WASHINGTON El ombligo del poder

mapa-washington
Después de nuestra visita al Condado de Lancaster era hora de dirigirnos hacia la capital de Estados Unidos: Washington, esa ciudad que hemos visto en infinidad de películas y series de TV y en la que parece que hemos estado millones de veces aunque como en mi caso no la hayas pisado en tu vida.
Mapa de Washington
Tras desayunar unos potentes cupcakes que habíamos comprado el día anterior nos dirigimos hacia nuestro coche, hacía muchísimo frío y estaba lloviznando. Nuestro penoso hotel estaba en Maryland y como no nos apetecía adentrarnos en la ciudad ya que pensábamos que aquello iba a ser un caos decidimos dirigirnos a la estación de tren más cercana y aparcar el coche, gran error ya que después nos dimos cuenta que Washington es muy tranquila y se puede aparcar perfectamente!!! Tardamos un cuarto de hora en llegar hasta Anacostia, la estación de metro más cercana aunque estaba a un cuarto de hora en coche, una vez que aparcamos dónde pudimos nos dirigimos hacia las máquinas expendedoras de billetes.
Estación metro Washington
Digamos que para sacar un billete de metro en Washington poco menos que tienes que hacer un master, no porque sea difícil sino porque las máquinas parecen objetos de la nasa con infinidad de botoncitos, para más datos, el precio del billete depende de la estación de origen y destino y de la hora en que hagas el trayecto por lo que existe “peak” y “off peak” como en el metro de Londres. Así que resumiendo, en una tabla que hay dibujada en la máquina hay que mirar la estación origen, la estación destino y el horario en que viajas, una vez juntos te sale el precio que debes pagar y si no acertáis a sacar el billete llamáis al de información que es más sencillo y rápido, jejejeje. Sobre todo, guardar vuestro billete durante todo el trayecto porque para salir lo necesitaréis si no, os quedaréis atrapados en los tornos!!!  Nosotros pagamos 5,60$ para llegar a la estación de US Navy Memorial.

US Navy Memorial – Washington
US Navi Memorial – Washington
Nada más salir nos encontramos frente al edificio de National Archives que nos dio una idea de lo que nos encontraríamos en Washington, al más puro estilo griego se comenzó a construir en el año 1931 tras la necesidad de disponer de un edificio para guardar papeles y archivos importantes. Seguimos por la Avenida Pensylvania, una de las arterias principales y más importantes de la capital, tanto es así que en ella se encuentran muchos edificios importantes como las oficinas centrales del FBI, el departamento de justicia o la oficina de correos, esta calle desemboca en uno de los edificios más emblemáticos de Washington: el Capitolio.

National Archives
FBI Building – Washington
Allí estábamos face to face con esta gran construcción que hemos visto infinidad de veces por la TV, nos acercamos primeramente a la parte trasera sin saber muy bien cómo podíamos acceder al interior, allí había millones de personas fotografiando la cúpula y el árbol de Navidad del que colgaban objetos y fotografías varias, tras investigar unos minutos decidimos que por allí no había forma de entrar así que nos dirigimos a la entrada principal tras preguntarle a un militar que estaba en una de las puertas, muy amablemente nos explicó lo que teníamos que hacer y el precio del tour que misteriosamente era gratis como muchas cosas en la capital de USA.
Capitolio Washington
El Capitolio de los Estados Unidos de América alberga el congreso desde el año 1800, está dividido en  dos partes, el senado y la cámara de representantes que se sitúan  en las dos alas del edificio y que es posible visitar mediante una visita guiada que dura aproximadamente 1 hora y media. Para hacerlo hay que ir al Centro de Visitantes, situado en el subterráneo o “Salón de la Emancipación” y dirigirse a los mostradores que hay a mano izquierda, allí previa presentación del pasaporte os darán un pase que tendréis que llevar visible en todo momento, también es posible reservarlo a través de internet en www.visitthecapitol.gov. Lo más destacado del centro de visitantes es el modelo en yeso que se utilizó para construir la Estatua de la Libertad que corona la cúpula del capitolio, ésta es la figura de una mujer que tiene la mano derecha sobre la empuñadura de una espada y en la izquierda sujeta una corona de laureles y el escudo de Estados Unidos. Mide 6 metros de altura y pesa 6000 kilos. Además de esta gigantesca estatua también encontramos otras muchas donadas por los estados de honor, cada uno aportó dos estatuas aunque actualmente sólo se conservan las 28 últimas.

