Península de Snæfellsnes en Islandia: Qué ver y hacer

Península de Snæfellsnes en Islandia: Qué ver y hacer

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio de 5,00)

Cargando…

Un viaje a Islandia no está completo sin la visita a la Península de Snæfellsnes donde se pueden ver alguno de los acantilados más espectaculares de la isla, campos de lava, solitarios faros, playas de arena negra y el famoso Glacial Snæfellsjökull que supuestamente inspiró la novela de Julio Verne "Viaje al centro de la Tierra".

Acantilados en Parque Nacional Snæfellsnes

Tras recorrer el Norte de Islandia, con una buena nevada, llegamos al pueblo pesquero de Grundarfjörður para empezar nuestra aventura por la península, esta pequeña localidad cuenta con un supermercado, oficina de turismo y varios alojamientos pero sin lugar a duda su sitio más conocido es Kirkjufell (Montaña Iglesia), una enorme montaña de origen volcánico de 463 metros de altura que además es uno de los lugares más fotografiados del país, para subir hasta su cima se necesita sí o sí un guía ya que aunque parezca sencillo sus paredes son totalmente verticales y si llueve o no conoces el camino puede ser bastante peligroso.

Montaña Kirkjufell

Grundarfjörður

Una vez que oscureció en el pueblo, intentamos ir a la caza de Auroras pero no tuvimos mucha suerte, estaba nublado y no se veía un pimiento así que después de meternos por algunos barrizales con el coche sin obtener ningún resultado favorable decidimos dar una vuelta por el pueblo para ver la iglesia, una especie de asentamiento vikingo, comprar algo en el supermercado e irnos a dormir para estar frescos por la mañana.

Iglesia Grundarfjörður

Tras desayunar nos dirigimos a la Cascada Kirkjufellsfoss, situada a espaldas de la Montaña Kirkjufell, habíamos leído que era preciosa pero nos llevamos un chasco ya que estaba congelada y llegar hasta ella era imposible porque había que atravesar por un gran campo de hielo que no sabíamos si era un lago, césped nevado o cualquier otra cosa así que no nos la jugamos, no teníamos ganas de acabar en el agua congelada haciendo compañía a los pescados, jejejeje.

Cascada Kirkjufellsfoss

Continuamos nuestra ruta rumbo a Ólafsvik, la ciudad comercial más antigua de Islandia situada en pleno Fiordo de Breiðafjörður.

Parecía una ciudad fantasma ya que no había un alma por la calle, no me extraña, la carretera parecía una pista de patinaje sobre hielo. Nos dirigimos hacia la Iglesia Ólafsvíkurkirkja, un templo diseñado por el arquitecto Håkon Hertevig en 1967, de estilo moderno y que representa la figura de un pez, estaba cerrado ya que solo abre de junio a agosto así que bajamos al puerto para ver las vistas del fiordo y "disfrutar" de un magnífico olor a pescado, jejejeje.

Iglesia Ólafsvíkurkirkja

Puerto Ólafsvik

Desde Ólafsvik salen barcos para avistar ballenas con la empresa Läki Tours, en esta zona del país se pueden ver Orcas, ballenas Piloto y ballenas Minke desde principios de mayo a finales de septiembre.

Para conocer más sobre el pasado comercial de la ciudad se puede visitar el Museo de Gamla Pakhúsið situado en la casa más antigua del pueblo que data de 1844 aunque solo abre de junio a agosto de 12 a 17 horas.

A unos 10 kilómetros de Ólafsvik se encuentra la Iglesia de Ingjaldshóll que cuenta con unas vistas impresionantes al Fiordo Breiðafjörður y al Glacial Snæfellsjökull, data del año 1903 y es el templo más antiguo del país.

Iglesia de Ingjaldshóll

La iglesia también es el escenario de la Saga islandesa Viglundar que cuenta que en la zona vivía un granjero llamado Inngjaldur, una noche encontró a la troll Hetta robando sus ovejas y ésta para contentarle le indicó un lugar rico en pesca, el granjero se fue allí sin perder un momento pero en lugar de peces encontró una gran tormenta que estuvo a punto de acabar con su vida, Inngjaldur invocó al espíritu de Bárður Snæfellsás para que le salvara y acabara con Hetta.

Se cree también que en el año 1477 Cristóbal Colón visitó el templo y las localidades cercanas para aprender y preguntar sobre los viajes vikingos a Vinlandia (Isla de Terranova), un cuadro de Áki Gränz situado en el interior del mismo refleja este encuentro entre el navegante y un clérigo de la época.

Cuadro Cristóbal Colón en Iglesia de Ingjaldshóll

Continuamos con nuestra ruta en Sjómannagarður, un pequeño museo marítimo situado en la aldea de Hellissandur y que alberga el barco pesquero más antiguo de Islandia, conocido como Bliki. El museo solo abre de junio a septiembre pero en el exterior se puede ver una réplica de una casa típica de pescadores con el tejado cubierto de hierba y un espectacular campo de lava.

Museo SjómannagarðurMuseo Sjómannagarður

Hellissandur es la entrada al Parque Nacional de Snæfellsjökull que se extiende a lo largo de 170 kilómetros cuadrados en los que podemos encontrar cuevas de lava, volcanes, espectaculares acantilados, playas de arena negra, animales autóctonos islandeses y el famoso Glacial Snæfellsjökull, fuente de inspiración de Julio Verne en su novela "Viaje al centro de la Tierra".

