Valderrobres

Valderrobres

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio de 3,00)

Cargando...

Nos habían hablado maravillas de los pueblos de la comarca de Matarraña así que el pasado fin de semana decidimos liarnos la manta a la cabeza e ir a conocer alguno de ellos, en aproximadamente una hora y media nos plantamos en el bonito pueblo de Valderrobres.

Vista de Valderrobres desde el Puente medieval

Vista de Valderrobres desde el Puente medieval

Entramos a la localidad por la carretera que viene desde Calaceite y sin dudarlo un momento seguimos el cartel que ponía "Castillo", poco antes de llegar al desvío vimos otro cartel que ponía "Ermita de  los Santos" y pensamos que como normalmente las ermitas suelen estar en lo alto de peñas o lugares así seguramente habría buenas vistas desde allí así que ni cortos ni perezosos cambiamos el rumbo de nuestra marcha y nos metimos por un camino de cabras hasta llegar a la ermita. Qué desilusión, aparte de que el camino está lleno de baches y socavones el lugar estava en un llano y no se veía un pimiento.

Este templo se levantó en honor a San Abdón y San Senén en 1420. El edificio que hoy en día podemos ver data de 1685 cuando se reconstruyó el edificio y se añadió la casa donde antiguamente residía el ermitaño, éste, era el encargado de enseñar letras a los jóvenes de las masías cercanas, de cuidar la ermita y de tocar las campanas en caso de peligro o tormenta además de señalar las horas, tradición que se mantuvo hasta los años 30.  Desde este lugar también salen algunas rutas senderistas para llegar al pueblo andando o visitar algunos parajes cercanos. Obviamente cuando nosotros fuimos estaba cerrada a cal y canto así que no pudimos ver nada.

Ermita Los Santos

Ermita Los Santos

La historia de Valderrobres se remonta a 1175 cuando el Rey Alfonso II donó la localidad al obispo de Zaragoza tras la reconquista del territorio a los musulmanes. En la carta de donación se hacía hincapié en la necesidad de la construcción de un castillo para defender la zona de los posibles ataques por lo que en el año1307 el arzobispo Pedro López de Luna impulsa la construcción de dicha fortaleza l al convertirse en el señor feudal del territorio y a partir de ahí fue creciendo la población a las faldas del castillo y la iglesia. En 1983 y debido a la belleza de este conjunto monumental se decide declarar al pueblo Bien de Interés Cultural.

Castillo e Iglesia de Valderrobres

Castillo e Iglesia de Valderrobres

Aparcamos el coche a los pies del castillo y cruzamos una pequeña puerta que nos llevó justo enfrente de la entrada principal del mismo, el acceso se hace por la puerta que utilizaba la nobleza en la antigüedad y sobre la que destaca el escudo del arzobispo García Fernández de Heredia. El precio para entrar a dicho recinto cuesta 4€ y los horarios de visita son de martes a domingo de 11 a 14 horas y de 17 a 20 horas. Se puede contratar una audio guía en la taquilla por 1€, no es nada caro.

Antigua entrada de nobles Castillo de Valderrobres

Antigua entrada de nobles Castillo de Valderrobres

Comenzamos la visita en una de las salas de la planta inferior, las antiguas caballerizas,  donde pudimos ver un audiovisual con la historia del castillo y la evolución de la construcción hasta nuestros días, más tarde, subimos por una escalera que nos llevó hasta la Sala Capitular que servía como sala de espera a los nobles de la época y y de ahí al primer piso donde encontramos un pasillo que data del siglo XVI y que da acceso a la Sala de Chimeneas, el salón sur,  la cocina, la despensa y un pequeño retrete que actualmente se encuentra cerrado, no me extraña ya que solo ver los pedazo agujeros y el precipicio que hay debajo da vértigo, jejejeje.

La Sala de las Chimeneas es una de las más importantes y la más grande del castillo, cuenta con tres grandes chimeneas y está presidida por el escudo de García Fernández de Heredia, en esta sala tuvo lugar en 1429 uno de los hechos históricos más importantes de Valderrobres, la convocatoria de las Cortes de Aragón por el Rey Alfonso V el Magnánimo. Desde esta estancia podemos acceder al Salón Sur que en la antigüedad se utilizó como despacho privado del arzobispo, biblioteca y sala de estar.

