Rothenburg ob der Tauber: Un pueblo de cuento en Baviera

Rothenburg ob der Tauber: Un pueblo de cuento en Baviera

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio de 4,71)

Cargando…

Rothenburg ob der Tauber es uno de esos pueblos que parecen sacados de un cuento infantil con las típicas casitas de colores con entramado de madera y un casco medieval lleno de estrechas callejuelas adoquinadas donde encontramos numerosas tiendas y locales con encanto, además, esta antigua villa medieval es una de las mejores conservadas en toda Europa y es uno de los lugares más importantes de la famosa Ruta Romántica.

Torre de San Marcos - Rothenburg ob der Tauber

Un poco de historia de Rothenburg ob der Tauber

Esta pequeña localidad bávara está situada aproximadamente a unos 100 kilómetros de Núremberg y posiblemente es una de las más bonitas y visitadas del Sur Alemania. Su historia se remonta al año 960 cuando se fundó el primer núcleo de población en el Valle del Río Tauber (la parroquia de Datwang) que hoy en día es un barrio de Rothenburg.

Años más tarde, en 1142 se construyó el castillo imperial por el Rey Conrado III pero no fue hasta el año 1274 cuando el monarca Rodolfo de Habsburgo concedió a Rothenburg el título de "Ciudad Libre", esto junto a la estratégica situación del pueblo, propició que Rothenburg se convirtiera en un importante centro comercial.

Callejeando por Rothenburg ob der Tauber

A lo largo de la historia la localidad ha sido testigo de numerosas guerras como la de los treinta años, la Guerra de los Labradores o la Segunda Guerra Mundial cuando fue víctima de un bombardeo por parte de los aliados que destruyó parte de la zona oriental del casco antiguo.

Según cuenta una leyenda local, durante la Guerra de los treinta años la ciudad fue tomada por el Conde de Tilly que apresó y condenó a muerte a los concejales del ayuntamiento y ordenó que el pueblo fuese quemado, el alcalde de Rothenburg ofreció al conde un vino de Franconia servido en un vaso de vidrio de 3¼ litros, a Tilly le gustó tanto el gesto que ofreció la salvación de la ciudad a cambio de que el alcalde Nusch se bebiera la jarra de un solo trago cosa que éste hizo sin pestañear por lo que consiguió salvar la ciudad de las llamas, todos los años alrededor de Pentecostés se conmemora este hecho en la fiesta de Meistertrunk con una gran marcha militar con trajes históricos, danzas y conciertos de música. 

Qué ver en Rothenburg ob der Tauber

El casco antiguo de Rothenburg ob der Tauber está rodeado por una muralla circular del siglo XIV que cuenta con cuarenta y dos torres y que rodean el antiguo núcleo medieval de la ciudad. Lo ideal es perderse por el laberinto de callejuelas adoquinadas que han servido de escenario en varias películas como Harry Potter y las reliquias de la muerte o el Maravilloso mundo de los Hermanos Grimm, bajo mi punto de vista esto es lo que no podéis dejar de hacer o ver en este precioso lugar:

Callejeando por Rothenburg ob der Tauber

Hacer la ronda nocturna con el sereno de la ciudad

La ronda nocturna con el sereno de la ciudad es una de las actividades más curiosas que ofrece la Oficina de Turismo de Rothenburg ob der Tauber y consiste en acompañar a un guía que representa el antiguo guarda de Rothenburg durante la Edad Media en su paseo nocturno. El guía cuenta numerosas historias sobre cada rincón y callejuela por la que se pasa y muestra cómo vivía la gente durante el Medievo.

El recorrido dura entre 60 y 90 minutos y se realiza desde el 1 de abril hasta el 30 de diciembre todos los días a las 20:00 horas desde el portal del Ayuntamiento que está situado en la Marktplatz. Para hacer la reserva hay que hacerlo en la misma Oficina de Turismo o escribir un email a info@rothenburg.de.

Las visitas guiadas se realizan tan sólo en inglés y alemán y estos son los precios:

  • Alemán: De 1 a 20 personas = 100 €.
  • Inglés: De 1 a 20 personas = 110 €.

