Castillos Neuschwanstein y Hohenswangau

Castillos Neuschwanstein y Hohenswangau

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio de 5,00)

Cargando…

No es un secreto que me encantan los castillos y fortalezas y desde que vi cuando era pequeña una foto del Castillo de Neuschwanstein soñaba con conocerlo. La primera vez que estuve por la zona de Múnich no pudimos acercarnos así que a la segunda va la vencida y allá que nos fuimos en Semana Santa, iba a convertir en realidad uno de mis sueños!

La mañana amaneció bastante "chunga" por decirlo de alguna manera, estaba nevando un montón, hacía mucho frío y no se veía a más de 20 metros de distancia de la niebla que había, aún así y como teníamos reservadas las entradas nos dirigimos hasta allí con la esperanza de que por lo menos la niebla se fuera.

Para aparcar hay un recinto vigilado que cuesta 6€ diarios así que dejamos el coche y empezamos a caminar por una calle bastante empinada hasta el Ticket Center y así poder cambiar nuestras entradas que previamente habíamos reservado por internet.

MAPA CASTILLOS NEUSCHWANSTEIN Y HOHENWANGAU

Los castillos del Rey Loco se encuentran en las afueras de Füssen, el padre de Luis II de Baviera mandó construir el primero de ellos sobre una antigua fortaleza medieval y lo amplió hasta tener la estructura que conserva en la actualidad, recibió el nombre de Hohenswangau y allí pasó su infancia rodeado de parajes idílicos en medio de los Alpes entre bosques, montañas y lagos. Con el paso de los años Luis II comenzó a vivir en su propio mundo imaginario rodeado de caballeros y princesas así que cuando llegó al poder, tras la muerte de su padre Maximiliano II y la incapacidad para gobernar de su hermano Otto, comenzó a hacer realidad sus sueños construyendo castillos y palacios a lo largo de toda Baviera.

ALREDEDORES CASTILLOS NEUSCHWANSTEIN Y HOHENWANGAU

Nunca fue un gran gobernante y tras perder la guerra contra Prusia entró en una gran depresión y decidió aislarse del mundo en un castillo de cuento de hadas que solo existía en su imaginación, poco a poco su sueño se fue haciendo realidad y en 1968, en un entorno de incomparable belleza, muy cerca del hogar de su infancia, comenzó la construcción del Castillo de Neuschwanstein, su gran obra maestra que nunca vería terminada.

Luis II vivió en varios castillos de Baviera pero su gran deseo era establecerse en Neuschwanstein, supervisaba cada pequeño detalle y se gastó toda la fortuna familiar en dar vida al boceto que tenía en la cabeza. Finalmente no pudo ver su sueño hecho realidad ya que solo pudo disfrutar de "su castillo inacabado" 170 días antes que le declararan no apto para gobernar aludiendo a sus problemas mentales.

El Rey Loco murió solo, arruinado y lleno de deudas en unas circunstancias que todavía hoy en día no están del todo claras. Toda su vida y su extraña muerte ahogado en un lago forman parte de la vida y leyenda del Rey Loco y del Castillo de Neuschwanstein, el más visitado del mundo.

LUIS II DE BAVIERA

Eran casi las 10:15 así que empezamos a subir la cuesta que lleva hasta el Castillo de Hohenswangau. Tienen un sistema de visitas automatizado y cada 5 minutos los tornos de entrada se activan para los tickets que se encuentren dentro de esa franja horaria. Una vez dentro una chica entrega la audio guía en el idioma escogido y durante 45 minutos se recorren las diferentes habitaciones y salones que muy a mi pesar no se podían fotografiar.

ENTRADA PRINCIPAL CASTILLO HOHENWANGAU (2)

El Castillo fue construido y utilizado por los señores de Schwangau hasta el siglo XVI, fecha en la que murió el último caballero. La fortaleza quedó abandonada y durante las guerras napoleónicas sufrió grandes daños hasta que fue comprado por Maximiliano II (padre de Luis II) quién lo restauró entre 1832 y 1836, para ello contó con la ayuda de grandes artistas del romanticismo como Moritz Von Schwind o Dominik Quaglio lo que también le supuso un gran desembolso de dinero.

CASTILLO HOHENWANGAU (9)

Durante la visita se pueden ver 14 estancias que se conservan en muy buen estado. La primera de ellas y por donde comienza el recorrido es la Sala de Billar que antiguamente era utilizada como sala de espera, en ella destaca un billar inglés perteneciente a la época del rey Maximiliano II, una colección de condecoraciones y el libro de visitas propiedad de Luis I.

