Lago Atilán y sus pueblos: Qué ver y hacer

Lago Atilán y sus pueblos: Qué ver y hacer

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio de 5,00)

Cargando…

Tras nuestra visita al famoso Mercado de Chichicastenango llegamos a Panajachel, una de las puertas de entrada al famoso Lago Atilán, de origen volcánico y rodeado de bonitos pueblos donde todavía se conservan muchas tradiciones mayas de los grupos indígenas cakchiquel, quiché y tzutuhil. 

Lago Atilán

Lago Atilán

El Lago Atilán tiene una extensión de 130 Km2 y ofrece un paisaje único con los Volcanes Tolimán, San Pedro y Atilán como telón de fondo, en sus aguas se pueden practicar todo tipo de deportes como kayak o padle surf, en los bosques que lo rodean, caminar o relajarse en uno de sus múltiples centros espirituales, a su orilla, degustar un plato de pescado fresco recién cogido o maravillarse con sus espectaculares salidas o puestas de sol, con razón a menudo lo etiquetan como el lago más bonito de América.

Amanecer en el Lago Atilán

Aunque hay muchas cosas que ver o hacer en el lago, su principal atractivo son los diez pueblos que lo rodean: Panajachel, Santa Cruz La Laguna, San Pablo La Laguna, San Marcos La Laguna, San Juan La Laguna, San Pedro La Laguna, Santiago Atilán, San Lucas Tolimán, Santa Catarina Palopó y San Antonio Palopó, estos son los que visitamos nosotros y lo que se puede hacer en cada uno de ellos:

San Marcos La Laguna

San Marcos La Laguna fue el primer pueblo del lago que visitamos y el que menos nos gustó. San Marcos es una de las localidades más pequeñas de Atilán, está situada entre la Sierra Parraxquim y el Cerro Tzancujil y consta de una estrecha calle que sube desde el muelle hasta la iglesia y la parte más alta donde vive la comunidad maya.

Calle principal San Marcos La Laguna

Este pequeño pueblo es uno de los principales destinos de meditación y relajación del lago, en los últimos años se ha convertido en el hogar perfecto para extranjeros bohemios y turistas que acuden hasta este lugar en busca de retiros de yoga, clases de Reiki y sanación, terapias naturales y la tranquilidad de la zona.

Desde el embarcadero empezamos a subir a la plaza principal de San Marcos por una estrecha callejuela que parecía un túnel vegetal, en las paredes de la misma hay numerosos murales, algunos con temática maya, otros hippy y unos pocos que no se sabe bien lo que quieren representar, rápidamente nos dimos cuenta del ambiente relajado del sitio, la gente caminaba despacio y vimos algún habitante desayunando, pintando o descansando tranquilamente en su hamaca, como ya habíamos leído, a lo largo de esta calle se distribuyen numerosos restaurantes vegetarianos, varias tiendas de comida saludable y productos locales donde se puede comprar miel, chocolate, mermelada o cerveza de jenjibre fabricada por los habitantes del lugar y centros donde poder relajarse, practicar yoga, acudir a talleres espirituales o darse un masaje, la parte final del callejón estaba empapelada con numerosos panfletos que ofrecían todo tipo de terapias alternativas, hasta había uno de medicina a través de la voz y otro de setas.

Calle principal San Marcos La Laguna

Carteles terapias alternativas en calle principal San Marcos La Laguna

La Plaza principal de San Marcos La Laguna es como una especie de frontera ficticia entre la zona de "nuevos habitantes" y los indígenas que habitan estas tierras, en ella encontramos un polideportivo, varias tiendas y la pequeña iglesia católica,que está situada bajo un árbol y fue construida en el año 1994, su fachada es de piedra y el tejado de chapa, como si fuera una gran nave industrial.

Iglesia San Marcos La Laguna

Subimos hasta el barrio donde reside la comunidad maya, cruzamos un arroyo seco que en temporada de lluvias por lo visto viene hasta arriba de agua y nos encontramos con numerosas mujeres cargando con vegetales y hortalizas en sus cabezas y con hombres ataviados con el traje típico que venían o iban al trabajo, la mayoría de los residentes de San Marcos la Laguna se dedican a la agricultura. 