Salón chimeneas - Castillo Valderrobres

Salón chimeneas - Castillo Valderrobres

La cocina se comunica con el Salón de las Chimeneas por dos agujeros que servían como pasa platos. Esta estancia de aproximadamente 55 metros cuadrados cuenta con un fogón central y una espectacular cúpula con un agujero en el centro que hacia la función de salida de humos.

Cúpula cocina - Castillo Valderrobres

Cúpula cocina - Castillo Valderrobres

Cocina Castillo Valderrobres

Cocina Castillo Valderrobres

Fuimos directos a la segunda planta por unas escaleras que había en el corredor, hoy en día todavía podemos ver un trozo de roca  sobre la que se asienta el castillo y algunos restos arqueológicos de las diferentes épocas de la fortaleza.

Segunda planta Castillo Valderrobres

Segunda planta Castillo Valderrobres

Subimos por unas escaleras de metal hasta el tercer piso donde podemos encontrar dos grandes galerías que eran utilizadas como residencia del servicio y granero. Desde allí hay unas vistas espectaculares a los montes cercanos y los tejados de la ciudad.

Galerías Castillo Valderrobres

Galerías Castillo Valderrobres

Vistas desde el Castillo Valderrobres

Vistas desde el Castillo Valderrobres

Vistas desde el Castillo de Valderrobres

Vistas desde el Castillo de Valderrobres

Bajamos de nuevo hasta la primera planta para finalizar la visita viendo la antigua Prisión de los Capellanes donde el dueño del castillo encerraba a los clérigos que bajo su punto de vista se habían desviado de sus obligaciones, en el centro de la sala podemos ver un agujero conocido como el Pozo de la Mano Peluda que da acceso a una especie de mazmorra inhabitable de 3,9 por 4,8 metros de superficie donde seguramente el que entraba no salía con vida. Al lado de la prisión se encuentra un "presunto" pasadizo que comunicaría el castillo con la Iglesia de Santa María la Mayor y por el que algunos prisioneros se pudieron fugar. Volvimos a la entrada atravesando la antigua bodega y la sala capitular y nos dirigimos a la cercana iglesia.

Prisión de los Capellanes - Castillo Valderrobres

Prisión de los Capellanes - Castillo Valderrobres

Pozo de la Mano peluda - Castillo Valderrobres

Pozo de la Mano peluda - Castillo Valderrobres

Con el mismo ticket del castillo es posible visitar el templo de Santa María la Mayor, de estilo gótico.  La construcción de la iglesia comenzó en la segunda mitad del siglo XIV por el arzobispo Pedro Lope de Luna aunque se terminó unos siglos después, en el XVIII cuando se añadió la sacristía. Destaca el rosetón y la puerta principal de entrada decorada con capiteles que muestran la historia de Noé, sus hijos, la Anunciación y los profetas. También podemos ver algunas pequeñas gárgolas que sobresalen sobre la puerta.

Iglesia Santa María La Mayor - Valderrobres

Iglesia Santa María La Mayor - Valderrobres

Iglesia Santa María La Mayor - Valderrobres

Iglesia Santa María La Mayor - Valderrobres

Empezamos a descender por las laberínticas y preciosas calles de Valderrobres hasta llegar a la Plaza de España donde se concentran algunos de los edificios más importantes del pueblo. Por un lado el Ayuntamiento, declarado Bien de interés Cultural en el año 1982, es de estilo renacentista y destaca el enorme escudo con la fecha de construcción del edificio que data del 1599.

Plaza España - Valderrobres

Plaza España - Valderrobres

Justo enfrente del ayuntamiento encontramos la Fonda de la Plaza, del siglo XIV que se construyó para albergar la oficina de recaudación de impuestos, más tarde se utilizaría como casa de justicia y notaría y desde hace ya bastantes años es un conocido restaurante. En esta plaza también podemos encontrar algunas casas señoriales como la Casa Pereret o la Casa Pallarés y la Pensión moderna, en funcionamiento desde 1925 primero como alojamiento de lujo y más tarde como edificio polivalente para distintos usos.

Justo el día que visitamos Valderrobres se celebraba una feria, todas las calles estaban llenas de banderitas y las tiendas y bares de la plaza principal tenían multitud de mesas y sillas fuera por lo que aprovechamos para tomar algo antes de comer.