Estatua Libertad en Capitolio
Sala Emancipación
Sala Emancipación

La visita comienza con un audiovisual con la historia y funciones del capitolio que dura 13 minutos y luego junto con nuestro guía y unos cascos nos dirigimos a la primera parada de la visita, la cripta que es una sala circular con cuarenta columnas, en el centro está el kilómetro cero de Washington, es una estrella de cuatro puntas que marca el inicio de las calles de la capital estadounidense. En un primer momento la cripta se construyó para albergar la tumba del primer presidente de los estados unidos: George Washington pero finalmente se enterró en Mount Vernon, su tierra natal.

Cripta Capitolio
Seguimos la visitando las antiguas dependencias del Senado y Tribunal Supremo aunque sin lugar a dudas la estrella de la visita guiada es la Rotonda situada bajo la imponente cúpula del capitolio, esta sala ha sido testigo de diversos acontecimientos históricos, hoy en día cumple funciones ceremoniales y se utiliza para recepciones oficiales o funerales presidenciales o de miembros distinguidos del país. Su cúpula está decorada con un mural realizado por Brumidi llamado “La apoteosis de George Washington”.  Aquí os dejo algunos datos para la visita al capitolio.
Cupula Capitolio
Cupula Capitolio
Horarios: De 8:30 a 16:30 horas de Lunes a sábado.
Días de cierre:Acción de Gracias, Navidad, Año Nuevo y Día de la Inauguración.
Precio: Gratuito
Reserva tours guiados: www.visitthecapitol.gov
Finalizado el tour nos dirigimos hacia la Biblioteca del Congreso situada en un edificio anexo al Capitolio, es una de las más grandes del mundo y está distribuida en tres edificios ( Thomas Jefferson, John Adams y James Madison), el más espectacular es el primero con su hall de estilo barroco. Fue construida por el congreso en el año 1800 y alberga más de treinta millones de libros en 470 idiomas. Lo más destacado es sin lugar a dudas el borrador de la Declaración de la Independencia y una de las cuatro biblias de Gutenberg. Como era de esperar no se pueden fotografiar ni los libros ni las salas de lectura que son espectaculares. Aquí os dejo algunos datos para su visita:

Biblioteca Congreso
Biblioteca Congreso
Biblioteca Congreso

Horarios: De 8:30 a 16:30 de Lunes a sábado.

Días de cierre:Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo.
Precio: Gratuito
Fuera ya del recinto del Capitolio fuimos dando un paseo por The Mall, la arteria verde de Washington y dónde se concentran la mayoría de los museos y monumentos de la capital estadounidense. Si hay algo que me chocó de esta ciudad es que todo es gratis, sí, estáis leyendo bien: GRATIS!!!! Por lo visto la mayoría de museos de la capital pertenecen al Instituto Smithsonian que básicamente es un centro de educación e investigación gestionado por el Gobierno de los Estados Unidos y que posee varios lugares repartidos por todo el país, la mayoría de ellos se concentran en Washington así que aprovechamos la ocasión y aunque no somos muy de museos decidimos visitar alguno que otro, jejejeje.

El Capitolio Washington
El Capitolio Washington
Nos dirigimos al Museo Nacional del Aire y del espacio que era el que más nos llamaba la atención. Contiene la mayor colección de naves espaciales y aviones y en su interior es posible tocar una auténtica roca lunar. Además algunas de las joyas que podréis encontrar en el interior son un módulo de la Nave Apolo 11, la primera misión en llegar a la luna o el Air Force One usado por primera vez por John Fitzgerald Kennedy en 1960.

Museo Aire y Espacio Washington
Museo Aire y Espacio Washington
Museo aire y espacio
Museo aire y espacio

El edificio fue construido en forma de cuatro cubos tabertinos gigantes conectados a través de tres atrios de metal y cristal que actualmente albergan las piezas más grandes del museo, sin lugar a dudas, uno de los lugares que os recomiendo que no dejéis de visitar en Washington.

