Monsaraz: Qué ver en el pueblo medieval más bonito de Alentejo

Monsaraz: Qué ver en el pueblo medieval más bonito de Alentejo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio de 5,00)

Cargando…

Durante nuestra visita a la región del Lago de Alqueva conocimos el pequeño pueblo medieval de Monsaraz, posiblemente uno de los más bonitos del Alentejo portugués. Está situado estratégicamente sobre una colina, en la zona conocida como "la Raya" (A Raia), la frontera imaginaria entre España y Portugal. 

Sus calles empedradas están rodeadas de una muralla medieval y son perfectas para disfrutar de la magia de este lugar, en ellas encontrarás iglesias, casas de un blanco inmaculado adornadas con flores, antiguos palacetes, tiendas de artesanía, numerosos miradores desde donde disfrutar del atardecer o ver las increíbles vistas al Valle del Río Guadiana y los campos cercanos y hasta un imponente castillo del siglo XIII.

Vistas del Lago de Alqueva desde Monsaraz

Historia de Monsaraz

La historia de Monsaraz está marcada por su posición estratégica, es por esto que a lo largo de la historia ha sido uno de los lugares más disputados por los diferentes pueblos que han habitado la zona desde la Prehistoria: romanos, judíos, visigodos y musulmanes, que ocuparon la localidad en el siglo VIII, cambiaron su nombre por Sarish y la anexionaron al reino Taifa de Badajoz, uno de los más importantes y más grandes del imperio árabe - musulmán.

Callejeando por Monsaraz

En el año 1167, Monsaraz fue reconquistada por Gerardo sem Pavor, un noble portugués que ayudó a Alfonso I de Portugal ocupando algunas ciudades como Évora, Cáceres o Trujillo, lamentablemente tras la derrota del monarca años después en Badajoz, el pueblo cayó de nuevo en manos musulmanas. Fue Sancho II quien en 1232 reconquista definitivamente la localidad donándola después a la Orden del Temple.

Por su cercanía a la frontera española, durante las Guerras de Restauración la Corona portuguesa mandó construir un recinto amurallado que fue diseñado por los ingenieros franceses Nicolau de Langres y Jean Gillot con la finalidad de formar parte de la nueva línea defensiva creada en la zona junto con las ciudades de Elvas, Juromenha, Olivença y Mourão. 

En la actualidad esta villa portuguesa es un auténtico museo al aire libre donde puedes ver parte de su pasado, atrás quedaron las numerosas batallas que se libraron en los alrededores y sus calles y edificios hoy en día albergan tiendas, restaurantes y numerosos alojamientos.

Callejeando por Monsaraz

Qué ver en Monsaraz

Monsaraz cuenta con dos arterias principales: la Rua Direita y la Rua de Santiago que se conectan entre sí por pequeños callejones adoquinados y a los que se accede a través de cuatro puertas: Porta da Vila, custodiada por dos torres semicilíndricas y un campanario, Porta da Évora, situada en el norte de la muralla, Porta d’Alcoba y Porta Buraco. El mejor momento para disfrutar de esta pequeña localidad es al atardecer, cuando los rayos de sol tiñen sus edificios de un color rojizo, es un momento mágico.

Atardecer en Monsaraz

No se puede acceder al interior del pueblo con coche, hay un pequeño aparcamiento al lado de uno de los baluartes de la muralla, en el exterior de la misma.

Desde el parking empezamos nuestro recorrido y lo primero que pudimos ver fue la Capilla de San Juan Bautista (Capela de São João Baptista), un antiguo templo musulmán, se reconoce fácilmente ya que su cúpula tiene forma de huevo, a lo lejos también se divisa la Capilla de San Benito (Capela de São Bento), situada en uno de los barrios residenciales de Monsaraz, construida a finales del siglo XVI en estilo barroco aunque hoy en día está un poco deteriorada por el terremoto que asoló Lisboa en 1755.

