Qué ver y hacer en Tarragona

Qué ver y hacer en Tarragona

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio de 4,50)

Cargando…

¿Os gusta la historia? Si es que sí seguro que os encantará Tarragona. Esta capital está situada a orillas del Mar Mediterráneo en plena Costa Daurada y tuvo gran importancia durante la época romana cuando se convirtió en la capital de Hispania Citerior Tarraconensis por lo que es una visita imprescindible para los amantes de la historia romana y medieval. Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000 y un sitio perfecto donde encontraréis buena gastronomía, visitas interesantes, impresionantes puestas de sol e innumerables fiestas que harán las delicias de los más grandes y más pequeños. Aquí os dejo algunas de las cosas que no podéis dejar de ver o hacer si visitáis la ciudad:

Anfiteatro romano: Esta antigua construcción romana es una de las más espectaculares de la ciudad ya que se encuentra en un lugar privilegiado junto al Mar Mediterráneo. Fue construido en el siglo II d.C en el sitio que había ocupado un antiguo cementerio y a lo largo de la historia ha realizado diversas funciones  principalmente de carácter "lúdico" como la lucha de gladiadores, de animales u eventos deportivos aunque también ha servido como cementerio o como lugar de culto.

Anfiteatro-Tarragona

Catedral de Tarragona: Se empezó a construir en el siglo XII en el lugar en el que antiguamente había un templo de culto romano a Augusto recientemente descubierto, una catedral visigótica de la que se conservan algunas tumbas y una mezquita. En el año 1905 fue declarada Monumento Nacional y del conjunto destaca por encima de todo la portada principal y su espectacular claustro, construido en la segunda mitad del siglo XIII. Hoy en día se puede realizar una visita guiada que incluye la subida al campanario, el claustro, la catedral y el Museo Diocesano.

Circo romano: Este lugar fue construido a finales del siglo I d.C dentro del recinto amurallado de la ciudad. En él se celebraban principalmente carreras de caballos y aunque hoy en día tan sólo se conserva una parte muy pequeña de este tesoro (la cabecera oriental), fue uno de los más grandes del imperio romano, tenía una capacidad para aproximadamente 25000 personas, 325 metros de largo y alrededor de 110 de ancho. El circo se mantuvo en funcionamiento hasta el siglo V, fecha en la que gran parte de esta construcción desapareció y la zona fue utilizada para la edificación de residencias. Hoy en día todavía siguen apareciendo partes de este lugar a medida que se demolen o reforman casas del casco antiguo.

Circo-Romano

Comer en el Barrio del Serrallo: El barrio, desde su creación en el año 1854, ha estado siempre muy vinculado al mar. Está situado entre el puerto comercial y el puerto deportivo y desde sus inicios, varios pescadores se instalaron en este lugar por lo que el sitio cuenta con infinidad de restaurantes donde seguro que encontraréis una de las mejores gastronomías de la ciudad principalmente relacionada con el pescado y los arroces.

Gastronomia Tarragona

Cueva urbana de Tarragona: Aunque parezca mentira la entrada a este lugar está situada en un parking municipal. Por lo que dicen es toda una aventura donde atraviesas varios sifones, subes algunas paredes, pasas un antiguo acueducto, te arrastras por túneles y todo totalmente a oscuras. No os puedo hablar mucho de este lugar ya que por lo visto no es apto para claustrofóbicos y yo no aguantaría allí ni medio minuto pero sí que podéis encontrar más información el blog de Helena de Mi maleta y yo, ella sí que fue valiente y la visitó, solo ver las fotos me entran los sudores de la muerte.

Museos: Tarragona cuenta con una gran cantidad de museos principalmente relacionados con el mundo romano como el Museo arqueológico, el Pretorio romano o la necrópolis aunque debido a que la ciudad está muy ligada al mar también podemos encontrar algunos tan curiosos como el Museo de Faros situado en el bonito Faro de la Banya o el Museo del Puerto que muestra el rico patrimonio marítimo desde la época romana hasta nuestros días.

Mar Mediterraneo desde Tarragona

Paseo por el casco antiguo: El casco antiguo está situado en el lugar donde estuvo el primer asentamiento romano de la ciudad. Todo el conjunto estaba rodeado por una muralla que en la antigüedad medía aproximadamente 4 kilómetros aunque hoy en día desgraciadamente tan sólo se conserva apenas 1 kilómetro y una de las puertas de entrada. Os recomiendo perderos por las pequeñas y estrechas callejuelas llenas de casas con solera, escalinatas y locales que aún conservan algunas partes de antiguos edificios romanos como el Restaurante Pulvinar que guarda en su interior una parte de la tribuna del circo romano, el Restaurante Les Voltes, construido debajo de tres vueltas del circo o el Restaurante Barhaus que alberga en uno de sus salones un muro del Foro Provincial. En resumen, pasear por el casco antiguo o la Part Alta de Tarragona es como retroceder en el tiempo.

Plaça de la Font: Esta plaza está situada en lo que antiguamente era parte del circo romano, es uno de los principales puntos de reunión ya que cuenta con numerosos bares y restaurantes y en ella destaca por encima de todo el edificio del ayuntamiento, de estilo neoclásico.