Salimos por la entrada principal a la ciudad, el Portal de San Roque, una de las siete puertas de la antigua muralla que hoy en día todavía siguen en pie. En el siglo XVI fue consagrada al patrón de la ciudad, protector contra las epidemias y da paso al antiguo Puente medieval que no pudimos ver en condiciones ya que estaba totalmente eclipsado por un mercadillo ambulante donde podías comprar desde chorizos, pañuelos indios, juguetes hasta fundas para el móvil, una pena!!! Habrá que volver a verlo sin tanta parafernalia!!

Portal de San Roque

Portal de San Roque

Este puente se construyó en el año 1390, cuenta con cuatro arcos y está reforzado para evitar las fuertes riadas y la acumulación de troncos.

Puente medieval Valderrobres

Puente medieval Valderrobres

Era hora de comer así que buscamos un restaurante y acabamos en Fonda Angeleta, un lugar muy recomendado y bien de precio. Está situado en la Avenida de la Hispanidad número 46 y tiene varios menús de diferentes precios, toda la comida estaba exquisita y los platos eran muy abundantes. Tras el banquete entramos de nuevo por el Portal de San Roque y fuimos ascendiendo por las callejuelas hasta la iglesia donde teníamos aparcado el coche, había que rebajar la comida, jejejeje.

Calles Valderrobres

Calles Valderrobres

Calles Valderrobres

Calles Valderrobres

Calles Valderrobres

Calles Valderrobres

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer en Facebook, Google +, Pinterest, Instagram, Foursquare y Twitter. Ahora también en Globellers!!!

12 Comentarios

  1. 15 septiembre, 2014 a 13:23
    Responder

    Qué chulo este pueblecito! Y a pesar de la feria medieval y de la marabunta se ve muy bonito!!!
    Un abrazo

    • 16 septiembre, 2014 a 09:29
      Responder

      Es un pueblo precioso pero la verdad que los puestos ambulantes le quitaban un poco de su encanto, habrá que volver cuando no haya feria, jejejeje.

  2. Calíope Viajes y Vivencias
    17 septiembre, 2014 a 14:33
    Responder

    Ese dicho de Teruel también existe es muy verdad, tiene joyas como este pueblo que nos enseñas. Voy a tener que animarme e ir por allí que ya tengo unos cuantos pendientes en la zona. Un saludito.

    • 18 septiembre, 2014 a 09:53
      Responder

      La verdad que en Aragón hay lugares maravillosos, pequeños pueblos con encanto, paisajes espectaculares y vistas que quitan el hipo. En concreto, Teruel tiene mucho patrimonio tanto cultural como natural, yo lo voy descubriendo poco a poco pero ahora la verdad que me pilla a tiro de piedra!!! 😉

    • 19 septiembre, 2014 a 10:13
      Responder

      Yo lo descubrí por casualidad pero merece mucho la pena, es precioso!!! 😉

  3. 19 septiembre, 2014 a 00:05
    Responder

    que de pueblos bonitos hay en nuestra españa. No tenia ni idea de la existencia de este pero se ve precioso!!! un abrazo pareja!!

    • 19 septiembre, 2014 a 10:13
      Responder

      La verdad es que España está llena de pueblos preciosos, lástima que algunos me pillen tan lejos, jejejeje. Un abrazo!!! 😉

  4. 24 septiembre, 2014 a 02:55
    Responder

    Con estas recomendaciones voy a lo loco, venga a anotar pueblos chulos, cuando suba por el norte no se cuantos días me voy a tirar, porque la lista es infinita 😀

    Eso sí, intentaré ir con menos gente que vosotros, aunque seguro que al estar adornado también tenía su encanto.

    Saludotes.

    • 24 septiembre, 2014 a 09:45
      Responder

      No te creas que el único adorno que había eran chiringuitos de venta de cosas y la venta de fundas para el móvil no pega mucho con la arquitectura de Valderrobres, jejejeje. Cuando vengas por aquí tienes pueblos para dar y tomar, tendrás que escaparte varias veces!!! 😉

  5. Marcos
    16 febrero, 2017 a 23:16
    Responder

    Tengo planeado pasar por ahi medio dia. crees que sera suficiente?

    • 17 febrero, 2017 a 11:07
      Responder

      Hola Marcos, para visitar el castillo y recorrer las calles con medio día tienes suficiente! Saludos! 😉

Déjanos tus Comentarios

Close
1 Compartir
Compartir1
Twittear
Pin
Compartir