Entrada Parque Nacional de Snæfellsjökull

Nos dirigimos en primer lugar dentro del parque a la Playa Skarðsvík, rodeada de acantilados de lava y donde en 1962 se encontró una tumba vikinga de un hombre joven de entre 18 y 25 años y que contenía su esqueleto intacto, una punta de lanza, una espada y un cuchillo partido, los huesos y objetos del interior se pueden ver hoy en día en el Museo Nacional de Islandia situado en Reikiavik.

Playa SkarðsvíkPlaya SkarðsvíkTumba vikinga en Playa Skarðsvík

Menos mal que teníamos un todo terreno porque los "caminos" del parque, por llamarlos de alguna manera,  eran nefastos, sin asfaltar, de un sentido, con enormes socavones y llenos de grava, en algún momento hasta pensamos en darnos la vuelta pero era imposible ya que no teníamos casi espacio vital, jejejeje.

Campo de lava de VatnsborgCampo de lava de Vatnsborg

Llegamos al pintoresco Faro de Öndverðarnes, situado en el punto más occidental de la Península de Snæfellsnes y que goza de unas vistas impresionantes al mar, a los Acantilados de Svörtuloft y a un antiguo campo de lava, continuamos conduciendo por la pista hasta llegar a otro faro naranja conocido con el nombre de Skalasnagi, construido en el año 1931 sobre un antiguo faro de hierro que iluminaba a los barcos con lámparas de gas.

Faro de ÖndverðarnesAcantilados de SvörtuloftFaro de Skalasnagi

Cruzamos el campo de lava de Vatnsborg por caminos de grava hasta llegar al Cráter del Volcán Saxhöll que se formó hace unos 3000 - 4000 años, hay una escalera que sube hasta la cima que se encuentra a 109 metros de altura y desde donde se puede ver la costa, el cráter, el glacial y los campos de lava que lo rodean. 

Subida al Cráter del Volcán SaxhöllCráter del Volcán SaxhöllCráter del Volcán Saxhöll

Nuestra siguiente parada la hicimos en las Playas Djúpalón y Dritvík que parecían una pista de patinaje sobre hielo, hay varios miradores y dos senderos que bajan hasta la playas, el primero pasa por los restos del barco pesquero inglés Epine que naufragó en Dritvík la noche del 13 de marzo de 1948 debido a un fuerte temporal de mar, justo al lado podemos ver 4 enormes piedras que utilizaban las tripulaciones de los barcos pesqueros para medir la fuerza de los aspirantes, tienen nombre propio: Fullsterkur (154 kg), Hálfsterkur (100 kg), Hálfdrættingur (54 kg) y Amlóði (23 kg), si no podían levantar la de 54 kg lo tenían chungo para convertirse en pescadores, jejejeje.

Playa DritvíkRestos barco pesquero Epine en Playa DritvíkPiedras medir fuerza en Playa Dritvík

El segundo sendero conduce hasta la gran roca Gatklettur que alberga una rica fauna islandesa y a la Playa de Djúpalón donde se puede caminar entre curiosas formaciones rocosas, según las leyendas islandesas en este lugar se encuentra una iglesia élfica y una Kerling o mujer troll.

Roca GatkletturRoca Gatklettur

Una de las cosas que queríamos hacer en Islandia era visitar una cueva, como no pudimos con la de hielo decidimos visitar Vatnshellir, un gran tubo de lava creado hace más de 8000 años a 32 metros bajo tierra, no era lo mismo pero algo es algo.

Las visitas a esta cueva de lava son guiadas y duran aproximadamente 45 minutos, el precio para el recorrido es de 3250 ISK los adultos, 2600 ISK los jubilados y estudiantes y 1000 ISK los niños de 12 a 17 años, hay visitas cada hora de 10 a 18 horas desde el 15 de mayo al 30 de septiembre y de 11 a 15 horas desde el 1 de octubre al 14 de mayo.

Cueva de lava de VatnshellirCueva de lava de VatnshellirCueva de lava de Vatnshellir

Nuevamente no llegamos a tiempo, acababan de entrar los de la última visita del día así que nos quedamos con cara de panolis, eso sí, el chico de la entrada era muy majete y nos dijo que podíamos bajar hasta la cueva para ver la entrada y el principio de la misma, menos es nada...

Muy cerca de Vatnshellir está la roca Lóndrangar que según las leyendas islandesas fue utilizada por los elfos como iglesia, de ahí continuamos hasta el pueblo de Arnastapi, nuestra última parada del día.

Roca Lóndrangar

Arnastapi es una pequeña localidad pesquera situada a los pies de la Montaña Stapafell de 526 metros de altura, en la antigüedad era un importante puerto comercial y pesquero perteneciente a la corona danesa y hoy en día es un popular centro vacacional desde el que se puede contratar las excursiones para visitar el Glacial Snæfellsjökull.

ArnastapiArnastapi

Lo más interesante de este lugar es acercarse hasta la costa para ver las violentas aguas árticas chocar contra los acantilados de lava, hay dos monumentos en Arnastapi que vale la pena conocer, el primero está dedicado a Julio Verne y es un poste que marca las distancias a las ciudades más importantes del mundo desde el "centro de la tierra" y el segundo es un enorme troll de piedra que representa a Bárður, el espíritu guardián de la zona.

Troll Bárður en Arnastapi

Nuestra visita a la Península de Snæfellsnes había llegado a su fin pero la naturaleza decidió regalarnos como broche final un espectacular atardecer que nos dejó con un buen sabor de boca, nos encantó esta zona.

Atardecer en la Península de SnæfellsnesAtardecer en la Península Snæfellsnes

¿Te gustaría visitar esta zona de Islandia? ¿Has estado en la Península de Snæfellsnes alguna vez? Si tienes alguna recomendación te animamos a que nos la cuentes para nuestra próxima visita!

Déjanos tus Comentarios

Close
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
+1
Compartir