Callejeando por San Marcos La Laguna

Callejeando por San Marcos La Laguna

Bajamos nuevamente al embarcadero desde donde hay unas vistas preciosas del Volcán San Pedro, justo al lado del Hotel Lush Atilán está la Reserva Natural Cerro Tzankujil que cuenta con varios senderos en los que hay algunos altares mayas, sitios acondicionados para darte un chapuzón en el lago y una especie de trampolín de siete metros para saltar y zambullirse en el agua. La entrada es de 15 GTQ y el horario para visitarla es de lunes a domingo de 8:00 a 17:00 horas. 

Y como no, en San Marcos de la Laguna abundan los lugares donde practicar cualquier tipo de yoga y terapias alternativas, el más conocido es Las Pirámides, un lugar donde imparten cursos de Hatha Yoga, metafísica, técnicas de meditación, tienen alojamiento, realizan retiros espirituales y mucho más, los precios van desde los 50 GTQ para una sesión de yoga a los 23000 GTQ para algunos retiros de 3 meses, hay otros lugares que ofrecen estos servicios como The Yoga Forest, Kaivalya y numerosos hoteles del pueblo, vamos, que sales de allí como nuevo y con la mente y el cuerpo en equilibrio.

Vistas Lago Atilán desde San Marcos La Laguna

San Juan La Laguna

Para llegar de San Marcos a San Juan La Laguna lo hicimos con lancha pública, tardamos unos 15 minutos y nos costó 30 GTQ por persona, una vez allí contratamos un recorrido por el pueblo en tuk tuk con un chico muy majete por 60 GTQ que incluía la visita a varias cooperativas, la iglesia y el traslado a San Pedro La Laguna, hay varios chicos en el embarcadero que ofrecen estos servicios aunque hay que regatear ya que los precios que dan al principio son bastante abultados.

Vistas desde embarcadero San Juan La Laguna

Vistas desde embarcadero San Juan La Laguna

El primer lugar que visitamos fue la Cooperativa Textil Ruk'u'x Keem, fundada en el año 2015 por un grupo de mujeres tzutujiles, en la actualidad está formada por unas 27 familias que se dedican a la fabricación y venta de productos textiles artesanales, el 85 % de cada venta va directamente para la mujer que lo ha elaborado y el otro 15 % se queda en la cooperativa.

Cooperativa Textil Ruk'u'x Keem en San Juan La Laguna

Cooperativa Textil Ruk'u'x Keem en San Juan La Laguna

Una mujer del centro nos enseñó todo el proceso que empieza en el campo o en sus propias casas con la recolección del algodón, tras este primer paso se retiran las semillas para volverlas a plantar, se estira y luego se va enrollando el hilo con una especie de artilugio de madera de forma manual, no veas lo rápido que enrollan las madejas, estuve probando pero todo el rato se me rompía el hilo o se me caía al suelo, creo que la mujer estaba deseando que me fuera de allí, está claro que no sirvo para estas cosas, jejeje.

Cooperativa Textil Ruk'u'x Keem en San Juan La Laguna

Más tarde nos enseñó cómo tiñen los tejidos, el color lo obtienen mezclando agua hirviendo con plantas, flores, hojas, semillas, insectos y corteza de árboles como la flor zacatinta para los tonos azules o la cochinilla para el rojo, la mujer también nos explicó que la tonalidad del color también cambia según la fase en la que esté la luna cuando recogen las plantas, para fijar el color utilizan productos naturales como el agua de banano. 

Para terminar nuestra visita a la cooperativa, la mujer nos hizo una exhibición de cómo tejía con un telar de cintura, es increíble ver la habilidad que tienen para crear bufandas, chales, manteles, monederos y muchas cosas más.