Senderismo por los alrededores Pont del Diable: Este antiguo acueducto romano está situado en las afueras de Tarragona, aproximadamente a unos 4 kilómetros. Fue construido en el siglo I a.C por Augusto y abastecía la ciudad de agua desde el Río Francolí. Esta espectacular construcción consta de dos niveles de arcos superpuestos y mide 217 metros de largo y está ubicado en un espectacular paraje rodeado de montes, pinos y senderos que recorren los alrededores pasando por antiguas masías (hoy en día abandonadas) y caminos que discurren paralelos al Río Francolí, sin lugar a dudas un buen plan para pasar un día tranquilo.

Acueducto-Tarragona

Santa Tecla: Fiesta de Interés Turístico Nacional que se celebra todos los años en el mes de septiembre, concretamente los 10-12 días antes del día 23. Esta fiesta tiene su origen en el año 1321 cuando desde Armenia trajeron a Tarragona la reliquia del brazo de Santa Tecla. Se celebran diversos actos como los espectaculares fuegos artificiales en la playa, el cortejo popular o seguici que está compuesto de figuras, danzas y músicos desde el siglo XIV, castillos humanos o diversos festivales y bandas de música distribuidos por toda la ciudad. También es posible degustar la bebida típica de la fiesta conocida como "Mamadeta" y que consiste en una mezcla de licor Chartreuse verde, amarillo y granizado de limón.

Tarraco Historia Viva: Un festival que se celebra todos los años durante los meses de verano en las principales ruinas de la ciudad como las murallas, el Pont del Diable, el circo, el anfiteatro o el foro. Un equipo de teatro hace una reconstrucción histórica de las funciones que tenía cada lugar, la gente que acudía a él, los espectáculos que se celebraban en cada sitio y os descubren antiguas historias y leyendas que han ido pasando de generación en generación desde la época romana hasta nuestros días. Además de las visitas teatralizadas, varios restaurantes de la ciudad ofrecen menús donde recrean la antigua cocina romana.

Tarraco Historia Viva

Tarraco Viva: ¿Queréis saber cómo vivían los habitantes de la antigua Tarraco? Si es que sí, tenéis que acercaros a la ciudad en el mes de mayo ya que desde el año 1999 se celebra este festival, en él se hace una recreación histórica de la vida en la antigua Tarraco: luchas de gladiadores, gastronomía típica, conciertos musicales, talleres, bailes y mucho más. Os animo a venir a conocerla.

Tarraco Viva

Un día en la playa: Como en toda la Costa Daurada, Tarragona cuenta con alguna de las mejores playas del Mediterráneo y con muy buen acceso ya sea para los amantes del sol, de los deportes naúticos, de los largos paseos o para contemplar algunas de las mejores puestas de sol. Playa Llarga, Playa del Miracle, la Arrabassada o la escondida Playa nudista Waikiki, hay varias para escoger.

Ver el atardecer desde el Balcón del Mediterráneo: Al final de la Rambla Nova, una de las principales arterias de Tarragona, encontramos un barranco de 23 metros de altura, en la parte más alta está situada una larga barandilla de forja desde donde hay una buena panorámica del Mar Mediterráneo, el puerto y el anfiteatro romano, cuenta la leyenda que fue el rey Carlos I de España y V de Alemania quién le puso este nombre al ver las bonitas vistas que había desde este punto. Según la tradición, da buena suerte tocar la baranda aunque lo que sí que os sorprenderá es ver el atardecer desde allí, es un momento mágico.

Balco del Mediterrani - Tarragona

Visitar pueblos cercanos: La provincia de Tarragona cuenta con numerosos pueblos y ciudades cargados de historia, llenos de encanto y con una buena gastronomía. Podéis escoger lugares de mar o de montaña pero sin lugar a dudas la Costa Daurada tiene rincones para todos los gustos, os animo a salir un día de la ciudad y conocer Reus, ciudad natal de Gaudí, Siurana, Montblanc, la Ruta del Císter, etc, etc...

Siurana

Como veis en Tarragona no hay lugar para el aburrimiento ¿necesitáis más razones para venir a visitarla?

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer a través de Facebook, Google +, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter.

2 Comentarios

  1. 25 febrero, 2015 a 13:57
    Responder

    Tuve la suerte de pasar la semana santa del año pasado allí, y la verdad que la ciudad me encantó. Aparte de su Semana Santa, la ciudad tiene un montón de vestigios romanos (hay una ruta llamada «las piedras que hablan» super interesante en relación al pasado romano de la ciudad). Y si por si esto fuera poco, se come fenomenalmente bien! 🙂

    Saludotes pareja!

    • 26 febrero, 2015 a 09:08
      Responder

      La verdad que es una ciudad preciosa y cargada de historia, la ruta de las piedras que hablan no la hice pero me la apunto para ir pronto, tengo algún amigo que es arqueólogo y de vez en cuando hacen rutas a lugares que no se pueden visitar, le preguntaré a ver! Comer se come de lujo por esta zona, ahora es la época de los calçots también!!! 😉

Déjanos tus Comentarios

Close
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
Compartir