Mui ne

Mui ne

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio de 5,00)

Cargando...

Después de visitar las Montañas de Mármol y viajar toda la noche en un tren que olía a corral llegamos a la estación de Binh Thuan, la más cercana al pueblo de Mui ne. Desde allí hasta nuestro hotel que estaba situado en la zona de Phan Thiet hay aproximadamente unos 30 kilómetros de distancia por lo que la primera cosa que hicimos al descender del tren fue buscar algún tipo de transporte para llegar hasta el Victoria Phan Thiet Beach Resort.

Los taxistas que había en la estación eran un poco "careros" por decirlo de alguna manera, se fliparon tanto que nos pedían casi el doble de lo que nos había costado el billete desde Da nang hasta Binh Thuan, supongo que como el lugar está un poco en "el culo del mundo" se aprovechan pero como no estábamos dispuestos a pagar el dineral que nos pedían empezamos a caminar sin rumbo definido por una callejuela rodeada de pequeñas casitas y campos de arroz y como no, los taxistas detrás dando la castaña. Me veía ya haciendo autostop y de repente como si de una alucinación se tratara en medio de la calle apareció una carpa llena de gente que estaban celebrando una boda por lo que por fin despistamos a los insistentes taxistas, fue divertido ya que la gente de allí es muy amable y hasta nos invitaron a comer, nos tomamos unas cervecillas y seguimos caminando, por suerte nos indicaron donde había un bus para llegar hasta nuestro destino.

No hizo falta esperar ya que un modesto taxista se ofreció a llevarnos por muy poco dinero así que como íbamos cargados decidimos aceptar y que nos dejara en la puerta de nuestro hotel que por cierto era una pasada.

Victoria Phan Thiet Beach Resort

Victoria Phan Thiet Beach Resort

Nos recibieron con un cóctel y nos llevaron hasta nuestro bungalow que estaba situado justo enfrente de la playa, era precioso y hasta la ducha estaba en un pequeño patio lleno de vegetación.

Cóctel de bienvenida en el Victoria Phan Thiet Beach Resort

Cóctel de bienvenida en el Victoria Phan Thiet Beach Resort

Dejamos los trastos y salimos en busca de un taxi que nos llevara hasta el pueblo pesquero de Mui ne situado en la zona sureste del país. En el pasado posiblemente fuera agradable pasear por este lugar pero hoy en día está todo masificado y en cuanto llegamos nos dimos cuenta del caos reinante por todos sitios, un mercado abarrotado de gente y lleno de basura, los niños que salían del colegio esquivando alocados coches que se colaban por todas partes y varios animalitos campando a sus anchas entre la marabunda de gente, vamos, para salir corriendo!! Aún así decidimos darle una oportunidad y nos perdimos en su entramado de estrechas y empinadas calles hasta llegar a lo que en teoría era una especie de puerto o playa. Qué gran desilusión, yo pensando que me iba a encontrar algún sitio idílico, pequeño y con tradición como los pequeños pueblos del Algarve y lo único que encontré fue basura repartida por la playa y algunos puestos donde vendían pescado con un olor que echaba para atrás así que viendo que nuestra visita no tenía mucho futuro decidimos volver de nuevo a la zona de Phan Thiet, esta vez lo hicimos en el bus urbano que es más barato.

Pueblo pesquero Mui ne

Pueblo pesquero Mui ne

Pueblo pesquero Mui ne

Pueblo pesquero Mui ne

Para coger el bus basta con esperar en la carretera, pararlo, subir y pagar, el precio es irrisorio y personalmente creo que les cuesta más la gasolina que lo que sacan del viaje. Justo antes de llegar a nuestro hotel nos bajamos en una zona para guiris llena de tiendas, restaurantes y enormes resorts de lujo, fuimos mirando algún lugar para comer y al final nos decidimos por Golden Sand, un sitio donde escogías el pescado y te lo cocinaban en el momento, más tarde, nos acercamos a una pequeña agencia para reservar un jeep privado que nos llevara al día siguiente a las famosas dunas de Mui ne y regresamos andando hasta nuestro alojamiento donde terminamos la jornada en la piscina y degustando unos sabrosos cócteles vietnamitas.

Desde nuestro bungalow vimos el amanecer en la Playa de Mui ne y como algunos pescadores salían a faenar con unas olas enormes, por algo esas playas son ideales para la práctica del surf y del kitesurf !!!

Amanecer en la Playa de Phan Thiet

Amanecer en la Playa de Phan Thiet

Amanecer en la Playa de Phan Thiet

Amanecer en la Playa de Phan Thiet

Sobre las ocho de la mañana nos pasaron a recoger y pusimos rumbo a la primera visita del día, el pueblo de pescadores de Mui ne, aunque lo habíamos visto el día anterior ahora estaba en pleno apogeo, todos los barquitos estaban descargando el pescado y había un montón de gente con canastas vendiendo lo que habían pescado.