Cooperativa Textil Ruk'u'x Keem en San Juan La Laguna

Nos montamos en el tuk tuk y nos dirigimos a la segunda parada en San Juan, la Granja de abejas Kunah Kaab', normalmente cuando veo a una abeja salgo pitando de allí ya que me dan pánico, una vez me picó una cuando era pequeña y creo que me quedé traumatizada, todavía me acuerdo del insoportable dolor, jejeje. Este lugar es distinto ya que las abejas Meliponas, las autóctonas de esta zona, no tienen aguijón por lo que son inofensivas y además producen una miel con propiedades altamente curativas y nutritivas, el dueño nos estuvo explicando numerosas curiosidades sobre estos insectos y nos enseñó varias colmenas de diferentes abejas: Criollas, Doncellitas y Plebeyas, menos mal que no podían salir, jejejeje.

Granja de abejas Kunah Kaab' en San Juan La Laguna

Granja de abejas Kunah Kaab' en San Juan La Laguna

Una vez termina el tour se puede comprar todo tipo de productos relacionados con la miel de las abejas Meliponas como cerveza artesanal, cremas, champús, jabones, licores y velas.

Granja de abejas Kunah Kaab' en San Juan La Laguna

Granja de abejas Kunah Kaab' en San Juan La Laguna

Continuamos nuestra ruta en el Parque central donde se puede ver la iglesia que cuenta con dos fachadas, la más antigua es lo que queda del templo que fue destruido tras el terremoto de abril de 1902.

Iglesia San Juan La Laguna

Iglesia San Juan La Laguna

Muy cerca de allí está la Fábrica de Chocolate artesanal Licor Marrón, regentada por la sexta generación de la Familia Navichoc, allí realizamos un mini tour donde nos explicaron el proceso de fermentado, cómo preparan las semillas y cómo las tuestan, nos dieron una pequeña degustación (muy pequeña para mi gusto, jejejeje), si tenéis tiempo también se pueden realizar talleres de chocolate, duran unas tres horas y en ellos se aprende a elaborar este producto que los mayas consideraban como regalo divino de los dioses.

En la tienda se puede adquirir chocolate puro o mezclado con macadamias, sal marina, chía, licor, cardamomo, coco, menta, vainilla o la especialidad de la casa, el chocolate chapín, elaborado con pepitoria, jugo de naranja, caña de azúcar y limón.

Fábrica de Chocolate artesanal Licor Marrón en San Juan La Laguna

Fábrica de Chocolate artesanal Licor Marrón en San Juan La Laguna

Para terminar nuestra visita a San Juan La Laguna nos dirigimos a la Cooperativa de hierbas medicinales Q'omaneel que está formada mayoritariamente por comadronas, allí nos explicaron algunas propiedades medicinales de diferentes plantas como el árnica, el aloe vera o la lavanda y nos mostraron los productos que elaboran como champús, jabones, tés, velas o cremas.

Cooperativa de hierbas medicinales Q'omaneel en San Juan La Laguna

Cooperativa de hierbas medicinales Q'omaneel en San Juan La Laguna

San Pedro La Laguna

Una vez terminamos nuestro recorrido por San Juan La Laguna nos dirigimos a San Pedro con el tuk tuk, está a unos 2 kilómetros aunque la "carretera", por llamarla de alguna forma, está muy mal, es de tierra y tiene muchos socavones de los gordos, eso sí, las vistas tanto del lago como de las montañas que rodean los dos pueblos son espectaculares.

San Pedro La Laguna

El conductor nos dejó en el parque principal donde se encuentra la bonita iglesia católica con el Volcán San Pedro como telón de fondo, este templo fue reconstruido en el año 1903 tras ser destruido por un incendio en 1824 y por el terremoto de 1902, en el parque también podemos ver una gran estatua de San Pedro con las llaves del paraíso.

Iglesia San Pedro La Laguna

Este pueblo del Lago Atilán es la base perfecta para ascender al Volcán San Pedro de 3020 metros de altura, la subida se puede hacer por libre aunque es muy recomendable contratar un guía experto, por lo visto se dan muchos casos de atracos por los caminos. Para llegar a la cima se tarda unas cuatro horas en los que caminas entre cafetales, campos de frijoles y bosque, el desnivel es muy grande así que si tu forma física no es muy buena, mejor que ni lo intentes, jejejeje. Los precios de un guía rondan los 200 GTQ.

