Visita al pequeño pueblo de Calatañazor y La Fuentona

En una de nuestras muchas visitas a Soria decidimos conocer el pequeño pueblo de Calatañazor, uno de los conjuntos medievales mejor conservados de esta provincia y que se encuentra en lo alto de una roca a orillas del Río Abión y a escasos 30 kilómetros de la capital.

VISTAS DE CALATAÑAZOR DESDE EL CASTILLO

La historia de Calatañazor se remonta al siglo II a.C con el establecimiento de un pequeño poblado celtibérico conocido como Voluce en el Cerro de de los Castejones, a 1 kilómetro de la localidad, pero sin lugar a duda, este pequeño pueblo se hizo famoso gracias al caudillo árabe Almanzor, según cuenta la leyenda, en el cercano Valle de la Sangre fue derrotado por las tropas castellanas en el año 1002, de ahí el dicho que en “En Calatañazor perdió Almanzor su tambor”. La historia cuenta algo muy diferente, por lo visto, Almanzor estaba muy enfermo y tras volver de su última campaña en la que arrasó el Monasterio de San Millán de la Cogolla, falleció por causas naturales en la ciudad de Medinaceli el 9 de agosto de 1002, anda que no cambia la cosa!!

Empezamos a subir la empinada cuesta de la bonita Calle Real hasta la Plaza Mayor donde está situado el Ayuntamiento y el Castillo. En el centro de la misma podemos ver el Rollo, una columna de piedra donde en la antigüedad se exponían a los ladrones o maleantes para avergonzarles ante la población, justo al lado, se encuentra una enorme roca conocida como “La Piedra del Abanico” que contiene una palmera fosilizada de entre 10 y 25 millones de años.

EL ROLLO CALATAÑAZORPIEDRA DEL ABANICO - CALATAÑAZOR

Las casas de Calatañazor son preciosas, están construidas con piedra, adobe y madera de Sabina, algunas tienen escudos de antiguas familias nobles, otras pórticos de madera y todas están rematadas con una curiosa chimenea cónica, las calles mantienen la piedra de canto rodado que da a la localidad ese aire medieval que a mí tanto me gusta y que cautivó a Orson Wells hace 52 años y que le llevó a rodar en el pueblo algunas escenas de su película “Campanadas a medianoche”.

CALLES DE CALATAÑAZORCALLES DE CALATAÑAZOR (2)CHIMENEAS TIPICAS CALATAÑAZOR

Nos dirigimos a la parte más alta e importante del pueblo, el castillo. Está declarado Conjunto Histórico Artístico desde el año 1962 y aunque actualmente se encuentra en ruinas todavía se puede ver parte de la antigua muralla y alguna de sus torres, como la Torre del Homenaje, del siglo XIV y que se ha restaurado recientemente, fue construido en el siglo XIV por el infante Don Pedro como parte del sistema defensivo contra el reino de Navarra.

CASTILLO DE CALATAÑAZORTORRE HOMENAJE - CASTILLO CALATAÑAZOR

Desde el castillo hay unas vistas espectaculares de todo el Valle de la Sangre y de la Necrópolis de Calatañazor, un antiguo cementerio del siglo X situado a los pies de la fortaleza y que formaba parte de la desaparecida Iglesia de Santa Coloma, uno de los nueve templos con los que contaba la localidad durante la Edad Media. Por lo visto, toda esta zona junto con el castillo todavía está habitada, nada más y nada menos que por los fantasmas de todos los que blandieron su espada en las diferentes batallas que aquí tuvieron lugar, por si las moscas, no me quedé mucho tiempo allá arriba, jejejeje.

VALLE DE LA SANDRE - CALATAÑAZORVALLE DE LA SANGRE - CALATAÑAZOR

Continuamos nuestro recorrido bordeando las murallas del siglo XII, éstas, fueron construidas durante el reinado de Alfonso I El Batallador para controlar y vigilar el acceso a la localidad que se hacía por dos puertas y dos portillos de los que solo se conserva parte de uno, un arco del antiguo Postigo de la Fuente.

MURALLAS DE CALATAÑAZOR

Fuimos a parar a la Iglesia románica de Nuestra Señora del Castillo, del siglo XII. Este templo alberga un pequeño museo que cuando fuimos estaba cerrado, por lo visto, la pieza estrella del mismo es una caja fuerte incrustada en la roca con puerta de hierro del año1791, en el interior también podemos encontrar el Santo Cristo del Amparo, una talla gótica del siglo XV, el retablo del altar mayor, obra de Juan de Artiaga y Francisco Rodríguez y dos pilas bautismales de estilo románico del siglo XI y XII, habrá que volver otro día para poder visitar la iglesia por dentro y todas estas maravillas.

IGLESIA NUESTRA SEÑORA DEL CASTILLO - CALATAÑAZORIGLESIA NUESTRA SEÑORA DEL CASTILLO - CALATAÑAZOR (2)

Empezó a diluviar así que subimos nuevamente por la Calle Real, aquí hay dos pequeñas tiendas donde se puede comprar gastronomía y embutidos típicos de la zona como quesos (en Calatañazor se elabora el queso trufado), infusiones, miel o la rica mantequilla de azúcar típica de Soria.

Reanudamos nuestra ruta rumbo a La Fuentona, una fuente natural que surge de las entrañas de la roca caliza y discurre a través de un cañón que en la antigüedad estaba ocupado por glaciares. Para llegar hasta allí hay que coger la Carretera con destino Muriel y tras pasar el Sabinar de Calatañazor se llega a un parking y una caseta de información, desde allí hay que caminar aproximadamente 2 kilómetros por un sendero acondicionado a orillas del río hasta llegar a este lugar.

CAMINO A LA FUENTONALA FUENTONA

Está prohibido bañarse ya que a pesar de que nosotros solo vemos una idílica piscina de color turquesa, el interior guarda auténticas cavidades que solo pueden explorar personas con mucha experiencia en espeleología y con un permiso especial ya que es bastante peligroso. Un panel interpretativo nos informa de la flora y fauna típica de este rinconcito soriano.

Esta excursión es muy recomendable para los amantes de los pueblos con encanto y la naturaleza, yo tengo pensado volver ya que me quedó por ver el interior de la iglesia, el museo y por la lluvia, los alrededores, así que espero no tardar mucho en volver por allí.

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer a través de Facebook, Google+, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter. ¿Ya nos sigues en nuestras diferentes Redes Sociales? Si es que no, anímate y aprieta el botón de ME GUSTA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *