Las 5 anécdotas más graciosas de mis viajes

Las 5 anécdotas más graciosas de mis viajes

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (58 votos, promedio de 3,91)

Cargando…
Para romper un poco el hielo de tanto viaje he decidido contar las 5 anécdotas más graciosas que me han pasado durante mi vida viajera y ya os aviso que soy lo más patoso que os podéis encontrar así que tendría para llenar un libro entero pero aquí tenéis mis TOP 5, jejejeje.

 
Fecha: Agosto 2000
Lugar: Salzburgo (Austria)

Anécdota: Estaba escuchando tranquilamente a la guía como nos describía la Casa Natal de Mozar, de repente, me da por coger la mano de mi novio que en “teoría” estaba detrás de mí y oigo una vocecilla como salida de ultratumba diciendo: “perdona, pero creo que mi mano no es la que quieres coger” me giro y TIERRA, TRÁGAME!!!! Allá estaba una adorable viejecilla plantada y mi mano estaba enlazada a la suya así que podéis imaginar: yo roja como un tomate y salí de allí lo más rápido que pude!!!!

 


 
Fecha: Noviembre 2006
Lugar: Pekín (China)

Anécdota: Para volver del Silk Market y cómo íbamos un grupillo de 6 decidimos coger un taxi de estos piratillas que te llevan en una furgoneta con los cristales tintados al estilo Jack Bauer de 24. El caso es que durante el camino la mujer del conductor nos empieza a sacar calcetines y gallumbos de una bolsa de basura diciendo que los vendía muy baratos así que ni cortos ni perezosos y como somos muy consumistas allá que cargamos con un arsenal de ropa interior. Acto seguido nos fuimos a cenar al Hard Rock Pekín. Cuando llega la cuenta, pagamos y nos marchamos y detrás nuestro, una de las camareras persiguiéndonos, gritando en chino cosas que no lográbamos descifrar, parecía la niña del exorcista. El caso es que la furgoneta pirata nos había endiñado billetes falsos y nosotros, pardillos todavía en la moneda del país no nos habíamos dado cuenta y se lo dimos a la camarera para pagar la cena. Consecuencia: Nos tuvimos que tragar una moneda que para mí la usaban para jugar al monopoli en algún país extraño porque fuimos a cambiarla y no quisieron….
 


 
Fecha: Agosto 2008

Lugar: Urubamba (Perú)

Anécdota: En uno de mis múltiples puntazos que me dan decidí apuntarme a una excursión en bicicleta por las Salinas de Maras en el Valle Sagrado (Perú). Para poneros en antecedentes: el deporte y yo no nos llevamos bien, digamos que mi actividad deportiva se limita a ir al gimnasio como máximo un mes y medio al año y a jugar al Wii Sports en casa, así que imaginaros!!!!
En la primera cuesta ya estaba que no podía con mi alma y para postre el camino estaba todo empedrado y peligroso así que ni corta ni perezosa agarré la bicicleta a cuestas y en la primera carretera que vi paré a una furgonetilla que iba atestada de gente y animalitos, endiñé la bici en la baca y me quedé esperando en el pueblo tumbada a la bartola hasta que el resto de la expedición aparecieron hechos polvo, eso sí, no me libré de las agujetas ya que al día siguiente tenía los brazos que no los podía ni mover!!!!
 


 
Fecha: Agosto 2010

Lugar: Osaka (Japón)

Anécdota: Mientras estábamos en la estación de tren de Osaka me entraron ganas de ir al baño a mear, cuando fui a tirar de la cadena: HORROR!!!! Aquello parecía un panel de la nasa y todo estaba escrito en japonés. Solución: Puse en marcha mis dotes de deducción, pensé para mí, vamos a ver, aquí hay mogollón de botoncitos escritos en un idioma que no entiendo y como yo fijo que hay un montón de gente que tampoco los entiende y hay un botón gordo resaltado de color rojo y que pone en inglés PUSH así que esto debe ser para algo importante. Ni corta ni perezosa y pensando que había escogido bien le doy al botoncillo rojo, de repente empieza una sirena: ninoninonino….madreeeee!!!! ya la he liado!!!! Como ya no tenía mucho que perder empecé a tocar todos los botones escritos en japo y allí empezó a saltar agua, a sonar pajarillos, etc, etc… así que salí para fuera y todas las japonesas que estaban espolvoreándose la cara con maquillaje se me quedaron mirando, yo me dije: piernas para qué os quiero así que salí escopetada para fuera y le dije a mi marido: corre!!! Él me pregunta: ¿has sido tú la de la alarma? No necesitó una respuesta…lo peor: policías salían como champiñones de todos los lados !!! Más tarde hablando con un chico japonés me dijo que seguramente habría apretado la alarma antivioladores…
 


 
Fecha: Agosto 2011

Lugar: Jaisalmer (India)

Anécdota: Visitando uno de los havelis de la ciudad me puse a sacar una foto a la fachada, de repente oigo un ruidito misterioso de agua y empiezo a notar cómo me salpicaba algo en las piernas. Para más detalles: estábamos a más de 40 grados y hacía mucho bochorno. Pensé: qué guay, un poco de agua fresquita. Total, me giro y me encuentro face to face con el culo de una vaca gigante que se estaba quedando bien a gusto echando una meadilla y claro está, el agua no era agua sino pis….

 


 
Podéis seguirme también en Facebook y Twitter y leer más anécdotas en mis diarios de viaje. 😉

 

47 Comentarios

  1. 6 octubre, 2011 a 07:08
    Responder

    DA gusto despertarse con unas risas, aunque en este caso, sean a tu costa XD. Madre mía, lo del baño de Japón tuvo que ser buenísimo, jaja, pero me mola lo del botón antivioladores. Nos llevan años de ventaja!!!
    Lo de darle la mano a quien no era, nos pasó también a nosotros en un viaje, bueno, más bien a una amiga. Íbamos 4 en un tren turístico por Gijón, llovía muchísimo y nos entraba agua por todos lados, el conductor era un loco y cuando daba una curva, los vagones de atrás casi se ponían paralelos con los de delante. Total, que en una de esas curvas, nuestra amiga se fue hacia a un lado y se agarró como pudo a las piernas de su novio para no caerse, sólo que no era su novio. jajaj, a nosotros nos hizo mucha gracia, pero a nuestra amiga y a la novia del susodicho no tanta, jajaja.

  2. 6 octubre, 2011 a 07:14
    Responder

    Qué bueno, jejejeje. Se me ocurrió que podía ser divertido aunque si te digo un secreto tendría para llenar una enciclopedia de las cosas raras que me pasan, jejejeje. Gracias x el comentario!!! 😉

    • carolina
      23 abril, 2015 a 19:40
      Responder

      que chevere jaja me parecio muy bueno

      • YAMILE GAITAN
        3 junio, 2015 a 22:12
        Responder

        que seberas todas las anectotas me encantaros muchooooooooooooooooo

  3. 6 octubre, 2011 a 13:06
    Responder

    Muy buenas las anécdotas Babyboom,que quedo con la del baño en Japón, tantos botoncitos y el primero que tocas es la alarma anti violadores jaja

    Saludos!!!

  4. 6 octubre, 2011 a 16:16
    Responder

    Mis deducciones tenían su sentido, un botón destacado y escrito en inglés pensé que sería para algo que todo el mundo tenía que entender y la cagué, jejejeje. Gracias x el comentario!!! 😉

  5. 6 octubre, 2011 a 16:28
    Responder

    jajajaja que bueno!!! Con todos me he reido, pero con el de Japón, casi se me saltan las lágrimas y todo!! jajajaja que bueno. Sería pa verte!! jajaja Y para veros salir pitando a tu marido y a ti….

    Gracias por compartir tus anécdotas.La verdad que este tipo de cosas son las que siempre recuerdas aunque hayan pasado los años.

    Esperamos una 2ª parte de tus cosas “raras”….

    Un besote

  6. 6 octubre, 2011 a 16:31
    Responder

    Jejejeje, muchas gracias, me plantearé una segunda parte porque tengo material!!!! Lo de Japón lo recuerdo ahora y me meo de risa pero cuando estaba sonando la alarma no veas que apuro!!! Y lo peor es que pensaba que con los otros botones lo podía parar, jejejeje. Un saludito. 😉

  7. 6 octubre, 2011 a 19:35
    Responder

    Los viajes son anecdotas de por sí, pero es curioso todo lo que cuentas.
    Saludos viajeros

  8. 6 octubre, 2011 a 19:35
    Responder

    Hola Babyboom,

    Muy buenas la anécdotas. Pero me quedo con la del baño japonés,jeje…lo mejor en estos casos salir por pies.

    Saludos.

  9. 6 octubre, 2011 a 19:37
    Responder

    Hola Paco, la verdad es que sí, los viajes son toda una aventura que a veces te dan momentos difíciles y otros divertidos pero que hay que probar, jejejeje. Gracias x tu comentario y x pasarte por aquí!!!! Un saludito. 😉

    victor, jejejeje es lo que hice, salir por patas pero antes probé a ver si lo podía arreglar pero no tuve mucha suerte. Gracias x el comentario!!! 😉

  10. 7 octubre, 2011 a 09:44
    Responder

    Hola!!!

    Jejejej muy buenas las anecdotas!!!
    Deberias alegrarte del pis de la vaca, fuistes “bautizada” por “pis sagrado”…eso no pasa todos los dias….

  11. 7 octubre, 2011 a 09:46
    Responder

    Hola xipo, la verdad es que sí, no todos los días te mea una vaca sagrada, jejejeje Pero como que me dio un poco de asco, jejejeje

  12. 7 octubre, 2011 a 22:57
    Responder

    Que buenas anecdotas, me ha encantado la de la vaca. Claro que a tí no te haría mucha gracia en ese momento!! Que sería de los viajes sin anecdotas! Yo tengo muchas y la verdad es que se me están olvidando…
    Un saludo

  13. 8 octubre, 2011 a 07:31
    Responder

    Hola Fran, la verdad es que los viajes estarían un poco descafeinados sin anécdotas, jejejeje. Ánimate a contarlas antes que se te olviden!!! Lo de la vaca no me hizo ni pizca de gracia pero ahora me río y todo yo, jejejeje. Un saludito y gracias x el comentario!!! 😉

  14. 8 octubre, 2011 a 08:48
    Responder

    Eso, eso… Una segunda parte ya!
    Lo que me he reído con lo de la alarma japonesa. Aunque he de reconocer que yo también le he dado la mano a otra persona una vez, además, en mi pueblo, que cada vez que veo al chico, aún hoy me da vergüenza…
    Un saludo

  15. 8 octubre, 2011 a 08:54
    Responder

    Jajajaja, eso es peor, yo por lo menos no conocía a la abuelilla!!!! Me alegra que te haya gustado, lo de Japón fue vergonzoso, jejejeje. Un saludito y esperamos tus experiencias por Malta. 😉

  16. 11 octubre, 2011 a 10:21
    Responder

    jejeje Para mí la number one de las anecdotas es la de Japón!!! Además, que me acuerdo de cuándo nos la contásteis el otro día y me meo!! jajaja Es buenísima!!!!
    La del pis de vaca en India más que gracia, me ha dado asquito! Puagg!!!
    Un abrazo!

  17. 11 octubre, 2011 a 11:17
    Responder

    Jejejeje, creéme que a mi también me dio asquito, menos mal que tenía toallitas húmedas!!!! Un saludito. 😉

  18. MAICA
    11 noviembre, 2011 a 18:34
    Responder

    Te falta, la anecdota de Irlanda, la del ataque de los huevos (jajajaajaja)

  19. 11 noviembre, 2011 a 18:37
    Responder

    Esa la dejo para la segunda parte, jejejeje.

  20. 11 noviembre, 2011 a 19:25
    Responder

    jajaja, buenísimas!, las mejores la de Japón y la de la mano!! (yo también tengo una con una bici, jejeje, el deporte y yo tampoco nos llevamos bien).

  21. 11 noviembre, 2011 a 19:27
    Responder

    Quién inventaría el deporte!!! jejejeje
    Pues animate a contar la de la bici!!! 😉

  22. 13 noviembre, 2011 a 08:56
    Responder

    Vaya risas me he echado!! Más capítulos de estos!! Si te sirve de consuelomyo también hubiese pulsado el botón rojo, jajaja. Me nos mal has avisado 😉

  23. 13 noviembre, 2011 a 09:21
    Responder

    La verdad es que yo lo veía claro, un botón rojo y escrito en un idioma entendible…blanco y en botella pero allí funcionan al revés, jejejeje. Gracias por tu comentario. 😉

  24. 15 abril, 2013 a 17:30
    Responder

    Me he reído de lo lindo con todas pero en especial con el botón Rojo de lanzamiento de misiles en Osaka!! jajaja yo que estaba esperando un chorrito espumoso o algo por el estilo y no, te salta el alarmon antivioladores jajaja!!! Si es que lo que poco nos pasa para lo que tentamos la suerte!

    Saludos y entretenidisimo post!

    • 15 abril, 2013 a 20:11
      Responder

      Jajaja, la verdad es que sí, podía haber sido peor pero no veas que rato pasé intentando pararla y luego disimulando por la estación, jejejeje. 😉

  25. jorge
    12 septiembre, 2014 a 17:11
    Responder

    que bien; cuando hay paseo agradable suceden estas cosas. éxitos.

  26. Fernanda
    2 diciembre, 2014 a 01:48
    Responder

    Me divertí muchísimo, muchas gracias me encantó esta página

    • 2 diciembre, 2014 a 08:53
      Responder

      Bienvenida, nos gusta que te encante!!! 😉

  27. Andy
    9 mayo, 2015 a 13:26
    Responder

    ¡Muy divertido! Muchas gracias. No puedo comprender todo, español no es mi lengua materna. ¡Pero voy a memorar su sitio web!

  28. Maria Jose Rocha
    19 mayo, 2015 a 22:52
    Responder

    Muy bacana felicito esta pagina gracias por tan tas anécdotas q hay los quiero mucho <3 un besote grande que bien; cuando hay paseo agradable suceden estas cosas. éxitos.

  29. Sonia Carolina
    1 abril, 2016 a 20:02
    Responder

    ESTAN MUY BUENOS

  30. Demetrio
    6 agosto, 2016 a 00:11
    Responder

    Muchas gracias, me gustaron mucho las historias, saludos desde PERU.

  31. Vargas
    30 septiembre, 2016 a 21:48
    Responder

    estuvo bueno a mi madre también le paso una anécdota ella iba en una buseta cuando vio a una Profesora y le grito chao Profe y alzo la mano para decirle chao y en ese momento le dio una cachetada a un señor que iba al lado

    • 3 octubre, 2016 a 08:26
      Responder

      Jejeje, muy bueno también, al hombre le llovió sin comerlo ni beberlo un tortazo!!!

  32. beto
    24 noviembre, 2016 a 01:53
    Responder

    creo que esta bien algunas me hizo reir pero otras no pero que importa
    me alegro el dia

  33. yo
    19 agosto, 2017 a 23:13
    Responder

    jajaj, a mi me pasó que una vez me distraí y vi a un señor con la misma parca de mi abuelo así que le tomé la mano y luego me di cuenta que no era el salí corriendo!!!!!
    muy chistoso el de la vaca y el de china!

  34. maria morel
    20 octubre, 2017 a 04:19
    Responder

    Me gusto mucho en especial,él ultimo

  35. M.J
    22 enero, 2018 a 21:50
    Responder

    me encanto todos sus anécdotas, gracias por compartir partes de sus vidas

  36. Ana
    2 febrero, 2019 a 04:52
    Responder

    En unas vacaciones en Asturias a mi madre se le cayó en la playa la prótesis del ojo (sólo tiene un ojo, el otro es de cristal) y los socorristas se pusieron a decir por megafonía “se ha perdido un ojo de color marrón”, la cara de la gente era un poema.

    • 3 febrero, 2019 a 11:41
      Responder

      La verdad es que yo también me hubiera quedado con cara de poema, jejejeje. Lo importante es que lo recuperara! 🙂

Déjanos tus Comentarios

Close
3 Compartir
Compartir3
Twittear
Pin
+1
Compartir