Callejeando por Rothenburg ob der Tauber Callejeando por Rothenburg ob der Tauber

Hacerse una foto en Plönlein o en la Torre de San Marcos

La Plaza de Plönlein es posiblemente uno de los lugares más famosos y fotografiados de Rothenburg ob der Tauber, incluso sale en la portada de muchos folletos y guías turísticas de Alemania, sin ir más lejos es la imagen principal de la guía Lonely Planet que es la que utilizamos nosotros.

Esta plaza triangular alberga dos de las torres más conocidas de la ciudad: la Torre Sieber de 1385 y la Torre Kobolzeller de 1360 que en la antigüedad contaba con cuatro puertas.

Otro de los rincones más fotografiados del pueblo es la Torre de San Marcos y el Arco Roeder que se construyeron al mismo tiempo alrededor del año 1200. La pequeña plaza que hay antes de llegar es ideal para sacar una de las mejores fotos de Rothenburg ya que cuenta con casitas con entramado de madera de colores, una fuente y mucho encanto.

Plaza de Plönlein - Rothenburg ob der Tauber

Recorrer las murallas y puertas de Rothenburg 

El casco antiguo de Rothenburg ob der Tauber está rodeado por una muralla de 3 kilómetros de longitud y 9 metros de altura que cuenta con varias puertas y cuarenta y dos torres, todas ellas distintas y a cual más bonita, algunas de las más importantes son: 

  • Burgtor: Estaba situada a la entrada del antiguo castillo y fue construida en 1356 tras un gran terremoto que asoló la zona y destruyó la fortaleza, tenía funciones defensivas, contaba con una pequeña puerta que era conocida con el nombre de Ojo de Aguja y quién quisiera salir por la misma tenía que presentar una autorización del Concejo de la ciudad.
  • Galgentor o Puerta del Patíbulo: Recibe este nombre porque hasta el siglo XIX en este lugar estaba situada la horca donde se ajusticiaba a los condenados a muerte. Por su situación esta puerta era la más vulnerable en caso de ataque y sirvió como punto de acceso a la ciudad al Conde de Tilly durante su asalto en la Guerra de los Treinta años.

Puerta del Patíbulo - Rothenburg ob der Tauber

  • Klingentor: Una de las torres más curiosas de Rothenburg ya que estaba conectada con la Iglesia de San Wolfgang y contaba con varias casamatas bajo el templo desde donde se podía disparar al enemigo en caso de ataque. La Klingentor funcionaba también como depósito de agua.
  • Rödertor: En este lugar estaba situada la aduana y la garita de los guardias, su parte más antigua data del siglo XIII y tenía funciones defensivas ya que si el enemigo lograba atravesar la puerta, era atacado desde las dos torres con las que cuenta.
  • Spitaltor: Es el bastión más nuevo que se construyó en las murallas por el arquitecto Leonhard Weidmann y data del siglo XVI. La torre cuenta con un puente levadizo y siete puertas y tiene una inscripción en la que se puede leer: “Pax intrantibus, salus exeuntibus” que significa “Paz a los que entran, salud a los que salen”.

A las murallas se puede acceder gratis desde cualquier puerta de la ciudad y te recomiendo que te tomes con calma el paseo ya que las vistas a la ciudad y al Valle del Río Tauber desde alguna de las torres son espectaculares.

Murallas de Rothenburg ob der Tauber

Probar las Schneeballen

Las Schneeballen o Bolas de Nieve es el dulce típico de Rothenburg ob der Tauber y consiste en una bola de tiras de masa quebrada que puede estar rellena de chocolate, azúcar o frutos secos y que están decoradas con azúcar glas. 

En la antigüedad este dulce tan sólo se degustaba en grandes celebraciones o festejos pero hoy en día lo puedes encontrar en cualquier panadería o pastelería de la ciudad, el precio de una Schneeball ronda los 3 - 5 €.

Schneeballen - Rothenburg ob der Tauber Schneeballen - Rothenburg ob der Tauber

Pasear por los Jardines del Castillo

En los actuales Jardines del Castillo estuvo situada la Fortaleza de Hohenstaufen, construida en el año 1142 y desde donde Conrado III reinó como monarca del Sacro Imperio Romano Germánico.

