Museo Skansen

Museo Skansen

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio de 5,00)

Cargando…
Si una cosa está clara es que Estocolmo es ideal para los amantes de los museos, cuenta con más de 100 de diferentes temáticas, desde el famoso Museo Vasa hasta un museo dedicado exclusivamente a Abba, uno de los grupos musicales suecos más famosos. Hay algunos gratuitos aunque si vuestra intención es visitar varios y no queréis arruinaros en el intento os aconsejo la Stockholm Card, una tarjeta que te permite el transporte gratuito en la ciudad y la entrada gratuita a más de 80 museos aunque sinceramente, cuando me dijeron el precio por poco y me caigo de culo del susto!!!

Obviamente no la compramos ya que nuestra intención era visitar a lo sumo dos museos ya que no nos gustan mucho, el primer día en Estocolmo estuvimos en Livrustkammaren Museum, otro que queríamos visitar era el Skansen y el Vasa Museum aunque este último estaba cerrado por mantenimiento, menuda mala suerte!!!
Nos levantamos con un frío que pelaba las gallinas y fuimos callejeando y bordeando el mar hasta la Isla de Djurgården que es donde se encuentra el Museo Skansen. También es posible llegar hasta allí en los buses 44 y 76 o con coche aunque esta última opción no es muy recomendable ya que las plazas de aparcamiento escasean en la isla.
De camino a la Isla Djurgården
De camino a la Isla Djurgården
Skansen fue fundado en el año 1891 por Artur Hazelius que quería mostrar el modo de vida sueco a la sociedad. Es el museo al aire libre más antiguo y consta de alrededor de 150 construcciones procedentes de todo el país que fueron cuidadosamente desmontadas y montadas en su enclave actual, una reproducción de una pequeña ciudad donde podemos encontrar artesanos de todo tipo: trabajadores del cuero, plata o sopladores de vidrio y algunas tiendas como panaderías o ferreterías.

Ferretería en Skansen
Panadería en Skansen
Imprenta en Skansen
Imprenta en Skansen
Calles de Skansen

La entrada cuesta 90 Kr. y para subir hasta la colina se puede hacer mediante un funicular por 25 Kr. o andando, nosotros decidimos hacerlo a patita ya que no está el horno para bollos.

Mapa Skansen
Dedicamos una mañana enterita a pasear por Skansen, empezamos por la zona donde está reproducida una ciudad típica sueca con sus tiendecitas y talleres artesanos, como no, sucumbimos al olor que salía de la pastelería y cargamos con unos cuantos bollos típicos del país. Fuimos de casa en casa y pudimos descubrir algunos oficios tan poco conocidos como el de soplador de vidrio, obviamente, el taller estaba a reventar de gente, algunos por la mera curiosidad de ver como se moldea el vidrio y otros, incluidos nosotros, para resguardarnos del intenso frío que hacía aunque salimos escopetados porque tanta aglomeración no nos gusta.

Mujer en Museo Skansen
Artesano en Skansen
Escuela en Skansen
Panadería en Skansen

El museo está muy completo, tiene granjas, casas solariegas, campanarios, iglesias y sin lugar a dudas es un buen lugar para pasar el día en familia.

Museo Skansen
Museo Skansen
Museo Skansen
Museo Skansen

La zona que más nos gustó con diferencia fue la dedicada a los animales, tienen especies autóctonas de la zona como osos o renos y muchísimos animalitos más como focas, lobos, linces o cabras que hacen la visita muy amena.

Animalitos en Skansen
Animalitos en Skansen
Animalitos en Skansen
Animalitos en Skansen
Animalitos en Skansen
Animalitos en Skansen
Animalitos en Skansen

Como consejo para la visita a este museo os recomiendo que cojáis un plano en la entrada si no queréis volveros tarumbas dando vueltas, aquello es enorme!! Para ahorrar un poco de pasta se puede llevar comida ya que hay unos merenderos estupendos con barbacoas y todo, allí también os podréis agenciar unas buenas salchichas para asar a la lumbre. Eso sí, en invierno iros bien abrigados porque el frío es bastante intenso!!

Salimos del Skansen y decidimos dar una vuelta por la isla que aunque parezca mentira y a pesar de estar a escasos 2 kilómetros del centro está libre de edificaciones y se compone de una gran zona verde. Aproximadamente 1000 habitantes entre personas y animales como osos pardos o alces son los moradores de Djurgården. La razón de que este lugar haya conservado su “esencia” se debe en gran parte a la realeza sueca que destinó esta zona de Estocolmo para el disfrute de sus miembros habilitándola como zona de caza, lugar de descanso, recreo y fiestas.

Isla Djurgården

Nosotros llegamos hasta el Faro Biskopsudden, un antiguo barco que se encuentra anclado en el puerto deportivo con el mismo nombre y que hace la función de faro, al sur de la isla. Allí nos quedamos sentados un rato observando cómo los enormes bloques de hielo que lo rodeaban se iban separando poco a poco y crujían cuando chocaban contra el hierro del mismo.

Faro Biskopsudden

Para finalizar nuestra visita a la isla nos dirigimos hasta Rosendals Slott, una lujosa mansión que fue construida por el Rey Carlos XIV como residencia de verano, es posible visitarla pero cuando fuimos nosotros estaba cerrada por reformas, ya tenemos excusa para volver!!! Cerca de allí han montado una especie de cafetería-invernadero donde se puede tomar toda clase de tés, cafés y dulces suecos. Nosotros no paramos mucho ya que estaba atardeciendo y quedaban pocas horas de luz, no era cuestión de quedarse a oscuras por esos bosques, a saber qué bichejos te puedes encontrar, jejejeje.