Volcán San Pedro - Lago Atilán

No hicimos mucho más en San Pedro, dimos una vuelta por el mercado, bajamos hasta el embarcadero, comimos pescado del lago y disfrutamos de las vistas, había un montón de gente haciendo paddle surf, kayak o simplemente pescando.

Callejeando por San Pedro La Laguna

Vistas del Lago Atilán desde San Pedro La Laguna

Santiago Atilán

Santiago Atilán es el pueblo indígena más grande de Centroamérica y está considerado como la capital de los Tzutujil, a mí fue el que más me gustó de todos los que visité en el lago, por sus tradiciones, la amabilidad de sus gentes y el colorido de su mercado.

En el embarcadero hay un montón de conductores de tuk tuk que te ofrecen sus servicios de guía por precios bastante abultados, en un principio no queríamos coger ninguno pero finalmente regateamos y contratamos un recorrido por los principales puntos de interés por 75 GTQ, la verdad que nos alegramos ya que el desnivel entre el lago y la parte alta del pueblo es considerable y seguramente no hubiéramos visto ni la mitad de cosas.

Nuestra primera visita la hicimos en casa de la señora María, famosa por ser la imagen de Turismo de Guatemala, aunque nunca hayas estado en el país, seguro que alguna vez has visto una foto suya, en algún autobús, panfleto, tren o marquesina de cualquier ciudad de España o del mundo.

Doña María en Santiago Atilán

La señora María nos enseñó cómo es el traje típico de Santiago, una mezcla de cultura y misticismo que se plasma en el tejido a través de figuras, diseños geométricos y colores. Las mujeres Tzutujil visten una blusa blanca conocida como Huipil, una tela enrollada que utilizan como falda y el Tocoyal, una especie de cinta que mide entre 15 y 20 metros de largo y que enrollan a la cabeza dando 20 vueltas, las mismas que tiene el calendario maya. María fue muy simpática, nos enseñó cómo en menos de 1 minuto se enrollaba el tocado y me dejó probarme el traje típico, menos mal que el Tocoyal ya estaba montado si no, fijo que la lío parda.

Doña María en Santiago Atilán

Continuamos nuestro recorrido con la visita al habitante más famoso del pueblo, Maximón, Rilaj Maam o San Simón, una deidad maya muy venerada por los habitantes de Santiago al que la gente ofrece flores, cigarros, cerveza, dinero y todo lo que os podáis imaginar, la finalidad, pedirle cosas o agradecerle favores.

La ubicación de este santo cambia cada 8 de mayo por lo que para saber su situación actual hay que preguntar a los habitantes del pueblo, la entrada a la casa cuesta 2 GTQ y si quieres hacer 3 fotos hay que abonar 10 GTQ más, nosotros preferimos no hacerlas porque entendemos que es una ceremonia íntima, eso sí, recomiendo 100 % su visita ya que yo me quedé flipando, cuando entré, con todo a oscuras, vi a la figura de madera vestida con pañuelos de colores y tres sombreros y varios hombres sentados, fumando y compartiendo el cigarrillo con el santo, no supe qué decir, me quedé en silencio y salí en poco tiempo, es algo que no estamos acostumbrados a ver.

Montamos de nuevo en el tuk tuk y nos dirigimos a un mirador que hay camino al cementerio, desde allí hay unas vistas impresionantes al lago y al Volcán San Pedro que está justo enfrente, en la parte inferior del mismo se puede ver un antiguo lavadero maya, el guía nos contó que aunque hoy en día las casas tienen agua corriente, las mujeres siguen viniendo aquí para lavar la ropa, bañarse o limpiarse el pelo, es como una tradición del pueblo.

