Schaffhausen

Schaffhausen

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio de 5,00)

Cargando…

Después de nuestra visita a las espectaculares Cataratas del Rin pusimos rumbo a la vecina localidad de Schaffhausen, situada aproximadamente a 4 kilómetros de distancia. Esta pequeña localidad suiza tuvo un importante papel durante el medievo y aunque estuvo bajo el dominio de los Habsburgo durante muchos años pudo conseguir su independencia en 1415 comprando su libertad al imperio austríaco.

Schaffhausen

Schaffhausen

La ciudad tiene un gran pasado comercial debido a su situación geográfica y la proximidad con las cataratas. Durante mucho tiempo fue un lugar de trasbordo y almacenamiento de los productos comerciales que llegaban hasta allí por la necesidad de salvar el salto de agua de las cataratas. Además en Saffhausen se fundó una de las más importantes fábricas de algodón y relojes de suiza durante la época de la industrialización.

Llegamos sobre las 12 a la ciudad y el primer problema con el que nos topamos fue de aparcamiento, todo Saffhausen es zona azul pero lo peor es que tiene tiempo máximo de estacionamiento por lo que además de pagar tienes que ir a toda leche si quieres ver todo o ir y venir varias veces al coche para cambiar el ticket, al final aparcamos en un parking público que había al lado de la Torre Schwabentor.

Torre Schwabentor

Torre Schwabentor

Estaba empezando a llover un poco pero aún así empezamos a andar por la CalleVorstadt que conserva varias antiguas casas gremiales de la época barroca, éstas, están decoradas con dibujos y casi todas tienen un balcón que antiguamente era considerado como símbolo de poderío y dinero. En primer lugar nos topamos con el edificio Zum Grossen Käfig, en el número 43 conocido como "la gran jaula" ya que su torre albergó la prisión.

Calle Vorstadt

Calle Vorstadt


Mansión Zum Grossen Käfig

Mansión Zum Grossen Käfig

Continuamos caminando por la calle hasta el número 17 donde pudimos ver la casa Zum Goldenen Ochsen, del siglo XVII y situada en el antiguo mercado de animales. Hasta 1608 fue un conocido hostal, en ese mismo año se transformó en una impresionante mansión que decoraron en estilo gótico con frescos que representan escenas de la historia de Babilonia, la antigua Grecia y con un buey dorado, que es el símbolo de la mansión.

Mansión Goldenen Ochsen

Mansión Goldenen Ochsen

Llegamos hasta la Fronwagplatz o lo que fue la plaza del mercado durante la edad media. En este lugar destaca por encima de todo la torre Fronwagturm que cuenta en su parte superior con un completo reloj astronómico desde el año 1564, éste, fue diseñado por Joachim Habrecht y marca las horas, el día de la semana, la salida y puesta de la luna, la posición zodiacal del sol, las estaciones del año, el recorrido de la luna a través del Zodíaco, los equinoccios, los nodos lunares, los eclipses anuales y la fase creciente y menguante de la luna, vamos, lo que todo el mundo le gustaría tener en casa, jejejeje. En esta torre además se encontraba la balanza pública del mercado en la época medieval.

Fronwagplatz

Fronwagplatz

En Fronwagplatz también podemos ver dos vistosas fuentes aunque la más famosa sin lugar a dudas es la Mohrenbrunnen am Fronwagplatz que data del 1535 y representa al rey mago Gaspar vestido con su escudo, su copa y su espada.

Mohrenbrunnen

Mohrenbrunnen

Giramos por la Calle Vordergasse, posiblemente la más comercial de la ciudad y nos topamos de frente con la mansión Herrenstube, una de las más espectaculares de Schaffhausen. Fue construida en 1748 y era el lugar de reunión de la nobleza. Aunque a lo largo de los años sufrió graves daños por el derrumbe de su torre fue reconstruida en 1747. En esta calle también encontramos la Iglesia gótica de St. Johann situada en lo que fue el antiguo mercado de pescado, personalmente no fue de los lugares que más me gustaron ya que es una iglesia de lo más normalita pero para gustos los colores.

