Vilalba: Qué ver y hacer

Vilalba: Qué ver y hacer

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio de 4,67)

Cargando…

Hace unas semanas y aprovechando un bono Parador que me iba a caducar, decidimos volver a Galicia, sí, reconozco que me encanta esta tierra, su gastronomía, su gente y sus espectaculares paisajes. Esta vez, aunque volamos nuevamente a Santiago de Compostela, decidimos acercarnos hasta Vilalba, un pequeño pueblo en la provincia de Lugo cargado de historia.

Nada más aterrizar, alquilamos un coche y nos dirigimos hacia Santiago, más concretamente hacia el Convento de Belvís, no es que tuviera que cumplir ninguna promesa, ni visitar a ninguna monja ni nada por el estilo, solo que allí hacen unas galletas que quitan el hipo de lo ricas que están, estaba diluviando pero aún así, desafié al clima, me calé hasta los huesos, desperté a medio covento pero conseguí mi preciado tesoro, GALLETAS!!! Qué ricas que estaban!!

Vilalba es la capital de la comarca de Terra Chá y aunque numerosos hallazgos arqueológicos evidencian la presencia humana en la zona desde el Paleolítico, no fue hasta el siglo VI cuando aparece mencionada por primera vez con el nombre de Santa María de Montenegro, en aquella época era una pequeña villa amurallada con un castillo propiedad de la familia Montenegro que fue totalmente destruida pasto de las llamas en el siglo VIII.

El nombre actual no se sabe muy bien cuando empezó a utilizarse pero se cree que fue a partir del XI, época en la que el pueblo pasó a ser propiedad y señorío de la familia Andrade, una de las más poderosas de Galicia y que estaba vinculada a los Condes de Lemos.

Desde Santiago de Compostela hasta Vilalba tardamos como una hora y media por una carretera secundaria que nos permitió admirar el espectacular paisaje verde pintado a base de mucha lluvia, tanta que en dos días vimos el sol tan sólo durante una hora, si llegó.

Nada más llegar nos dirigimos hacia nuestro alojamiento, el Parador de Vilalba, un lugar cargado de historia y en el que nos trataron de lujo. El Parador cuenta con 42 habitaciones repartidas por un bonito edificio de piedra construido alrededor de la joya de la corona, la Torre de los Andrade donde se sitúan 6 habitaciones más.

Parador de Vilalba

Parador de Vilalba

Parador de Vilalba

Parador de Vilalba

Esta torre fue construida en el siglo XI y es lo único que queda del primitivo castillo. La fortificación fue un regalo de Enrique II de Trastámara a Fernán Pérez de Andrade como agradecimiento a su ayuda en la guerra contra Pedro I el Cruel, ha sido reconstruida en diversas ocasiones ya que tras las revueltas Irmandiñas en el siglo XIV fue destruida totalmente, más tarde, en el siglo XVIII se reformó y aunque estuvo en estado de abandono durante mucho tiempo, finalmente, fue habilitada en el siglo XX como Parador de Turismo. Tiene planta octogonal, 40 metros de alto y cuenta con 3 plantas donde actualmente podemos encontrar las 6 estancias más pintorescas del alojamiento.

Torre dos Andrade

Torre dos Andrade

Nuestra habitación estaba situada en el primer piso, era muy amplia y estaba decorada con muebles de estilo medieval, me encantó la enorme cama con dosel. Sin lugar a duda, lo más interesante de la estancia es el "Parladoiro" que se conserva tal como estaba y la ventana, en forma de saetera.

Parador de Vilalba

Parador de Vilalba

Parador de Vilalba

Parador de Vilalba

En la planta baja de la torre podemos ver un amplio salón decorado con pinturas murales, escudos de armas y mobiliario antiguo y en el sótano se puede degustar la gastronomía local en el Restaurante Enxebre, el crujiente de queso de San Simón está de muerte!

Parador de Vilalba

Parador de Vilalba

Restaurante Enxebre

Restaurante Enxebre

Habíamos quedado con nuestros amigos de www.deambulandoconartabria.com y mientras llegaban nos acercamos hasta el Museo Arqueológico de Vilalba situado en la Calle Domingo Goas, número 2. El centro es bastante pequeño, la entrada es gratuita y en el interior se puede conocer un poco la historia de la zona desde la Prehistória hasta la Época Romana a través de diversos objetos, fotografías y mapas. Fue allí donde descubrimos la Roza das Modias, nuestro siguiente destino. No tenemos fotos del interior porque estaba prohibido hacerlas así que aquí os dejo con la entrada que la verdad, no es muy bonita.