Rosendals Slott

El resto de tarde la pasamos callejeando de nuevo por Gamla Stan y tomando algún que otro chocolate caliente en una especie de cafetería que había en Stortorget, la plaza principal del casco antiguo. Los había de muchas clases, chocolate blanco, con leche, con almendras, menta…en fin, un lugar ideal para el día tan fresquito que hacía.

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer en Facebook, Google  Plus, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter. Y ahora también en Globellers!!

20 Comentarios

  1. 16 diciembre, 2013 a 07:08
    Responder

    Me ha parecido un lugar precioso. Me encantan los museos etnográficos porqué es donde más se aprende sobre vida y costumbres de un lugar, además, en este caso el entorno parece idílico.

    Un abrazo

    • 16 diciembre, 2013 a 08:01
      Responder

      La verdad que no nos defraudó, es un lugar precioso y con casas típicas procedentes de toda Suecia, además, tiene una buena colección de animalitos. Desde luego un buen lugar para pasar el día en familía!!! Un abrazo!!! 😉

  2. 16 diciembre, 2013 a 16:32
    Responder

    Fantástico, Babyboom.

    Estuve allí hace ahora 6 meses. Fue junto al Vasamuseet lo que más me gustó de Estocolmo.

    Un abrazo.

    • 17 diciembre, 2013 a 08:01
      Responder

      Nosotros no pudimos ver el Vasamuseet, estaba cerrado por mantenimiento así que tendré que volver porque tiene muy buena pinta!!! Un abrazo!!! 😉

  3. 16 diciembre, 2013 a 16:55
    Responder

    Pues me ha gustado mucho lo que hicisteis este día. El museo parece chulísimo (sobre todo la parte final de los animales) y las visitas de después también muy interesantes.
    Lo tendré en cuenta si algún día vamos por aquellos lares.
    ¡Un saludote chicos! 😉

    • 17 diciembre, 2013 a 08:02
      Responder

      El museo a mí me encantó, sobre todo la zona de animales escandinavos ya que hay muchos que son raros de ver por aquí, os lo recomiendo, seguro que te gusta cuando vayas!!! Un abrazo!! 😉

  4. 16 diciembre, 2013 a 20:29
    Responder

    espectacular
    no tenia idea de este lugar y es excepcional
    Me lo apunto para el futuro
    abrazos

    • 17 diciembre, 2013 a 08:03
      Responder

      Yo leí sobre el museo poco antes de ir entre todos los museos que tiene Estocolmo y la verdad que nos encantó!!! Un abrazo!!! 😉

  5. 18 diciembre, 2013 a 10:52
    Responder

    Me quedé con las ganas de entrar, pues cuando llegué hata él justo acababa de cerrar… pero es que hay tanto que ver es esta isla!! En fin..tendré que volver, porque todo el mundo dice que es precioso!! Saludos

    • 18 diciembre, 2013 a 14:35
      Responder

      Tienes razón, hay tantas cosas chulas en Estocolmo que no da tiempo a verlo todo, a nosotros se nos quedó pendiente lo del Museo Vasa que estaba cerrado por reformas cuando fuimos así que también tendremos que volver!!! Un abrazo!!! 😉

  6. 19 diciembre, 2013 a 20:18
    Responder

    Tiene buena pinta el museo, sí señor, aunque lo que más chulo me parece es la parte de los animales. Yo tengo muuuuuchas ganas de conocer el Vasa, pero ahora con tu entrada apunto otro más a la lista. Felices fiestas!!

    • 21 diciembre, 2013 a 16:33
      Responder

      Pues yo tendré que volver para conocer el Vasa ya que estaba de reformas cuando estuvimos por allí, el Skansen es una pasada y como bien dices, la zona de los animales es espectacular ya que hay algunos que rara vez se ven por estas tierras, jejejeje. Un abrazo!!! 😉

  7. 20 diciembre, 2013 a 17:34
    Responder

    Hemos estado en varios Skansen (en el de Estocolmo, en alguno de los países Bálticos o en Ucrania. Y la verdad es que siempre los pillamos con casi todos los edificios cerrados… 🙁

    • 21 diciembre, 2013 a 16:34
      Responder

      Vaya mala suerte, nosotros tuvimos mucha ya que estaban todos abiertos y las calles estaban a reventar de gente vestida con los trajes típicos del país, sin lugar a dudas un sitio interesante, cuando vaya por los países Bálticos me acercaré a ver el Skansen de allí, no sabía que había más de uno!!! 😉

  8. 22 diciembre, 2013 a 12:29
    Responder

    Me encanta! Además aparte de aprender un poquito sobre su modo de vida, también tiene bichos! jeje

    • 22 diciembre, 2013 a 12:36
      Responder

      La verdad que es un museo bastante completo para conocer la vida sueca y lo de los animales está genial!!! 😉

  9. 22 diciembre, 2013 a 23:54
    Responder

    Un recorrido muy interesante, este museo es precioso.
    Saludos y felices fiestas

    • 23 diciembre, 2013 a 07:40
      Responder

      La verdad que es muy interesante, felices fiestas para vosotros también!!! 😉

  10. 23 diciembre, 2013 a 19:27
    Responder

    Precioso lugar de Estocolmo sin duda, lo que más me ha sorprendido es que tengan linces por allí.

    Un saludote!!!!! ;D

    • 23 diciembre, 2013 a 21:10
      Responder

      A mí también me sorprendió pero el lugar es chulísimo, seguro que os gustaría así que apuntalo para cuando vayáis por allí, además, si váis algún fin de año incluso os encontráis todo decorado!!! Un abrazo!!! 😉

Déjanos tus Comentarios

Close
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
Compartir