Pueblo pescadores Mui ne

Pueblo pescadores Mui ne

Continuamos nuestro camino hasta las dunas blancas (Bau Trang) situadas a unos 20 kilómetros de Mui ne. En este lugar encontramos un lago de agua dulce que está partido en dos por el desierto, la entrada al recinto cuesta 10000 VND por vehículo y 5000 VND por persona. Paramos en una especie de bar donde alquilaban quads, 20 minutos 300000 VND aunque en teoría en el desierto no pueden entrar los vehículos. Como no somos muy amantes de las motos y los quads decidimos hacer el camino andando, hacia mucho viento y un sol que derretía hasta las piedras pero por suerte llevaba el paraguas que me vino de lujo para resguardarme del sol, subimos por un terraplén y volvimos a bajar por una especie de camino en mitad del desierto hasta el lago, allí encontramos algunos autóctonos pegándose un bañito entre flores de loto y muy cerca una especie de corral donde podías dar una vuelta en avestruz, sí, habéis leído bien!!! Nos quedamos allí un rato mirando como unos alemanes se peleaban por subir al pobre animal, nunca había visto uno de cerca fuera del zoológico.

Dunas blancas Mui ne

Dunas blancas Mui ne

Lago Dunas blancas Mui ne

Dunas blancas Mui ne

Regresamos al bar donde nuestro conductor se estaba echando la siesta en una hamaca así que tuvimos que despertarle para que nos llevara a nuestra siguiente visita, las dunas rojas (Doi Cat). Este desierto es el más cercano a Mui ne, a tan sólo 2 kilómetros por lo que había mucha gente andando bajo el calor sofocante, tirándose en una especie de plásticos que ofrecían los niños del lugar a cambio de una propina o disfrutando de una cervecilla bien fresquita en los bares de al lado. Como en las dunas blancas también había algún que otro corral que ofrecía viajes a lomos de avestruz aunque personalmente viendo la mala leche que tenían yo ni me hubiera acercado, jejejeje.

Dunas arena roja Mui ne

Dunas arena roja Mui ne

Dejamos la visita estrella para lo último, el Arroyo de las Hadas. Para llegar tuvimos que cruzar una especie de fábrica, por lo visto famosa, que hace salsa de pescado y os podéis imaginar la combinación calor + animalitos del mar fermentándose al sol...un olor asqueroso!!! Tuvimos que cruzar corriendo y hacer algunas fotos casi volando, jejejeje.

Fábrica salsa pescado Mui ne

Fábrica salsa pescado Mui ne

Arroyo de las Hadas - Mui ne

Arroyo de las Hadas - Mui ne

Este riachuelo de aproximadamente dos kilómetros cruza un bosque de bambú y algunas dunas del desierto cercano que dan un color rojizo al agua. Se puede hacer perfectamente andando ya que la profundidad del mismo no supera el metro y durante el paseo disfrutaréis de uno de los paisajes más marcianos de Vietnam.

Arroyo de las Hadas - Mui ne

Arroyo de las Hadas - Mui ne

Arroyo de las Hadas - Mui ne

Arroyo de las Hadas - Mui ne

Volvimos de nuevo al hotel donde recogimos las mochilas para esperar el bus rumbo a Ho Chi Minh que nos pasó a recoger por la puerta. El precio que pagamos fue de 180000 VND por cabeza y tardamos alrededor de cuatro horas y media en llegar, como no, una vez que habíamos probado el bus-cama ya no cambiamos, jejejeje.

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer en Facebook, Google +, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter. Y ahora también en Globellers!!!

4 Comentarios

  1. 4 agosto, 2014 a 12:21
    Responder

    Vaya desilusión con el pueblo de pescadores, no?
    Y es posible montar en avestruz????? Puff!! Me parece una actividad un poco de riesgo!! jajaja no me lo puedo ni imaginar!!

    • 5 agosto, 2014 a 08:05
      Responder

      Sí, se puede montar en avestruz pero más bien creo que es un deporte de alto riesgo, los animalitos no tenían muy buenas pulgas, jejejeje. El pueblo de pescadores me desilusionó bastante porque lo tenían todo lleno de basura por todos lados, pobres pescados lo que tendrán que tragar en el mar!!! ;-(

  2. Juan
    13 marzo, 2017 a 17:14
    Responder

    He leido con mucha atencion lo q habeis publicado pues una,cosa son los folletos idilicos y otra es la realidad caminada y contatada si vale el termino agradezco todo lo related de mui me.

    • 14 marzo, 2017 a 12:25
      Responder

      Hola Juan, nos alegra que te haya servido nuestra experiencia, por lo general en las agencias suelen llevarte a lo «bonito» de cada sitio pero siempre hay otra realidad, ojo, que a veces viene bien no pasar tantas penúrias, jejejeje. Un saludo!! 😉

Déjanos tus Comentarios

Close
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
Compartir