Un gran terremoto en 1356 destruyó el castillo y tan sólo la Capilla de San Blas fue reconstruida y ha llegado hasta nuestros días.

Los Jardines del Castillo cuentan con unas impresionantes vistas de la ciudad, el Puente doble y el Valle del Río Tauber y no hay que perderse el jardín geométrico del siglo XVII en el que podemos encontrar cuatro estatuas de arenisca que representan las cuatro estaciones del año. La entrada es gratuita.

Vistas de Rothenburg ob der Tauber

Perderse por el Museo de la Navidad (Käthe Wohlfahrt)

Para los amantes de la Navidad este lugar es un paraíso. El Museo de la Navidad está situado en el interior de la tienda de Käthe Wohlfahrt en el número 1 de la Calle Herrngasse y tiene una gran colección de juguetes, adornos navideños, más de 150 figuras de Papá Noel y árboles aunque los precios de venta son un poco desproporcionados. Siempre podéis coger una postal de recuerdo que entregan gratis a los visitantes, menos es nada, jejejeje.

Museo de la Navidad (Käthe Wohlfahrt) - Rothenburg ob der Tauber Museo de la Navidad (Käthe Wohlfahrt) - Rothenburg ob der Tauber

El precio de entrada al museo es de 4 € los adultos, 2,5 € los estudiantes y jubilados, 2 € los niños de 6 a 11 años y de 7 € las familias (dos adultos con niños menores de 14 años). El Weihnachtsmuseum abre diariamente de 10:00 a 17:00 horas desde abril hasta el 23 de diciembre aunque hay que consultar en su página web porque algunos días el horario cambia.

Museo de la Navidad (Käthe Wohlfahrt) - Rothenburg ob der Tauber Museo de la Navidad (Käthe Wohlfahrt) - Rothenburg ob der Tauber

Relajarse en las escaleras de la Marktplatz

La Marktplatz es el corazón de Rothenburg ob der Tauber y en ella se concentran los edificios más importantes de la ciudad y se celebran los actos festivos más destacados como el famoso Mercadillo de Navidad de Rothenburg, el mercado semanal o los fuegos artificiales del Festival Histórico, además, este lugar ha sido testigo de numerosos hechos históricos como guerras, visitas de monarcas y hasta la decapitación de varias personas en el año 1525 por Casimiro de Ansbach tras finalizar la Guerra de los Campesinos. Estos son los edificios y monumentos que no puedes perderte en este ajetreado lugar:

Marktplatz - Rothenburg ob der Tauber

  • Ayuntamiento: Edificio de estilo gótico y renacentista que fue construido entre los años 1572 y 1578 por el arquitecto local Leonhard Weidmann, cuenta con una torre de 60 metros y unas arcadas en la fachada principal que fueron añadidas en el año 1681 y están decoradas con los escudos de los príncipes electores.

Edificio del Ayuntamiento en Marktplatz - Rothenburg ob der Tauber

Edificio Ayuntamiento en Marktplatz - Rothenburg ob der Tauber

  • Taberna de los Concejales (Ratstrinkstube): En la actualidad es la Oficina de turismo de la ciudad y antiguamente era donde se reunían los concejales de Rothenburg. Lo más destacado de este lugar es su carrillón de 1623 que se pone en funcionamiento cada hora desde las 10 de la mañana a las 10 de la noche y que representa al famoso alcalde Nusch bebiendo de un solo trago la jarra de vino que salvó a la ciudad del incendio frente al Conde Tilly, además, el edificio cuenta con dos relojes más, uno solar y otro que indica la fecha.