Museo Aire y Espacio Washington
Las tripas ya nos empezaban a rugir así que fuimos en busca de algún lugar dónde llenar nuestros buches, después de dar alguna que otra vuelta por las cuadriculadas calles de la capital acabamos en el Spy Café, un lugar al que seguramente no volvamos si visitamos de nuevo Washington ya que nos resultó caro y la comida tampoco estaba como para tirar cohetes.

Spy Café
Spy Café
Spy Café

Tras descansar nos fuimos directos hacia la casa blanca, habíamos leído que era casi imposible visitarla para los turistas extranjeros ya que tenías que pedir un permiso en la embajada de España en Washington y últimamente no estaban mucho por la labor pero ¿quién nos iba a decir a nosotros que al final veríamos al mismísimo Obama en persona? Sí, habéis leído bien!!! Resulta que llegamos al Parque The Ellipse y empezamos a ver todas las calles cortadas y mogollón de gente por todos lados, nosotros que nos conformábamos con hacer una fotillo a la Casa Blanca y resultó que el mismísimo presidente salía a encender las luces de Navidad!!! Así que como pudimos entre la multitud de gente hicimos algunas fotos aunque como estábamos a freír monas no pudimos verle en condiciones, menos mal que había unas pantallas gigantes.

Casa Blanca en Washington
Seguimos nuestra excursión en The Monument que es un obelisco conmemorativo a George Washington, primer presidente de los Estados Unidos. En 1884 con sus 170 metros de altura se convirtió en la estructura más alta del mundo hasta que fue desbancado por la Torre Eiffel en 1889. En condiciones normales era posible visitarlo interiormente pero a raíz del terremoto del 2011 sufrió graves daños y está cerrado indefinidamente así que le echamos unas cuantas fotos y nos dirigimos hacia el Memorial de la Segunda Guerra Mundial.

The Monument
Otra de las cosas que más me llamó la atención de la capital fue la cantidad de memoriales que tienen: el Memorial a los Veteranos de Vietnam, el Memorial de la Guerra de Corea, el Memorial de Lincoln, el de Jefferson…en fin, que con un día no te da tiempo de verlos todos y como a mí estas cosas ni me van ni me vienen, vimos el de Jefferson que con la caída del sol se veía chulo y utilizamos el tiempo para otros menesteres. Por cierto, también está el Cementerio de Arlington que obviamente con mi terror a visitar estos lugares también pasamos por alto.
Memorial II Guerra Mundial
Memorial Jefferson
Nuestra última visita fue al Museo del Holocausto que también era gratuito, llegamos justos de tiempo por lo que no nos dio casi para nada la visita. Era ya tarde y había cerrado todo, la noche había caído, Obama había encendido las luces de Navidad y empezaba a hacer una rasca impresionante así que nos dirigimos de nuevo al Capitolio para echar unas cuantas fotos nocturnas y cogimos el tren de retorno al hotel.

Museo Holocausto
Museo Holocausto
Museo Holocausto

Con un día en Washington no se puede visitar todo pero sí te puedes hacer una idea así que os aconsejo que dediquéis mínimo dos días y si sois de visitar museos tres o cuatro ya que tenéis muchos dónde escoger.

Capitolio de noche
Podéis leer más relatos sobre USA y seguirme también en Facebook, GooglePlus, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter.

31 Comentarios

  1. M. Teresa dice:

    No tenía ni idea de que el Capitolio se pudiera visitar, ha sido una grata sorpresa recorrerlo gracias a vuestras fotos y vuestros textos.

    Un abrazo

    • Babyboom dice:

      Nosotros tampoco teníamos idea hasta que llegamos allí, estuvimos mirando para visitar la Casa Blanca y nos dejamos el Capitolio de lado, menos mal que no había que reservar, a veces se nos escapan cosas importantes como esta, jejejeje. Un abrazo!!! ;-)

  2. Fran dice:

    que pedazo de ciudad! cuanto me arrepiento de no haber ido un día cuando estuve en Nueva York… Muy buenas recomendaciones pareja!!!! Un abrazo

  3. Gran post! La ciudad me encantó cuando fui hace unos años, la verdad es que me sorprendió gratamente, porque no pensaba que me fuese a gustar tanto.
    Saludos!!

  4. Caliope dice:

    A mí me encantó Washington, la pena es que solo fui un día y me quedé con ganas de más. No entré al capitolio y hay tantos museos con buena pinta…volveré con más tiempo. El metro es muy peculiar, tiene pinta de bonker y lo de hacerte con un billete…qué cosa más complicada, jajaja. Un besote.