Mirador del Lago Atilán en Santiago Atilán

Lavaderos mayas en Santiago Atilán

Lavaderos mayas en Santiago Atilán

Aunque nosotros no fuimos, si continuas subiendo por el camino del mirador, se llega hasta el Parque de la Paz, el lugar donde el 2 de diciembre de 1990 hubo una gran masacre cuando los vecinos del pueblo intentaron expulsar a varios militares que llevaban tiempo matando a la gente de Santiago, para conmemorar este acontecimiento y honrar a las 13 personas que murieron allí, se construyó una especie de altar y se puso una placa con el nombre de cada fallecido.

Regresamos con el tuk tuk hasta la Plaza de la Iglesia, donde nos despedimos de nuestro conductor. La Iglesia de Santiago Apóstol está situada junto a un convento franciscano y sobre las ruinas de antiguos altares mayas, fue construida a mediados del siglo XVI y hoy en día es una de las más antiguas del Lago Atilán.

Iglesia de Santiago Apóstol en Santiago Atilán

Iglesia de Santiago Apóstol en Santiago Atilán

En el interior se pueden ver dos altares dedicados a Santa Ana y Jesús Sacrificado que cuentan con más de 200 años y otro donde abundan las imágenes mayas y católicas que fue restaurado en el año 1978 ya que quedó totalmente destruido tras los terremotos de 1976. Sin lugar a duda, el más venerado es el del Padre Francisco Stanley, un franciscano estadounidense que llegó a Santiago en 1970 y que fue el encargado de supervisar la traducción del Nuevo Testamento al idioma Tzutujil, lamentablemente fue asesinado durante la guerra civil, su corazón se encuentra enterrado en el interior del templo.

Interior Iglesia de Santiago Apóstol en Santiago Atilán

 

Interior Iglesia de Santiago Apóstol en Santiago Atilán

Bajamos por una escalera hasta la Plaza de Doña Concepción Ramirez (Doña Chonita), una mujer Tzutujil famosa por aparecer en la moneda de 0,25 GTQ desde el año 1964. Esta plaza es una especie de centro social, aquí están los edificios más importantes del pueblo como el ayuntamiento, durante el día suele haber varias personas charlando bajo la sombra de los árboles o vendiendo sus productos.

Plaza de Doña Concepción Ramirez (Doña Chonita) en Santiago Atilán

Uno de los lugares más interesantes de este lugar es la réplica de la moneda de 25 centavos guatemalteca, tallada en piedra y un mapa en relieve del departamento de Sololá, donde se puede ver la formación de la cuenca del lago.

Plaza de Doña Concepción Ramirez (Doña Chonita) en Santiago Atilán

Justo al lado de la plaza está el Mercado municipal, uno de los lugares más pintorescos de Santiago, numerosos hombres y mujeres, ataviados con el traje típico, venden sus hortalizas, verduras, legumbres, carne y pescado en varios puestecillos distribuidos alrededor y en el interior de un edificio bastante antiguo, es uno de los sitios que recomiendo no perderse ya que allí es donde mejor se puede ver el día a día del pueblo maya.

Mercado municipal en Santiago Atilán

Mercado municipal en Santiago Atilán

Mercado municipal en Santiago Atilán

Santa Catarina Palopó

Para llegar a Santa Catarina Palopó cogimos una pick up enfrente del supermercado Despensa Familiar, no viene indicado a donde va cada vehículo por lo que tendréis que ir preguntando a todas las camionetas que pasan, nosotros pagamos 3 GTQ y tardamos unos 20 minutos en llegar, el recorrido es bastante incómodo ya que parte de la carretera está sin asfaltar y acabas con los brazos llenos de morados y con agujetas de hacer fuerza.

Vistas del Lago Atilán desde Santa Catarina Palopó

Santa Catarina Palopó es uno de los pueblos más auténticos del Lago Atilán y el más pequeño del departamento de Sololá, según cuenta una leyenda, su nombre se puso en honor a la Virgen Catarina de Alejandria que apareció flotando en el río después de unas grandes riadas.