Museo Arqueológico de Vilalba

Museo Arqueológico de Vilalba

Una vez nos encontramos con Vero y Luismi, nos dirigimos hacia San Xoán de Alba para visitarlo. No puedo entender como un lugar como este se encuentra en estado de abandono y no está indicado, a pesar de que preguntamos en varias ocasiones a los habitantes del pueblo, nadie sabía a ciencia cierta dónde estaba situado.

Para los que quieran visitarlo y lleven GPS, las coordenadas son: 43º 25.92'68" N - 7º 73.42'57" W, os serán de gran ayuda aunque eso sí, tendréis que sacar de paseo vuestro instinto aventurero ya que está escondido entre la maleza y no es tan sencillo encontrarlo, nos pusimos de pinchos hasta las orejas!

Dolmen Roza das Modias

Dolmen Roza das Modias

Este dolmen data del año 3300 a.C y forma parte de una antigua necrópolis formada por 6 túmulos. En la actualidad se encuentra en estado de abandono y tan sólo es posible ver 8 losas que daban acceso a un corredor, la mayor de ellas tiene unos grabados con forma de serpiente, no se sabe a ciencia cierta qué significan.

Dolmen Roza das Modias

Dolmen Roza das Modias

Era ya hora de comer así que volvimos a Vilalba y probamos suerte en el Restaurante Os Pios, situado en Porta de Cima número 6. La comida estaba riquísima, los platos eran abundantes aunque el precio no era nada barato, eso sí, nos pusimos hasta arriba de comer, salimos de allí que parecíamos ruedas!

Restaurante Os Pios

Restaurante Os Pios

 

Restaurante Os Pios

Restaurante Os Pios

Cerca del restaurante se encuentra la Iglesia de Santa María de Vilalba, situada en la plaza con el mismo nombre. Este templo fue construido en la segunda mitad del siglo XIX sobre una antigua iglesia románica y desde el mismo salen numerosas callejuelas que todavía conservan el nombre de las actividades que se realizaban en la antigüedad en cada una de ellas. En una callejuela todavía podemos admirar un resto de la antigua muralla aunque en muy mal estado...una pena, la verdad!

Iglesia Santa María de Vilalba

Iglesia Santa María de Vilalba

Restos antigua muralla Vilalba

Restos antigua muralla Vilalba

Tuvimos suerte ya que visitamos Vilalba el primer fin de semana de mes y coincidía con la feria mensual, ésta se celebra en las calles que rodean el parador, como en la antigüedad. En la feria se comercializa todo tipo de productos artesanos, hortalizas y animales y ya desde primera hora oíamos cantar a los gallos. Salimos temprano a dar una vuelta y todavía no estaban todos los puestos montados pero aprovechamos para comprar Queso de San Simón, un manjar típico del pueblo que se adoba con madera de abedul y está buenísimo, había cecinas, chorizos, etc, etc... Un lugar muy pintoresco!

Feria mensual Vilalba

Feria mensual Vilalba

Feria mensual Vilalba

Feria mensual Vilalba

Feria mensual Vilalba

Feria mensual Vilalba

Feria mensual Vilalba

Feria mensual Vilalba

Feria mensual Vilalba

Feria mensual Vilalba

Bajamos hasta la ribera del Río Madalena por un camino que parecía un barrizal pero con unos paisajes preciosos. Este paseo bordea el Río Madalena por un sendero que va cruzando de lado a lado, en él podemos ver varios antiguos molinos como el de Molino de los Pasos, el Molino de la Magdalena o el de Rañego, restaurado recientemente. Es un paseo muy agradable y relajante.

Paseo por el Río Madalena

Paseo por el Río Madalena

Paseo por el Río Madalena

Paseo por el Río Madalena

Paseo por el Río Madalena

Paseo por el Río Madalena

Sobre las 12 acabó nuestra aventura por Vilalba y pusimos rumbo hacia Ribadeo y la Playa de las Catedrales, uno de los lugares que siempre se nos ha resistido en nuestras visitas a Galicia.

Si queréis seguir nuestras aventuras y saber por dónde andamos lo podéis hacer a través de Facebook, Google+, Pinterest, Foursquare, Instagram y Twitter. ¿Ya nos sigues en nuestras diferentes Redes Sociales? Si es que no, anímate y aprieta el botón de ME GUSTA!

Déjanos tus Comentarios

Close
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
Compartir