Capilla de San Benito en Monsaraz

Porta da Vila

Entramos a la villa medieval por la monumental Porta da Vila, el acceso principal de la antigua muralla. La puerta está flanqueada por dos torres semicilíndricas y coronada por un campanario blanco que fue construido entre los siglos XVII y XVIII, en el interior del mismo hay una campana que tiene una inscripción con el año 1692.

Porta da Vila en Monsaraz

Sobre el arco principal se puede ver una placa que conmemora la consagración del reino de Joao IV y a Nuestra Señora de Conceiçao y en la parte interior derecha de la puerta está uno de los detalles más curiosos de esta construcción, dos hendiduras en la piedra que los comerciantes de la Edad Media podían utilizar para verificar la longitud de las telas, hilos o textiles que compraban, la más larga se conoce como "vara" y mide 1,10 metros y la más corta como "cóvado" y mide 66 centímetros.

Porta da Vila en Monsaraz

Casa del Juez de Afuera

Subimos por la Travessa dos Celeiros para llegar a la Rua Direita, una de las calles principales de la villa y nos topamos de frente con la Casa del Juez de Afuera, una de las más curiosas de Monsaraz, en parte porque tiene una mezcla de elementos arquitectónicos: manuelinos, renacentistas y góticos, destaca su balcón, situado en una de las esquinas y que tiene una forma bastante extraña. Este edificio recibe este nombre ya que durante mucho tiempo fue la vivienda de los gobernadores de la villa y de los jueces de afuera, fue ampliado y remodealado en los siglos XVI y XVII y hoy en día es propiedad de la Universidad de Évora.

Casa del Juez de Afuera en Monsaraz

Antigua cisterna

Continuamos nuestra ruta girando por la Travessa da Cisterna, un callejón que desemboca en otra de las puertas de acceso al pueblo y que era parte de de la muralla, la Porta Buraco, con doble arcada. A medio camino se encuentra la cisterna de Monsaraz, construida a finales de la Edad Media, se cree que estaba situada sobre una antigua mezquita datada en el siglo XI y servía como depósito principal de agua para abastecer a la población que vivía en el interior de la fortaleza, se puede acceder por unas estrechas escaleras a la terraza que hay situada sobre el aljibe ya que desde allí hay unas vistas espectaculares a las murallas, la Iglesia de Matriz y el Lago de Alqueva.

Porta Buraco y Antigua cisterna de Monsaraz Antigua cisterna de Monsaraz

Iglesia de Nuestra Señora de la Laguna o Matriz

Seguimos caminando por la Rua Direita donde se pueden ver numerosos edificios y admirar los múltiples detalles de su construcción como las imponentes chimeneas, típicas de esta parte de Portugal, los bonitos picaportes, algunos tienen diseños bastante curiosos o los escudos de armas que todavía adornan los antiguos palacetes.

Callejeando por Monsaraz Callejeando por Monsaraz

A medio camino antes de llegar al castillo encontramos la Plaza Largo doctor Nuno Álvares Pereira donde están algunos de los edificios más importantes de Monsaraz, uno de ellos es la Iglesia de Nuestra Señora de la Laguna o Matriz, un templo del siglo XVI que fue construido sobre una antigua iglesia gótica del siglo XIII debido a que la original no contaba con sitio para enterrar a la población tras la gran epidemia de peste negra que asoló la villa.

La actual construcción, de estilo renacentista, fue obra del maestro Pero Gomes, en el interior destaca la tumba del primer alcalde templario Gomes Martins Silvestre, decorada con mármol de Estremoz y varias esculturas que representan un cortejo fúnebre.

Iglesia de Nuestra Señora de la Laguna - Monsaraz

Plaza Largo doctor Nuno Álvares Pereira

En el centro de la plaza encontramos el Pelourinho o Picota, construido con mármol blanco de Estremoz en el siglo XVIII y que servía para impartir justicia a la población de Monsaraz, justo enfrente se puede ver el Antiguo hospital del Espíritu Santo y la Casa de Misericordia, una institución fundada en 1520 por el benefactor de la villa Don Jaime de Bragança y que se dedicaba a la asistencia sanitaria durante la Edad Media.