Las montañas de Chicacasiguan, Chispún y Chuasaj rodean la pequeña población y cuentan con numerosos senderos desde donde se puede admirar el lago, se dice que Antoine de Saint-Exupéry, el escritor del Principito, en 1937, durante una visita al pueblo se inspiró en el Cerro de Oro, situado en el Volcán Tolimán, para escribir el libro.

Embarcadero Santa Catarina Palopó

La pick up nos dejó en la bonita iglesia colonial que tiene un campanario del año 1726, su interior es muy austero. Lo mejor que se puede hacer en este lugar es callejear para ver cómo los habitantes escogen los cangrejos que acaban de pescar en el lago, los niños corretean por los senderos sin asfaltar, las diferentes cooperativas dedicadas al textil o a la elaboración de velas o simplemente para ver las coloridas calles del pueblo.

Iglesia Santa Catarina Palopó

Otra opción bastante apetecible es ir hasta sus aguas termales, hay dos en Santa Catarina, una está a escasos metros del pueblo y se puede ir caminando y la otra está un poco alejada y solo se puede llegar hasta allí con barco.

Callejeando por Santa Catarina Palopó

Callejeando por Santa Catarina Palopó

Callejeando por Santa Catarina Palopó

San Antonio Palopó

Desde Santa Catarina volvimos a coger una pick up que por 5 GTQ por cabeza y en 10 minutos nos dejó en San Antonio Palopó, uno de los pueblos más pintorescos del Lago Atilán. 

Callejeando por San Antonio Palopó

San Antonio Palopó está situado en un cerro y sus casas con tejados de colores se distribuyen desde la cima hasta la orilla del lago escalonadamente, en el medio del pueblo está el mercado municipal y su iglesia, un templo de estilo colonial construido en el año 1500.

Iglesia San Antonio Palopó

Iglesia San Antonio Palopó

Sin lugar a duda, San Antonio es conocido por sus fábricas de cerámica, nada más llegar allí conocimos a una chica que nos llevó hasta una de ellas, estaba escondida entre las laberínticas callejuelas del pueblo y allí pudimos ver cómo moldean y cuecen las cerámicas, luego es posible comprar desde jarras, tazas, vasos, crucifijos hasta figuras que representan cualquier cosa, la entrada es gratuita aunque siempre esperan que compres algo, también es muy común las cooperativas textiles y os puedo asegurar que de todos los lugares que visitamos en el país, este era el más barato para comprar tejidos.

Fábrica cerámica en San Antonio Palopó

Fábrica cerámica en San Antonio Palopó

Hay un mirador en lo alto del pueblo pero estábamos ya muy cansados del ajetreo de todo el día y decidimos no subir, desde la iglesia también hay muy buenas vistas del lago y San Antonio.

Vistas de San Antonio Palopó desde la iglesia

Panajachel

Es la localidad más grande del Lago Atilán, la más fea y la más concurrida ya que cuenta con una gran parte de la oferta hotelera y gastronómica de la zona.

Callejeando por Panajachel

Callejeando por Panajachel

Lo más interesante está en la Calle Santander, la arteria principal de Panajachel, allí hay numerosos puestos de artesanía, varios hoteles y un montón de bancos, agencias de viaje y restaurantes donde probar la comida típica de Guatemala y de otras partes del mundo.

Calle Santander en Panajachel

Calle Santander en Panajachel

Si vais a su casco antiguo lo más destacado es la Iglesia colonial de San Francisco de Asís que fue construida en el siglo XVI por los franciscanos, en sus orígenes no tenía el mismo aspecto que hoy en día, la razón es que ha sido reconstruida en numerosas ocasiones debido a que fue destruida por varios terremotos que asolaron la cuenca del Lago Atilán.

Iglesia colonial de San Francisco de Asís en Panajachel

Iglesia colonial de San Francisco de Asís en Panajachel

Hay una playa pública para poder bañarse en el lago pero según nos comentaron no está recomendada ya que en los últimos años hay una bacteria que puede dañar la piel así que nos quedamos con las ganas de zambullirnos en sus aguas, si os gustan los museos también podéis disfrutar de Museo Azul Maya, el Museo Lacustre Atilán, el Choco Museo o la Casa Kakchiquel.