Continuamos el recorrido en la Sala de los Caballeros del Cisne, un antiguo comedor del palacio que cuenta con unos impresionantes murales que recuerda escenas de la leyenda del caballero del cisne Lohengrin. No podemos dejar de admirar un bonito centro de mesa de plata que el príncipe heredero Maximiliano II recibió como regalo de los suabios bávaros con motivo de su ceremonia de pedida a la princesa María de Hohenzollern.

CASTILLO HOHENWANGAU (3)CASTILLO HOHENWANGAU (7)

Pasamos a la siguiente sala, la habitación Schyren o antiguo vestidor de la reina María que todavía conserva en muy buen estado los murales de sus paredes, éstos muestran escenas de la vida de los caballeros Wittelsbach,  como curiosidad podemos ver dos fotografías de Luis II y su hermano Otto cuando eran jóvenes, para mi gusto eran bastante feos, jejejeje.

La siguiente estancia corresponde al dormitorio de la reina, está decorada en estilo turco y las pinturas de las paredes hacen referencia al viaje del Rey Maximiliano a Turquía.

Pasamos la sala de estar de la reina María y la estancia Berchta para llegar hasta la habitación de las señoras del castillo que antiguamente era el sitio donde la soberana recibía las audiencias. Este lugar está bellamente decorado y en él destaca una lámpara en forma de araña realizada en plata y que tiene los brazos en forma de cisne, el emblema del castillo.

Tuvimos que subir una planta para llegar a los aposentos de rey, por lo visto antiguamente no hacían mucha vida de pareja y cada uno tenía su propia planta, jejejeje.

El primer lugar que visitamos en este nivel fue la Sala de los héroes, un antiguo salón de fiestas rodeado de murales que cuentan la leyenda de Wikina, los techos son preciosos y de ellos cuelgan imponentes lámparas que imagino que en la antigüedad estarían encendidas mediante velas, en un lateral hay un busto realizado en mármol de carrara de Luis II de Baviera, por lo que contaba la guía, el rey posó personalmente para la realización del mismo.

Pasamos a la Habitación Hohenstaufen, una de las más importantes bajo mi punto de vista ya que aquí fue donde posiblemente se forjó la gran amistad entre el rey loco y Richard Wagner. En esta estancia hay un hermoso piano que era el que utilizaba el compositor para mostrar al rey sus obras. En un extremo del gabinete encontramos una capilla decorada por el mismísimo Luis II.

La siguiente alcoba era la habitación del rey conocida como Tasso. Es aquí donde un dolorido y enfermo Luis II firmó la "Carta del Emperador" que aprobaba el nombramiento de Guillermo I como emperador de Alemania.

Continuamos nuestra visita en la Sala Welfen, seguimos por la Habitación Authari donde supuestamente se alojaba Richard Wagner cuando acudía a visitar al rey para acabar en la Sala de los Caballeros, la última estancia que visitamos en Hohenswangau.

Salimos y había una tormenta de nieve impresionante, entre Hohenswangau y Neuschwanstein hay aproximadamente 40 minutos andando y cuesta arriba por lo que decidimos esperar un coche de caballos que era el único medio de transporte que funcionaba en abril ya que el servicio de buses estaba interrumpido. Fue una mala idea por varias razones, la primera por los pobres caballos que tenían que subir cuesta arriba cargados de gente con el frío que hacía y la segunda porque había una cola impresionante y obviamente no llegamos a la hora que teníamos concertada en Neuschwanstein.

COCHE CABALLOS CASTILLO NEUSCHWANSTEIN

Después de 2 horas esperando conseguimos llegar hasta el castillo, el coche de caballos para unos 200 metros antes por lo que tuvimos que subir corriendo un poco más como si no hubiera un mañana. Nos dirigimos a las taquillas para ver si era posible que nos cambiaran los tickets para otro horario y tuvimos bastante suerte, nos tocó una chica muy maja que no nos puso mucho problema, menos mal!!

La construcción de Neuschwanstein se realizó sobre el Desfiladero de Pöllat para lo que se tuvo que dinamitar un trozo de roca donde antiguamente se encontraban dos fortalezas (hoy desaparecidas), para levantar el palacio se emplearon cantidades desorbitadas de dinero y material, una estadística del año 1879 muestra que se utilizaron 465 toneladas de mármol de Salzburgo, 1550 toneladas de piedra caliza de Nürtingen, 400000 ladrillos, 3600 metros cúbicos de arena, 600 toneladas de cemento, 50 toneladas de carbón de piedra, 40 de carbón de madera y 2050 metros cúbicos de maderas de andamiaje, esto también supuso una fuente de ingreso para los pueblos de la zona ya que en el castillo trabajaban directamente en el año 1880 aproximadamente 209 trabajadores entre picapedreros, ebanistas, carpinteros y personal de obra.