Pelourinho o Picota de Monsaraz

Otro de los edificios importantes que podemos ver en este lugar es la Antigua Casa Consistorial, construida durante los reinados de Dinis I y Alfonso IV, en el siglo XIV y que a lo largo de la historia también ha servido como prisión municipal y sala de tribunal, hoy en día alberga el Museo del Fresco, llamado así por el mural descubierto en 1958 durante unos trabajos de restauración, el fresco estuvo cubierto por una pared de ladrillo durante muchos siglos y en él está representada la justicia mediante el juez bueno que sostiene una vara de justicia recta y el malo que tiene doble cara y la vara de justicia partida, la pintura data de finales del siglo XV. El precio de entrada es de 1 € junto con la Casa de la Inquisición y el horario para visitarlo es de martes a domingo, desde el 1 de abril al 30 de septiembre de 9:30 a 12:30 horas y de 14:00 a 18:00 horas y desde el 1 de octubre al 31 de marzo de 9:30 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:30 horas.

En la parte derecha de la Iglesia de Nuestra Señora de la Laguna encontramos la Nueva Casa Consistorial de la Audiencia, el último ayuntamiento de la villa, construido a finales del siglo XVII y que conserva el escudo de armas de Monsaraz en la fachada que da a la Rua do Castelo, hoy en día y debido al terremoto de Lisboa de 1755 tan solo se conserva la Sala de Sesiones y la parte frontal del edificio, decorado con arcos de herradura y mármol blanco.

Plaza Largo doctor Nuno Álvares Pereira

Castillo de Monsaraz

Continuamos nuestra ruta rumbo al imponente Castillo de Monsaraz, una fortificación construida durante los reinados de Alfonso III y Dinis I, a finales del siglo XIII, y como parte de la línea defensiva de la zona de "la Raya", en la frontera con España.

Castillo de Monsaraz Castillo de Monsaraz

El castillo esta dominado por la Torre del Homenaje (Torre de Menagem), levantada en el siglo XIV y que ha servido como prisión, sala noble de la alcaldía y como almacén del palacio, a sus pies podemos ver la plaza de armas, flanqueada por la alcazaba y varias almenas y torres, una de las más pintorescas es la Torre das Feiticeiras (de las Hechiceras) desde donde hay unas vistas espectaculares del Valle del Guadiana, el Lago de Alqueva y las dehesas extremeñas, plagadas de encinas y alcornoques.

Torre del Homenaje en Castillo Monsaraz Vistas de Monsaraz desde el castillo

En el año 1830, el castillo se encontraba en estado semi ruinoso debido al abandono del edificio por lo que los habitantes de Monsaraz, con materiales de las antiguas construcciones de la fortaleza y la muralla, decidieron construir una plaza de toros en el interior del castillo, en lo que era la antigua plaza de armas, hoy en día todavía se celebran corridas de toros, verbenas y todo tipo de actos festivos. La entrada al complejo del castillo es gratuita.

Plaza de Armas de Castillo Monsaraz

Casa de la Inquisición

Fuimos caminando hasta la confluencia de la Rua Santiago con la Travessa do Quebra-Costas donde está la Casa da Santa Inquisição (Casa de la Santa Inquisición), el nombre nos puede confundir pero según los archivos, este edificio nunca funcionó como tribunal del Santo Oficio ya que éste, estaba situado en la cercana ciudad de Évora.

La casa, de color blanco, tiene dos plantas y está decorada con un azulejo donde figuran algunos elementos iconográficos de esta temida institución medieval, la función del edificio era servir como prisión temporal para los acusados por la Inquisición antes de llevarlos a Évora y como vivienda para los Inquisidores del Santo Oficio.

Casa da Santa Inquisição en Monsaraz Casa da Santa Inquisição en Monsaraz

En la Actualidad la casa alberga el Centro Interactivo de la Historia Judía en Monsaraz, una exposición sobre la historia y presencia judía en la villa que creció durante los siglos XIV y XV, la entrada cuesta 1 € y el horario para visitarla es de martes a domingo, desde el 1 de abril al 30 de septiembre de 9:30 a 12:30 horas y de 14:00 a 18:00 horas y desde el 1 de octubre al 31 de marzo de 9:30 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:30 horas.

