Volubilis: Información útil para visitar las ruinas romanas desde Fez

Volubilis: Información útil para visitar las ruinas romanas desde Fez

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio de 5,00)

Cargando…

Aunque parezca mentira, a tan solo 30 kilómetros de la ciudad marroquí de Meknes podemos encontrar uno de los yacimientos romanos más espectaculares del Norte de África, Volubilis, uno de los restos mejor conservados de Marruecos y que desde el año 1997 es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

Ruinas romanas de Volubilis

Historia Volubilis

Su historia se remonta al siglo III a.C, fecha en la que los cartagineses fundaron la ciudad con el nombre de Oualili (Adelfas en bereber), años más tarde, en el 44 d.C el emperador Claudio anexionó Volubilis al Imperio romano creando la provincia de Mauritania Tingitana que gracias al comercio de aceite, trigo y animales se convirtió en una de las ciudades más importantes de la zona donde residían numerosos funcionarios de Roma, por ello se construyeron numerosas casas con todo tipo de lujos, termas, varios templos, un foro, una basílica y durante el reinado de Marco Aurelio, una espectacular muralla que rodeaba toda la ciudad.

En el año 285, tras la decisión del emperador Diocleciano de abandonar la zona, los habitantes de Volubilis se trasladaron a Tingis (actual Tánger), la capital provincial, a pesar de la retirada romana, bereberes, sirios, griegos y judíos se quedaron allí y siguieron utilizando el latín hasta el siglo VIII, fecha en la que los árabes conquistaron el área y establecieron una guarnición en Volubilis, años más tarde, en el 789, Idrís I, bisnieto de Mahoma se asienta en la ciudad y recupera su antiguo nombre de Oualili.

Con la fundación de Fez, Volubilis perdió importancia y fue desmantelada por el Sultán Muley Ismail que utilizó los materiales de los edificios más emblemáticos para la construcción de los palacios de Meknes, la nueva capital. El terremoto de Lisboa de 1755 acabó por destruir lo poco que quedaba en pie.

Ruinas romanas de Volubilis

Qué ver en Volubilis

El yacimiento arqueológico de Volubilis ocupa alrededor de 20 hectáreas pero hoy en día tan solo se ha excavado la mitad, aún así, se necesita como mínimo dos horas para recorrer tranquilamente todo el complejo que está perfectamente señalizado, con el ticket de entrada te entregan un pequeño mapa con un itinerario propuesto. Estos son los lugares que no os podéis perder en la antigua ciudad romana:

Arco de Caracalla

Este espectacular arco del triunfo está situado al final de la Decumanus Maximus y fue construido entre los años 216 y 217 d.C por orden del emperador Marco Aurelio y en honor a Caracalla y su madre, Julia Domna. El arco estaba construido en mármol y piedra de la zona y en la antigüedad estaba coronado por una estatua del emperador con una cuadriga de bronce tirada por seis caballos, los lados también estaban decorados con varias fuentes aunque hoy en día ya no queda nada.

Su altura es de 8 metros por 6 de ancho y a lo largo de la historia ha sufrido varias reconstrucciones, las más importantes en la década de 1930 y 1960. 

Arco de Caracalla en Volubilis

Basílica y capitolio

La basílica de Volubilis es el edificio más importante de la antigua ciudad romana, fue construida alrededor del 217 d.C y era una parte importante del foro, en el interior estaba situada la sede del tribunal y contaba con una sala donde las autoridades de la ciudad se reunían con el fin de tomar decisiones importantes y donde se celebraba el mercado.

Basílica de Volubilis

Basílica de Volubilis

Basílica de Volubilis

Justo al lado podemos ver los restos del antiguo capitolio que encuentra elevado sobre 13 escalones y que contaba con varios capiteles corintios, estaba dedicado a Júpiter, Juno y Minerva y fue construido en el año 218 d.C por orden del emperador Marcus Opellius Macrinus, en el interior del edificio todavía se puede ver un altar de sacrificios.

Capitolio de Volubilis

La Casa de Dionisio y las Cuatro Estaciones

En la Casa de Dionisio encontramos uno de los mosaicos mejor conservados de Volubilis y que representa las cuatro estaciones del año, en él está representado el Dios Dionisio acompañado de cuatro mujeres que hacen referencia al verano que se refleja con la espigas de trigo, el otoño representado por una corona de uvas, el invierno con ramas desnudas de árboles y la primavera donde la mujer tiene flores y hojas en el pelo.