CASTILLO NEUSCHWANSTEIN (5)

Como en Hohenswangau, la entrada está automatizada, en una pantalla se muestra el horario que va a entrar y no pasa ni una sola persona que no lo tenga puesto en el ticket, una vez dentro te entregan la audio guía en el idioma escogido y listo.

CASTILLO NEUSCHWANSTEIN

Comenzamos la visita por el espectacular Salón del Trono donde Luis II intentó recrear una especie de basílica para aludir a la unión religiosa entre su reinado y dios. Está bellamente decorado con todo tipo de opulencias: escalinata de mármol de carrara para subir hasta el trono (que no llegó a construirse por la muerte del monarca), una enorme lámpara de araña con forma de corona bizantina o varios murales donde están representados varios soberanos europeos como Casimiro de Polonia, Esteban de Hungría, Fernando el Católico, Enrique II de Alemania, Luis IX de Francia y Eduardo de Inglaterra. El salón cuenta con un balcón cubierto que ofrece unas vistas impresionantes de los alrededores, desde luego que tonto no era!

Continuamos el recorrido en el comedor, decorado con pinturas sobre lienzos de lino que representan escenas del Castillo de Wartburg durante la Guerra de los Cantores. Desde esta estancia los criados alimentaban la estufa de la habitación real sin molestar al monarca por una pequeña puerta situada al lado de la entrada principal del dormitorio, cabe destacar que el castillo tenía todo tipo de comodidades en aquella época como electricidad, agua corriente y hasta el primer teléfono móvil de la historia.

Nos dirigimos hacia la siguiente estancia, los aposentos del rey, donde destaca a primera vista la espectacular cama de aproximadamente 2 metros. Como el resto de estancias está ricamente decorada en tonos azules, el preferido del rey. En las paredes encontramos pinturas que aluden a la leyenda de Tristán e Isolda y como curiosidad decir que en el lavabo y en todo el castillo el monarca disfrutaba de agua corriente que provenía de una fuente situada a 200 metros sobre el palacio. En esta estancia fue donde el 12 de junio de 1886 una comisión procedente de Múnich comunicó a Luis II su incapacidad para gobernar. En una esquina está situada la capilla que siempre tiene ramos de flores, enviados por admiradores del legendario monarca.

Cruzamos la puerta de la habitación del rey, pasamos por al antiguo vestidor de Luis II y fuimos a parar a la sala de estar decorada también en tonos azules y con cisnes, el animal preferido del soberano. En un lateral hay un pequeño rincón que el monarca utilizaba para la lectura, está separado del resto de la estancia por cuatro columnas y se le conoce como "Rincón del Cisne". Las paredes están adornadas con varios murales que relatan parte de la leyenda de Lohengrin y Tristán e Isolda y del techo cuelga una enorme lámpara de araña fabricada con cristales de Bohemia.

Seguimos nuestro recorrido por la gruta y el jardín de invierno, en este lugar es donde realmente se puede apreciar los excesos y delirios de Luis II ya que se hizo construir una caverna con estalactitas, roca y hasta una cascada. La gruta da paso al jardín de invierno que tiene unas vistas espectaculares del lago y que antiguamente estaba cerrado con una puerta corredera.

Continuamos nuestra ruta por el castillo en el despacho de Luis II que como casi todas las salas de Neuschwanstein está decorado con personajes de leyenda que Wagner utilizó como inspiración para componer alguna de sus obras. En la habitación contigua estaba el despacho del último secretario personal del rey, el Conde Dürckheim que nunca reconoció la demencia de su monarca y le fue fiel hasta el día de su muerte.

Cruzamos la antesala a la Sala de los Cantores para llegar a una de las estancias posiblemente más importantes y espectaculares del castillo ya que toda la construcción del mismo gira en torno a este salón de fiestas. Luis II se inspiró en el Castillo de Wartburg para diseñarla y decoró las paredes con murales que cuentan la leyenda de Parzifal, en el escenario intentó plasmar el jardín encantado  del mago Klingsor y para ello contrató a los mejores artistas y pintores de la zona. Es aquí donde podemos encontrar la única referencia a Luis II en una pequeña inscripción situada encima de una de las puertas de salida, en ella figura sobre una cinta verde la frase "Luis II, Rey de Baviera, Conde del Palatinado".

