!! aquello parecía un hormiguero de la gente que había las colas para entrar en la Basílica, el Campanile y el Palacio Ducale serpenteaban por toda la plaza sin saber donde comenzaban y donde acababan, cuando vi la cola del Palacio por poco y me da un patatús, pensé: no entramos ni de coña pero se nos ocurrió ir hasta la entrada y por suerte los que tienen la reserva para el Itinerario secreto pasan sin hacer cola, que alivio!!!!! Fuimos a la taquilla, le dimos a la chica nuestro número de localizador y en un minuto teníamos nuestras entradas y una pelotita de color para pegar en la solapa del jersey por 16 Eurillos de nada, la chica nos dijo que teníamos que llegar 5 minutos antes de la hora y como hacía bastante calor y tampoco íbamos a poder entrar en ningún otro sitio decidimos esperar un ratillo. Diez minutos más tarde de la hora prevista apareció una mujer con una caja con un montón de pinganillos, cada uno cogió el suyo y empezó la visita del Itinerario Secreto.

Campanile

Catedral de San Marcos

Plaza de San Marcos

Catedral de San Marcos

Palacio Ducale

Palacio Ducale

Palacio Ducale

Palacio Ducale

Palacio Ducale

Palacio Ducale

Palacio Ducale

Palacio Ducale

Durante el Itinerario secreto visitas zonas no accesibles para gente que compre la entrada normal, visitas todas las oficinas donde antiguamente se manejaban todos los papeles , las salas donde se realizaban juicios secretos, te explican cómo funcionaba el Palacio Ducale y las tareas que desarrollaba antiguamente, la sala de tortura y las prisiones antiguas donde estuvo preso el famoso Casanova, también te explican algo de la vida y la fuga de la prisión de este mujeriego. Realmente la visita creo que es imprescindible para comprender la función del Palacio. Una vez fuera del Itinerario nos dispusimos a visitar todo el palacio: puedes visitar las estancias del duque, a través del Puente de los Suspiros las prisiones nuevas que construyeron ya que las antiguas se les quedaron pequeñas.

Tras unas dos horas más o menos, recoger las pertenencias en consigna y visitar al señor Roca, salimos del Palacio para seguir visitando Venecia. Aunque nos parecía mentira la cola de la Basílica había menguado así que nos dispusimos a entrar, MUY IMPORTANTE!!!!!! Dentro de la Basílica no se puede entrar ningún tipo de mochila ni bolso, para dejar las cosillas se pueden dejar en el lateral izquierdo de la catedral hay como unos leones y de ahí sale una pequeña callejuela donde está San Bosso, en la entrada no está indicado pero veréis que es como la entrada a una iglesia, allí podéis dejar las mochilas gratis durante una hora como máximo, está genial. Dicho esto entramos en la catedral, hicimos las fotillos y nos fuimos a comer.

Gondolero en Venecia

Canales de Venecia

Canales de Venecia

Tienda de máscaras en Venecia

Nuestra primera idea era comer un cacho de pizza pero como todavía no habíamos comido lasaña sucumbimos al olor de un restaurante: Antico Mercà - S.Polo, 276 Rialto. Era un bar-restaurante muy poco romántico y que pasaba desapercibido, también era una antigua chocolatería así que como vimos buenos precios nos sentamos y disfrutamos de una maravillosa coca-cola, lasaña y un chocolate blanco con avellanas, que bueeeeeno!!!!!! Fue barato pero nos clavaron en la bebida y el chocolate pero un día es un día y la lasaña bien merecía un pequeño despilforre.

Puente de Rialto

Venecia

Gondoleros en Venecia

Gondolero de Venecia

Ya con el buche lleno fuimos paseando por todas las callejuelas de Venecia que a mi parecer es lo más bonito de allí, visitamos el Puente de la Academia, algunas fábricas de máscaras, iglesias, paseamos por al lado del Gran Canal y siguiendo las indicaciones de las flechas aparecimos en la Estación de Santa Lucía, como era un poco pronto (pero estábamos muertos de cansancio), nos sentamos en las escaleras de la entrada, nos compramos un cacho de pizza y esperamos hasta las 8 que salía nuestro tren de regreso a Milán, el tren era tipo Estrella español, ahora ya no queda ningún tren así pero era tipo oeste con compartimentos de 8 personas y con puerta para tener más intimidad. En 3 horas estábamos en Milán y para suerte nuestra y aunque parezca mentira el metro todavía funcionaba, QUE ALEGRÍA!!!!!!!!!

Venecia

Máscaras en Venecia

Venecia

Venecia
Ese fue nuestro último día en Italia (de momento...), a la mañana siguiente nos levantamos a las 4 de la mañana, fuimos andando a la Estación Central y cogimos el autobús hasta el aeropuerto de Malpensa, no veas que mala leche se me puso cuando vi que el bus paraba al lado de nuestro hotel. Y por el momento aquí se acabó nuestra escapadita, espero que le sirva a alguien....  

Déjanos tus Comentarios

Close
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
Compartir