Casa de Dionisio y las Cuatro Estaciones - Volubilis

Casa de Dionisio y las Cuatro Estaciones - Volubilis

Casa de Hércules

Esta casa está situada en la vía principal de Volubilis, la Decumanus Maximus y es una de las más bonitas de la ciudad, se cree que perteneció a un adinerado comerciante y contaba con una de las tres termas de la ciudad, destaca por su espectacular mosaico que representa los doce trabajos que Hércules tuvo que llevar a cabo como castigo por matar a su esposa e hijos.

Casa de Hércules en Volubilis

Casa de Hércules en Volubilis

Casa de Orfeo

La Casa de Orfeo está situada en el barrio sur de Volubilis y es una de las más grandes de la ciudad con más de 2500 metros cuadrados, en su interior se conservan varios mosaicos, el más importante es el que da nombre a la vivienda donde aparece Orfeo tocando el arpa y rodeado de varios animales, estaba situado en el comedor principal, también se puede distinguir las antiguas letrinas, el vomitorium y restos de varias estancias.

Casa de Orfeo - Volubilis

Casa de Orfeo - Volubilis

Casa de Efebo y Casa de las columnas

Esta vivienda está situada en la Decumanus Maximus y se cree que era propiedad de un ciudadano con alto poder adquisitivo, principalmente por el tamaño de la casa y porque contiene numerosos detalles. La Casa de Efebo se llama así porque en el interior se encontró una estatua de un adolescente griego (efebo) aunque también se conoce como Casa de las columnas ya que cuenta con un patio adornado con una fuente central y numerosas columnas decoradas con capiteles y con diversas formas: en espiral, redondas y planas, también contiene algunos mosaicos, el más importante es uno donde aparece el Dios Baco montado en una cuadriga tirada por panteras y una gran fuente central.

Casa de Efebo y Casa de las columnas - Volubilis

Casa de Efebo y Casa de las columnas - Volubilis

Casa del acróbata

Esta antigua domus romana está justo antes de llegar al Arco de Caracalla y recibe este nombre por un mosaico que se encontró en el interior de la misma y que muestra a un jinete montado en una especie de burro al revés.

Casa del acróbata - Volubilis

Casa del Baño de las Ninfas

Esta casa recibe el nombre por el mosaico que se encuentra en el interior de la misma y que representa a la Diosa Diana bañándose junto a sus ninfas, aunque la cerámica está bastante dañada todavía se puede apreciar parte de las figuras.

 

Casa del Baño de las Ninfas - Volubilis

Casa del Baño de las Ninfas - Volubilis

Casa del Séquito de Venus

La Casa del Séquito de Venus es posiblemente la más lujosa de Volubilis, contaba con ocho estancias que estaban ricamente decoradas con mosaicos, el más destacado es el que da nombre a la vivienda y donde aparece la Diosa Venus en un barco acompañada de sus ninfas, actualmente esta obra está situada en el Museo de antigüedades de Tánger.

Casa del Séquito de Venus - Volubilis

Casa del Séquito de Venus - Volubilis

Decumanus Maximus

La Decumanus Maximus era la columna vertebral de Volubilis, la calle más importante de la ciudad y donde estaban situadas la mayoría de las casas y palacios más destacados. Esta vía romana empezaba en la Puerta de Tánger, uno de los ocho accesos de la ciudad, y terminaba en el Arco de Caracalla.

 

Decumanus Maximus - Volubilis

Decumanus Maximus - Volubilis

Molinos de aceite

En Volubilis se pueden admirar 58 molinos distribuidos por toda la ciudad, la mayoría datan de entre el siglo III a.C al siglo III d.C y en ellos se producía el aceite que se enviaba a la zona de Bética para exportarlo posteriormente a Roma y otras regiones. En la actualidad se puede ver la reconstrucción de uno de ellos con el molino para triturar las aceitunas, las prensas, una polea y el depósito donde se vertía el líquido.

Antiguo molino de aceite de Volubilis

Antiguo molino de aceite de Volubilis

Foro romano

En el corazón de la ciudad romana se encuentra el antiguo foro donde tenía lugar la vida pública y social de la urbe y donde estaban los edificios más importantes de Volubilis como el mercado, la basílica y el capitolio, hoy en día es difícil imaginar cómo estaba distribuido pero por suerte, todavía queda en pie alguna que otra piedra.

Foro romano de Volubilis

Museo Volubilis

El museo de Volubilis se encuentra justo al lado de la entrada principal a las ruinas y en él se pueden ver varios objetos hallados en la antigua ciudad romana como molinos de aceite, estatuas, columnas o tumbas, consta de dos áreas, la exterior y una interior, el centro cuenta con numerosos paneles informativos que muestran la historia de la ciudad.

Museo Volubilis

Museo Volubilis

Museo Volubilis

Termas Galiano

Estas termas públicas ocupaban alrededor de 1330 metros cuadrados y contaban además con vestuarios, gimnasio y letrinas, hoy en día se pueden ver los restos de los canales subterráneos que se utilizaban para calentar el agua y algunas piscinas, se cree que fueron propiedad de los dueños de la Casa de Orfeo.

Termas Galiano - Volubilis

Termas Galiano - Volubilis

Termas Galiano - Volubilis

Cómo llegar a Volubilis desde Fez

Hay varias opciones para llegar desde Fez hasta Volubilis, la más cara sin ninguna duda es mediante una excursión organizada que suele costar entre 100 y 150 € por cabeza, por lo general incluyen también Meknes y la ciudad santa de Moulay Idriss, eso sí, tienes unos horarios limitados para ver todo, vas con mucha gente y alguna que otra tienda de cachivaches varios seguro que también está incluida en el precio, jejeje.

Otra alternativa también cara es negociar con un Grand Taxi, el precio dependerá de las artes regateadoras de cada uno, si además encontráis gente que también quiera hacer el trayecto, puede ser una buena forma de llegar hasta allí a un precio razonable.

Como última opción está el tren combinado con el taxi compartido, como habréis podido deducir fue la que escogimos nosotros ya que es la más barata pero no la más cómoda, jejeje. Nos dirigimos a la estación central de Fez y una vez allí compramos en la taquilla el billete de tren hasta Meknes, cuesta 30 Dirhams y suele salir cada hora entre las 6 de la mañana y las 7 de la tarde aunque en hora punta hay trenes cada media hora, se pueden consultar los horarios en la página de trenes de Marruecos.

Una vez en Meknes hay dos estaciones, la principal y la Meknes Al Amir que es la que está más cercana a la Plaza El-Hedim y en la que nos bajamos, desde allí fuimos caminando hasta el Instituto francés que está aproximadamente a un kilómetro de la estación, allí están aparcados todos los Grand Taxis así que negociamos con uno que nos llevó hasta Moulay Idriss por 10 Dirhams por persona, eso sí, el taxi era de la época medieval y fuimos 7 personas dentro, fue bastante incómodo.

Aprovechamos para visitar Moulay y allí volvimos a negociar con un taxi que nos llevó hasta Volubilis, nos esperó dos horas (mínimo imprescindible para poder ver todo bien) y nos devolvió a Meknes por 100 Dirhams, si hubiéramos encontrado más gente nos habría salido tirado de precio pero 5 € por cabeza no me parece nada caro, por lo menos no volvimos como en latas de sardina.

Información útil para visitar Volubilis

El precio de entrada es de 70 Dirhams para adultos y 30 Dirhams para los menores de 12 años. El horario para visitar Volubilis es en verano de 8:00 a 19:30 horas y en invierno de 8:00 a 17:30 horas.

Si queréis visitar la antigua ciudad romana con guía, en la puerta de entrada encontraréis varios, el precio depende de lo que negociéis con ellos.

Si accedéis con coche propio el parking es gratuito y hay un pequeño restaurante donde poder comprar agua y provisiones, eso sí, en verano es recomendable llevar gorra ya que no hay ni una sola sombra.

Puerta César en Volubilis - entrada principal

Como veis Volubilis merece mucho la pena, a nosotros nos encantó tanto la ubicación como el estado de conservación de las ruinas. Y vosotros, ¿habéis visitado Volubilis?, ¿qué es lo que más os gustó?

Déjanos tus Comentarios

Close
2 Compartir
Compartir
Twittear
Pin2
Compartir