Taberna de los Concejales en Marktplatz - Rothenburg ob der Tauber

  • Marienapotheke: En este edificio podemos encontrar la farmacia de la ciudad que lleva en funcionamiento desde el año 1812 aunque no siempre tuvo esta función ya que sirvió como vivienda para los alcaldes Nusch y Jagstheimer que fue el que la mandó construir en el año 1448, además, a lo largo de la historia han pasado por aquí numerosas personalidades como el Emperador Maximiliano I.
  • Fleisch und Tanzhaus: Bajo mi punto de vista este edificio es el más bonito de la Plaza del Mercado, fue construido sobre los cimientos del antiguo ayuntamiento que se quemó completamente en el año 1240 y como su propio nombre indica, en el primer piso se realizaban fiestas donde acudían los habitantes de Rothenburg a bailar y la planta baja servía como carnicería. Hoy en día el edificio está ocupado por el modisto del Festival Histórico del Trago Magistral y la parte baja sirve como galería de arte.
  • Fuente de San Jorge: Es la fuente más grande de la ciudad, cuenta con 8 metros de profundidad y puede albergar un volumen de agua de hasta 100000 litros, en lo alto de la misma destaca San Jorge matando al dragón.

Ver el Altar de la Santa Sangre en la Iglesia de San Jacobo

La Iglesia de San Jacobo es la más importante de Rothenburg ob der Tauber, fue terminada en 1485 y es el destino de muchos peregrinos que acuden a este lugar desde todas las partes del país.

Iglesia de San Jacobo - Rothenburg ob der Tauber

El principal atractivo de la Iglesia de San Jacobo es el precioso Altar de la Santa Sangre, construido entre los años 1499 y 1505 por el artista Tilman Riemenschneider y que representa la última cena aunque no hay que perderse también el Altar de San Luis obra de Tilman o el de los Doce Nuncios de Friedrich Herlin.

La entrada al templo cuesta 2,50 € los adultos, 1,50 € los estudiantes y 6 € las familias (dos adultos y un niño) y el horario para visitar la Iglesia de San Jacobo es de lunes a sábado de 9:00 a 17:00 horas y los domingos y festivos de 10:45 a 17:15 horas.

Iglesia de San Jacobo - Rothenburg ob der Tauber Iglesia de San Jacobo - Rothenburg ob der Tauber

Ver la ciudad desde la Torre del Ayuntamiento

La Torre del Ayuntamiento es la más alta de la ciudad con 60 metros de altura y está situada en el edificio del Ayuntamiento. 

Para entrar a la torre se hace por la puerta principal del Rathaus, hay unas 220 escaleras bastante chungas para acceder a un mirador que está a unos 52 metros de altura y que tiene unas vistas espectaculares de todo el casco antiguo, cuando el tiempo está despejado incluso se puede ver parte del Valle del Río Tauber.

El precio para subir a la torre es de 3 € y los horarios para poder disfrutar de las vistas son de abril a octubre de 9.30 a 12.30 y de 13 a 17 horas y en noviembre y desde enero a marzo sólo los sábados y domingos de 12:00 a 15:00 horas. Durante el Mercado de Navidad la torre abre todos los días de 10.30 a 14:00 horas y de 14.30 a 18:00 horas, los viernes y sábados hasta las 20 horas.

Visitar el Museo medieval del crimen

El Museo medieval del crimen de Rothenburg ob der Tauber es uno de los más importantes sobre esta temática en Europa y cuenta con dos edificios donde se exponen numerosos aparatos de tortura de los siglos XII a XIX como sillas de pinchos, picotas, jaulas donde colgaban a los condenados a merced de las inclemencias del tiempo, sarcófagos y muchas espeluznantes cosas más.

Museo medieval del crimen de Rothenburg ob der Taube Museo medieval del crimen de Rothenburg ob der Taube

El precio de entrada al Museo medieval del crimen es de 7 € los adultos, 4 € los estudiantes y 17 € las familias (2 adultos con menores hasta 17 años) y el horario para visitarlo es de abril a octubre de 10:00 a 18:00 horas y de noviembre a marzo de 13:00 a 16:00 horas.

Museo medieval del crimen de Rothenburg ob der Taube

Como ya os he contado lo mejor de Rothenburg ob der Tauber es perderse por sus calles, visitar sus pequeñas iglesias, jardines e ir de compras por sus tiendas, algunas tienen mucha historia, es una visita imprescindible en cualquier ruta por esta parte de Baviera. ¿Habéis visitado este pueblo con encanto? ¿Visitasteis alguna cosa más que no he mencionado? Esperamos vuestras recomendaciones!

Déjanos tus Comentarios

Close
21 Compartir
Compartir15
Twittear
Pin6
Compartir