Playa Lago Atilán en Panajachel

Playa Lago Atilán en Panajachel

¿Dónde dormir en el Lago Atilán?

Escoger un lugar para dormir en el Lago Atilán es un poco complicado ya que hay muchos pueblos y a alguno de ellos tan solo es posible llegar con barca, eso hay que tenerlo en cuenta, eso sí, hay numerosas opciones tanto para gente con poco dinero como para los que les sobra la pasta y para todo tipo de viajeros: con ganas de fiesta, amantes del yoga y la meditación, sibaritas, mochileros o amigos de la naturaleza.

Nosotros para alojarnos escogimos el pueblo de Panajachel ya que es el que tiene mejor combinación de transportes y cuenta con una gran oferta gastronómica, cultural y hotelera. Las tres primeras noches las pasamos en Hospedaje el Viajero, un lugar muy céntrico pero altamente desaconsejado, el personal es de lo más antipático e incompetente y las habitaciones están sucias, destartaladas, con bichos y necesitan un buen mantenimiento, tuvimos varios problemas con ellos y no nos los solucionaron, nos quedamos allí porque ya lo teníamos pagado aunque estuvimos a punto de perder el dinero e irnos a otro lugar, el precio por noche fue de 21 €.

Hospedaje el Viajero en Panajachel

Hospedaje el Viajero en Panajachel

La última noche decidimos cambiar de sitio y nos fuimos al Hotel Utz Jay, muy cerca del anterior y simplemente perfecto, el personal era muy amable, el desayuno estaba de muerte y la habitación era preciosa y estaba muy limpia, lástima no haber reservado antes, el precio de la noche fue también de 21 €.

Hotel Utz Jay en Panajachel

Como consejo para escoger pueblo para dormir en el Lago Atilán os recomiendo tener en cuenta lo siguiente: Si os gusta la fiesta y el ambiente mochilero yo elegiría San Pedro la Laguna ya que tiene numerosos locales nocturnos, albergues y hostels, para los amantes del yoga y la meditación, me decantaría por San Marcos por la gran cantidad de centros de retiro espiritual repartidos a lo largo del pueblo, si queréis buena combinación de transportes, locales para comer y dormir, Panajachel y si preferís un ambiente más rural y estar en contacto con la naturaleza, yo iría a Santa Catarina o San Antonio Palopó, eso sí, en estas últimas localidades no hay mucha oferta hotelera.

¿Dónde comer en el Lago Atilán?

En los cuatro días que estuvimos en el Lago Atilán tuvimos oportunidad de probar varios locales, estos fueron los que más nos gustaron:

  • Las Palmeras: La comida de este lugar es tipo "comida rápida", es bastante económica aunque no hay mucha variedad. El local está situado en la famosa Calle Santander de Panajachel, a escasos metros del Regis Hotel Spa.
  • Mario's Rooms: También situado en la Calle Santander de Panajachel, es un lugar perfecto para desayunar ya que cuenta con una gran variedad a precios muy asequibles, las tortitas están de muerte.

Desayuno en Mario's Room - Panajachel

  • Nick's Place: Está situado al lado del embarcadero en San Pedro la Laguna y tanto su guacamole, las carnes y pescados del lago están riquísimos, el personal es muy amable.

Pescado Lago Atilán en Nick's Place - San Pedro La Laguna

  • Guajimbo's: Un restaurante uruguayo situado en la Calle Santander de Panajachel, las carnes de este lugar están muy ricas y los camareros son muy simpáticos.
  • Lazzaroni: Sin lugar a duda el lugar que más me gustó de Panajachel, como casi todos los restaurantes está situado en la concurrida Calle Santander, cerca del mercado de artesanías y toda la comida está riquísima, tanto las sopas, el guacamole como la carne que la hacen a la brasa, un lugar muy recomendado y que visitamos en varias ocasiones durante nuestra estancia en el lago.