Iglesia St. Johann

Iglesia St. Johann


Iglesia St. Johann

Iglesia St. Johann


Iglesia St. Johann

Iglesia St. Johann

Empezaba a llover y para variar no teníamos paraguas así que fuimos avanzando de porche en porche para no empaparnos mucho aunque finalmente acabamos chorreando. Justo al lado de la iglesia encontramos una pequeña plaza con una fuente que representa a Guillermo Tell, símbolo de la lucha de los suizos por la libertad. Detrás de la estatua hay otras dos mansiones iguales, Zur Wasserquelle und Zur Zieglerburg, en los números 26 y 28 que cuentan con unos balcones de estilo rococó.

Fuente Guillermo Tell

Fuente Guillermo Tell

Callejeamos hasta llegar a las escaleras que dan acceso al Munot, una impresionante fortaleza circular situada en una pequeña colina y rodeada de viñedos. Fue construida entre 1564 y 1589 como torre de defensa aunque realmente sólo tuvo que aguantar un asedio en el año 1799, más tarde cayó en el olvido y sus piedras se utilizaron para la construcción de algunas casas y mansiones de Schaffhausen. Actualmente la fortaleza se utiliza como centro cultural y en el interior destaca su casamata sostenida por nueve pilares y su espectacular escalera de caracol que da acceso a la terraza desde donde hay unas vistas impresionantes del río y de la ciudad. La entrada es gratuita.

Munot

Munot


Escaleras Munot

Escaleras Munot


Sala columnas Munot

Sala columnas Munot


Munot

Munot

Para terminar nuestra visita a la ciudad nos dirigimos hacia el antiguo Monasterio de Allerheiligen, un espectacular recinto que data del siglo XI. Empezamos la visita por el Kräutergärtlein zu Allerheiligen, un precioso jardín que muestra varias plantas medicinales utilizadas en la época medieval por los monjes benedictinos que habitaban el monasterio, de ahí pasamos al claustro románico del siglo XII, el más grande de Suiza y que rodea un antiguo cementerio conocido como "Cementerio de los Hidalgos". Aunque nosotros no entramos por falta de tiempo (se nos acababa el ticket de aparcamiento) también es posible entrar en el Museo de Allerheiligen que se encuentra justo al lado del claustro, en las antiguas dependencias del convento.

Jardín botánico Allerheiligen

Jardín botánico Allerheiligen

Pusimos el turbo para llegar al coche y que no nos multaran, cogimos el coche y seguimos nuestro viaje hasta nuestra siguiente parada, el pueblo de Stein am Rhein.

Vistas de Schaffhausen desde el Munot

Vistas de Schaffhausen desde el Munot

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer en Facebook, Google +, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter. Y ahora también en Globellers!!!

4 Comentarios

  1. 11 septiembre, 2014 a 12:28
    Responder

    Qué chulo es el pueblito!! Pero vaya rollo con la zona azul!!!
    Por qué no os hacéis con unos chubasqueros?? jejeje Nosotros es lo que usamos en los viajes: ocupan poco lugar y te evitas acabar chorreando! 😉
    Besotes

    • 11 septiembre, 2014 a 15:14
      Responder

      Pues mira que los tenemos pero siempre se nos olvida echarlos en la maleta, habrá que apuntarlos en la lista los primeros porque siempre acabamos empapados, jejejeje. Lo de la zona azul en Suiza es en todos lados, allí o vas andando o pagas y lo peor es que tienes tiempo máximo para dejar el coche si quieres aparcar más o menos económico!!! 😉

  2. 13 septiembre, 2014 a 20:01
    Responder

    Estupenda las fotos a pesar de que el sol no se dejaba ver.
    Qué pueblecitos más bonitos.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    • 15 septiembre, 2014 a 11:41
      Responder

      Toda la zona que hace frontera con Alemania es preciosa y está llena de pequeños pueblos pintorescos y que guardan auténticos tesoros!! 😉

Déjanos tus Comentarios

Close
1 Compartir
Compartir1
Twittear
Pin
Compartir