Si continuamos por la Travessa do Quebra-Costas podremos ver parte de la antigua judería de la ciudad, algunas casas todavía conservan la hendidura donde se colocaba la Mezuzá, un pergamino con algunos versículos de la Torá que normalmente se encuentra en una caja en la jamba derecha de la puerta, en las viviendas judías.

Antigua judería de Monsaraz Antigua judería de Monsaraz

Observatorio Lago de Alqueva

Nuestra última visita la hicimos al Observatorio Lago de Alqueva (OLA), un centro astronómico desde donde se puede descubrir el Universo y aprender sobre astronomía ya que está situado en la Reserva Dark Sky Alqueva, la primera en obtener la certificación Starlight Tourism Destination, concedida por la UNESCO y la Organización Mundial del Turismo a la zona de Alqueva por las excepcionales características de su cielo nocturno, libre de contaminación lumínica.

Observatorio Lago de Alqueva (OLA)

Allí, todos los días a las 21:30 tiene lugar una clase sobre astronomía para "novatos" y más tarde, con unos telescopios gigantes y acompañados de astrónomos y profesores voluntarios se puede conocer dónde se encuentran los diferentes planetas, la estrella polar, las constelaciones, los agujeros negros y las galaxias, las charlas son en inglés y portugués, la experiencia nos encantó y hasta pudimos ver por primera vez a Saturno, fue alucinante!

Observatorio Lago de Alqueva (OLA) Observatorio Lago de Alqueva (OLA)

Falos de Monsaraz

Aunque nosotros en esta ocasión no tuvimos tiempo de visitar los diferentes dólmenes, menhires y cromlechs que rodean la villa, estas construcciones neolíticas, que datan entre 4400 y 2000 a.C, son uno de los mejores conjuntos megalíticos de la Península Ibérica.

Hay varios complejos como el Menhir do Outeiro, una gran piedra de 5,60 metros de altura y 8 toneladas de peso que está situado en la Carretera que une Monsaraz con Reguengos, el Menhir da Bulhoa, muy cerca del anterior y que tiene varios símbolos grabados en las dos caras de la roca, el Cromlech do Xarez, un complejo con cerca de 50 menhires, el Menhir da Rocha dos Namorados, de dos metros de altura y que con el paso del tiempo se ha convertido en un centro de peregrinaje para cristianos o el Anta ou Dolmen do Olival da Pega, un antiguo cementerio donde se han encontrado numerosas placas y objetos de cerámica.

Está claro que siempre hay que dejar algo pendiente para visitar y poder volver a la zona, en otro viaje que hicimos pudimos conocer parte de estos monumentos cerca de Évora, el Cromlech dos Almendres que nos encantó por lo que ya estamos deseando conocer el resto.

Cromlech dos Almendres cerca de Évora

Dónde comer en Monsaraz

En Monsaraz hay numerosos restaurantes, nosotros tuvimos la oportunidad de conocer la Taberna os Templarios, situada en el número 22 de la Rua Direita. Aparte de que es un lugar con mucho encanto, desde su terraza hay unas vistas impresionantes de los alrededores de la villa, cuenta con numerosos platos de la gastronomía alentejana, nosotros pudimos degustar: pulpo a la brasa, bife os templarios y bacalao, estaba todo de muerte!

Taberna os Templarios - Monsaraz Taberna os Templarios - Monsaraz

Nuestra visita a esta pequeña villa medieval llegó a su fin al filo de la media noche, como la Cenicienta, casi podría asegurar que es uno de los pueblos más bonitos de esta parte de Portugal y que lo mejor es perderse por sus calles para conocer cada rincón de este precioso lugar, estoy segura que volveré algún día. Y vosotros, ¿Conocéis esta parte de la Región de Alqueva?, ¿Recomendáis algún sitio cerca de Monsaraz?

Déjanos tus Comentarios

Close
7 Compartir
Compartir
Twittear
Pin7
Compartir