  5. Muy chulo vuestro día, pero yo no hubiera pasado por alto Arlington.
    No sabía que al obelisco ya no se podía subir… ¡Que pena!
    Pero lo mejor de todo, los precios… Me gusta esa ciudad, jejeje. A ver si algún día cae.
    Un saludo ;)

  6. No fuisteis al cementerio de Arlington?’ Muy buen post, casi que me lo imprimo y me lo llevo de guía, jeje. Nosotros tampoco somos mucho de museos, pero el del Espacio cae fijo.

    • Babyboom dice:

      El del espacio la verdad es que es impresionante, sobre todo para ver las naves espaciales. Yo y los cementerios como que no casamos muy bien, jejejeje. Un abrazo para los dos y si necesitas info extra me lo dices, ok? ;-)

  7. Para pasar un día está genial, estuve de pequeñito, pero tengo una foto en casa al lado de la estatua de Lincoln y con este post me ha traído muchos recuerdos jejeje.
    Saludos!

  8. ¡Je, je! Que curioso que acabarais viendo a Obama XD
    Me apunto lo de ir en coche (vaya rollo para comprar el billete de metro y que caro) y lo de no pisar el Spy Cafe ^^

  9. No es una de las ciudades que más me llame la atención de EEUU… pero es que es un clásico. Un amante del cine le encantará ver de primera mano todos estos sitios…

    No os quejaréis que salio hasta el mismísimo presidente de los Estado Unidos de América a recepcionaros!! jejejeje

  10. M.C. Cruz dice:

    qué guay que fuera todo gratis! Y qué suerte coincidir con Obama! No sabía que había tantos memoriales. Un abrazo

    • Babyboom dice:

      Pues sí, está toda la ciudad llena de memoriales!!! Sí que es una suerte que sea todo gratis porque te ahorras un montón de dinero, sobretodo si te gustan los museos!! Un abrazo!! ;-)

  11. Antonio Ruiz dice:

    Nunca he estado en Washington, pero parece que quienes visitan la ciudad viene encantados, lo mismo con cualquier destino de Estados Unidos.

    Muy buen relato de vuestra experiencia (con Obama incluido) en la ciudad y muy buenas fotos.

    Un abrazo.

    • Babyboom dice:

      La verdad que la primera vez que pisé EEUU no iba con muchas ganas pero ahora ya tengo ganas de volver de nuevo, me encanta el país y de todas las ciudades que he visto me han gustado todas menos Philadelphia que no me hizo mucha gracia!! Un abrazo!! ;-)

  12. En ninguna de las ocasiones que hemos estado en USA nos coincidió visitar la capi; hay quien la recomienda, quien no (entre los propios norteamericanos, quiero decir), aunque pienso que como turistas, sí tiene una visita. En cualquier caso, Estados Unidos lleva camino de convertirse en destino “permanente” :) así que ya caerá.
    Saludos!

    • Babyboom dice:

      La verdad es que yo he leído varias opiniones a favor y en contra de Washington pero la verdad para pasar dos días creo que está bien, personalmente si tuviera que escoger entre Philadelphia y Washington me quedo con la capital del país ya que los edificios y la tranquilidad de la ciudad me encantaron!! Un abrazo!!! ;-)

  13. Ciudad espectacular y encima todo gratis, no se puede pedir más, normalmente la gente hace una visita de un día a esta ciudad, pero creo que con la cantidad de museos y monumentos que hay, si el planning me lo permite, intentaré verla en 2 días para no perderme nada :D

    • Babyboom dice:

      La verdad es que dos días es lo ideal pero nosotros no teníamos más que uno, de todas maneras si no te gustan los museos como a nosotros es más que suficiente!!! Un abrazo!! ;-)

  14. Acabamos de volver de DC!! ^_^ Estuvimos 3 días y pudimos ver muchas cosas.
    Solo un apunte, en la Biblioteca Nacional si que se puede hacer fotos, pero sin flash.
    Tanto a las dos Biblias grandes que tienen como a la sala de lectura, pero a la sala de lectura hay que subir arriba y hacerle a través de los cristales.

    La visita al Capitolio está muy chula, nosotros también hicimos la del Petágono ;)

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>