MAPA CASTILLO NEUSCHWANSTEIN

Para terminar nuestra visita nos dirigimos al único lugar en el castillo donde se puede hacer fotos, la cocina. Esta estancia se conserva en perfecto estado y estuvo en funcionamiento alrededor de 2 años. Este lugar se dotó de los últimos avances y disponía de agua corriente tanto fría como caliente y de asadores giratorios inspirados en un invento de Leonardo Da Vinci, los grifos tienen forma de cisne, el animal preferido de Luis II. Justo en la sala de al lado hay una pequeña habitación acristalada que era la oficina del jefe de cocina del castillo, donde preparaba las recetas, llevaba las cuentas de lo que tenía que comprar, etc, etc... Actualmente hay una exposición de piezas de la antigua vajilla del palacio.

 COCINA CASTILLO NEUSCHWANSTEINCOCINA CASTILLO NEUSCHWANSTEIN (2)

Tras visitar una maqueta de Neuschwanstein nuestra intención era ir al Puente de María pero una enorme valla nos lo impedía. Preguntamos a un segurata y nos dijo que estaba cerrado porque el camino estaba todo helado y efectivamente, la calle que baja hasta allí parecía una pista de patinaje y en el supuesto caso que hubiéramos llegado al puente no hubiéramos visto un pimiento ya que la niebla era muy espesa.

MAQUETA CASTILLO NEUSCHWANSTEIN (3)

Puente de María - Marienbrücke

Este puente situado en el Barranco Pöllat ofrece una de las vistas más espectaculares del Castillo de Neuschwanstein (siempre que no haya niebla). Fue construido en el año 1850 por el rey Maximiliano como regalo para su esposa María, gran aficionada a la escalada.

Cómo comprar entradas para los Castillos Neuschwanstein y Hohenswangau

Las entradas se pueden adquirir en el Ticket Center de Hohenswangau situado en Alpseestraße, 12 (aunque si es temporada alta os arriesgáis a que no queden) o directamente reservarlas por Internet con un cargo extra.

El precio de las entradas es de:

Entrada adulto 1 día: 12€ por castillo.

Tarjeta Königsticket: 23 € (sirve para visitar los Castillos de Neuschwanstein y Hohenswangau el mismo día).

Entrada compinada Königsschlösser: 24 € (sirve para visitar los Castillos de Herrenchiemsee, Linderhof y Neuschwanstein y tiene una validez de 6 meses).

Bonos 14 días: 24 € (tiene una duración de 14 días desde la primera visita).

Bono anual para visitas a monumentos y castillos bávaros: 45 € (tiene una duración de un año desde la primera visita).

La visita tan sólo se puede realizar guiada.

Cómo llegar hasta Neuschwanstein y Hohenswangau

Los castillos están situados en la pequeña localidad de Schwangau, para llegar hasta allí se puede hacer en transporte público o en coche propio, si escogéis esta última opción tendréis que abonar 6€ para dejar el vehículo en el parking.

Transporte público

Se puede llegar hasta Füssen con tren y una vez allí coger el bus RVA/OVG 73 o el RVA/OVG 78 dirección Steingaden /Garmisch - Parkenkirchen o Schwangau hasta la parada Hohenswangau / Alpseestraße.

Una vez allí tenéis varias posibilidades para subir hasta los castillos, andando, mediante coche de caballos que cuesta 6€ por trayecto y sale desde el Hotel Müller o con bus (esta opción depende de la época del año no está disponible).

Horario para la compra de entradas

Desde abril al 15 de octubre: De 9:00 a 18:00 horas.

Desde el 16 de octubre al 27 marzo: De 9:00 a 15 horas.

Abierto diariamente excepto 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero.

Aquí os dejo una foto de cómo se vería Neuschwanstein desde el Puente de María, obviamente nosotros no pudimos sacar esta maravilla de foto con niebla así que gracias a Fran de www.myguiadeviajes.com que nos la ha dejado!

CASTILLO NEUSCHWANSTEIN7

Foto propiedad de www.myguiadeviajes.com

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer a través de Facebook, Google +, Foursquare, Pinterest, Instagram y Twitter.

2 Comentarios

  1. 5 junio, 2015 a 10:22
    Responder

    Vaya pena el día que os hizo no? Los castillos merecen mucho la pena y como dices ojito con los horarios que te quedas fuera de la visita!! Y gracias por la mención, entre amigos no hacía falta!!Un abrazo pareja

    • 7 junio, 2015 a 19:19
      Responder

      La verdad que me dio mucha rabia no poder ir hasta el Puente de María y ver el castillo desde allí pero era imposible, parecía una pista de hielo y además había mucha niebla así que habrá que volver en verano, jejejeje. Muchísimas gracias por la foto, me encantaaaa!!! 😉

Déjanos tus Comentarios

Close
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
Compartir