Gastronomía guatemalteca en Lazzaronis - Panajachel

Otra opción que utilizamos en nuestro viaje es comprar pan y bollos en alguna panadería, hay varias en Panajachel, y hacernos bocatas, algunos días nos vinieron de lujo, hay numerosas tiendas donde venden embutido, queso y todo tipo de bebidas.

¿Cómo moverse entre los pueblos del Lago Atilán?

La mejor forma para moverse entre los pueblos del Lago Atilán es en barca ya que llegan a todos los lugares. Hay agencias que ofrecen excursiones en las que se visitan tres o cuatro pueblos, el precio suele incluir la barca y la espera del barquero, si no tenéis pensado visitar muchos lugares y no tenéis mucho tiempo no es mala opción aunque te limitas a conocer los pueblos que ofrecen y muchas veces no son los mejores. 

Embarcadero Lago Atilán

Barcas en el Lago Atilán

Para coger las barcas hay que dirigirse al embarcadero y preguntar ya que algunos barqueros te inflan el precio y tienes que regatear, es recomendable comenzar las visitas muy temprano ya que sobre las 12 del mediodía se levanta el "Xocomil", un fuerte viento que agita las aguas del lago y que puede hacer del trayecto en barca un auténtico infierno, sobre todo para los que se marean. Estos fueron los precios y duración de los trayectos que hicimos en barca:

  • Panajachel - San Marcos: La duración del trayecto en barca fue de 25 minutos y el precio de 25 GTQ.
  • San Marcos - San Juan: La duración del trayecto en barca fue de 15 minutos y el precio de 30 GTQ.
  • San Pedro - Panajachel: La duración del trayecto en barca fue de 50 minutos (por el Xocomil) y el precio de 25 GTQ.
  • Panajachel - Santiago - Panajachel: La duración del trayecto entre Panajachel y Santiago es de 20 minutos y el precio de 25 GTQ por trayecto, ida y vuelta, 50 GTQ.

Mapa Lago Atilán

Para viajar entre San Juan La Laguna y San Pedro La Laguna contratamos un tuk tuk que nos llevó en 20 minutos y nos cobró 60 GTQ e incluía un tour por San Juan para conocer los lugares más importantes del pueblo. Y finalmente para visitar Santa Catarina y San Antonio Palopó utilizamos las pick up's, una especie de camionetas abiertas por detrás que cogen a gente en cualquier lugar hasta que poco menos van colgados como monos, son bastante incómodas pero muy económicas, el trayecto de unos 9 kilómetros nos costó 8 GTQ y tardamos alrededor de media hora en llegar.

Pick ups en Guatemala

Pick ups en Guatemala

¿Cómo llegar al Lago Atilán?

La mejor forma para llegar o salir del Lago Atilán es con un shuttle colectivo que hay que contratar en cualquier agencia, nosotros vinimos desde Antigua hasta Panajachel con parada en el Mercado de Chichicastenango por 150 GTQ por cabeza, lo contratamos en el Centro Lingüístico La Unión, situado en 1a Avenida Sur número 21 de Antigua. Nuestro siguiente destino después del Lago Atilán era Lanquin por lo que también contratamos el trayecto en shuttle colectivo en la agencia Destinos Turísticos Atilán, situada en la Calle 14 de Febrero, el precio fue de 200 GTQ, lo bueno de estos servicios es que te recogen y te dejan en tu hotel.

Existen otras opciones para llegar hasta Panajachel, una es el traslado privado que suele ser bastante caro o las "parrilleras", no os aconsejo esta opción ya que aunque el trayecto es muy económico, la seguridad no es muy buena por la cantidad de curvas que hay en el camino, los conductores van un poco "rápido", por decirlo de alguna manera y suele haber asaltos en los buses.

Navegando por el Lago Atilán

Estuvimos allí unos tres días y aunque no paramos, se nos quedaron pendientes algunos pueblos aunque siempre hay que dejar algo para volver, jejejeje. Y vosotros, ¿Habíais oído hablar del Lago Atilán?, ¿Qué pueblo os ha gustado más?

Déjanos tus Comentarios

Close
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
Compartir